IMPORTANTE 'FALLO MUSOLINO'

La ANSeS no paga los juicios que pierde y miente con la actualización

¿Es políticamente incorrecto explicar lo irregular que andan los pagos de deuda del Estado a jubilados y pensionados, a días de las elecciones PASO? Urgente24 considera que no porque es ridículo intentar ocultar el sol con una mano, porque los fallos judiciales siguen su curso y porque la morosidad del sistema (las trampas de la ANSeS) para con sus beneficiarios trasciende a los partidos políticos y los gobiernos, convirtiéndose en una verdadera cuestión de Estado.

Nuestra Constitución Nacional en su artículo 14 bis establece los derechos de la seguridad social y de una jubilación justa y móvil. Esto es así porque el derecho a una jubilación surge de la historia laboral de las personas, por cuanto éstas transitan la mayor parte de su vida en un trabajo del cual perciben un ingreso, del que destinan un aporte para tener un beneficio en la etapa pasiva. Es por ello que el derecho a la Seguridad Social está ligado de manera directa y positiva con el derecho al Trabajo y con una remuneración justa, que también está consagrado en la Constitución Nacional.

Es decir, la jubilación es un derecho que nace a partir de una vida laboriosa, y resulta imposible desvincular la etapa activa de la etapa pasiva. Es por ello que el principio rector en las jubilaciones no puede ser otro que el de sustitutividad, o sea la relación razonable entre el salario durante la etapa activa con la jubilación de la etapa pasiva.

Ahora bien, en un país históricamente acosado por salvajes prosesos inflacionarios y devaluatorios (en los escasos 200 años de historia nuestra moneda se ha devaluados 13 ceros) resulta fundamental la consistencia de los índices de actualización aplicados tanto para determinar la jubilación como para mantener el valor adquisitivo de la misma (movilidad), a fin de no alterar el principio de sustitutividad.

La relación trabajo/jubilación es el principio rector, y los índices deben traer al presente los valores del pasado. Veamos un ejemplo de lo que está pasando hoy en día. A un gerente general de una multinacional que trabajó en los años '80, si se le ajusta el salario nominal de ese momento a la actualidad para el cálculo de su jubilación con los índices que aplica la ANSeS, nos encontramos que hoy no llega a los $20.000, mientras quien ocupa su cargo en la actualidad tiene un ingreso de $500.000 mensuales. Ténganse en cuenta que ese individuo realizó los aportes para poner mantener una jubilación cercana a su nivel de ingreso.

Ese es el nivel de grosera distorsión que genera el índice que aplica la ANSeS, y es por ello que cientos de miles de jubilados realizaron y siguen realizando reclamos judiciales.

Los juicios por la desactualización de la jubilación se prolongan por 10 años o más, sin importar que muchos de los demandantes no podrán tener justicia debido a su edad. La razón principal es que la ANSeS no cumple con las sentencias judiciales de 1ra. y 2da. instancia que dan la razón a los jubilados, y las apela ante la Corte Suprema de Justicia.

¿Por qué los juicios duran un promedio superior a los 10 años? ¿Por qué el Estado prefiere no pagar jubilaciones con un nivel de sustitutividad y actualización razonable y se inclina por la litigiosidad?

La respuesta es sencilla: le resulta mucho más barato. Veámos porqué.

En primer lugar, porque la ANSeS sabe que la Justicia previsional está desbordada por la cantidad de juicios y sin recursos para atender semejante volumen.

En segundo lugar, porque la estrategia de la ANSeS es apelar las demandas de los jubilados en todas las instancias, y llegar a la Corte Suprema de Justicia, sin importar que los fallos de los tribunales interiores hayan rechazado una y otra vez su argumentación.

La novedad de la ANSeS en manos del actual gobierno es que apela tanto en el juicio ordinario (tiene derecho de hacerlo), como en el juicio ejecutivo (que no tiene derecho), en el cual el jubilado, que ya ganó la demanda, pretende legítimamente cobrar la jubilación. Es decir, ni siquiera habiendo perdido el juicio la ANSeS paga, lo que obliga a iniciar un nuevo juicio para cobrar lo ya ganado en el juicio anterior.

Se calcula que más del 20% de los jubilados que hacen juicio fallecen sin ver los resultados del juicio ganado, es decir, sin recibir el pago que les corresponde del ANSeS.

Adicionalmente, la ANSeS sabe que

> sólo el 20% de los jubilados que tienen derecho a un reajuste inician un juicio, y

> muchos de los que lo inician fallecen antes de cobrarlos y no quedan derechohabientes que lo continúen;

> los herederos legales, que tendrían derecho al retroactivo, en muchos casos lo desconocen, y

> quienes lo conocen deben iniciar un juicio sucesorio para cobrarlo.

La ANSeS se aprovecha del desconocimiento de la gente de sus derechos.

Por último, la otra razón de porqué la ANSeS apela y dilata los juicios tiene que ver con el índice de actualización de las retroactividades. Esto es muy grave. Veamos.

Los juicios laborales aplican una tasa de interés en el último año equivalente al 36% (recordar que la relación Trabajo/Jubilación es el principio rector). Sin embargo, para el mismo periodo la tasa de ajuste de las jubilaciones no pagadas fue de 14,8% es decir menos de la mitad, ya que se aplica la tasa pasiva de Banco Central (BCRA).

Uno de los fundamentos de la Acordada 2.601 de la Cámara Nacional del Trabajo para establecer una tasa del 36% de ajuste para los juicios laborales fue que mientras les saliera barato a las empresas empleadoras, éstas apelarían para dilatarlos y, con ello, habría un perjuicio creciente para el trabajador y, a la vez, mayor litigiosidad.

Si medimos en dólares la licuación de las jubilaciones por la aplicación de la tasa de ajuste vigente, vemos que en los últimos 15 años el dólar pasó de $2,85 a $17,50, es decir, un ajuste del 513%, mientras que en igual periodo la tasa aplicada para las jubilaciones fue del 261%, es decir, la mitad. En el período, las jubilaciones perdieron la mitad de su valor.

Pareciera que la justicia está comprendiendo la estrategia de la ANSeS del gobierno de Cambiemos de dilatar los juicios para, de esta manera, no pagar y licuar el valor de las jubilaciones.

En efecto, en un fallo reciente la Sala 2 de la Cámara de la Seguridad Social, en los autos “Musolino Jose c/Anses s/Reajustes Varios”, acaba de determinar que debe aplicarse la tasa activa del Banco de la Nación Argentina. Este es un fallo trascendente dado que eleva la tasa y hace que sea menos barato dilatar los juicios por parte de la ANSeS. A modo de graficar el impacto, si bien no alcanza a los índices de los fueros laborales, para el último año eleva la tasa de interés a aplicar del 14,81% al 26,22%.

Queda claro que a la actual ANSeS no le importan los efectos negativos que su actividad judicial generara entre los jubilados, y el costo adicional que le provoca al sistema judicial argentino al dilatar los juicios. Téngase en cuenta que los fondos para pagar los juicios ganados por los jubilados existen, están en el Fondo de Sustentabilidad, que está integrado por los aportes que hicieron las personas en su vida activa para poder tener un retiro aceptabe. Ese dinero no es del Tesoro Nacional, ni del Sr. Emilio Basavilbaso, actual titular de la ANSeS, sino de los jubilados.

Para la actual ANSeS, primero está el gobierno, después la caja y por último los derechos de los jubilados.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario