LAS 3 ARGENTINA

32 años después seguimos esperando la Moncloa...

En días de Raúl Alfonsín se comenzó a especular con los Pactos de la Moncloa en la Argentina (ocurrieron en 1977 y fueron 2, denominados Acuerdo sobre el Programa de Saneamiento y Reforma de la Economía, y Acuerdo sobre el Programa de Actuación Jurídica y Política). La UCR le solicitó auxilio al Partido Socialista Obrero Español y hasta se realizaron algunos talleres para explicar el concepto, aunque la clave en los acuerdos de la Moncloa fueron la amplitud e inteligencia de Adolfo Suárez, y su convivencia con dirigentes dispuestos a la negociación y el diálogo -desde Felipe González a Santiago Carrillo y Miquel Roca. Deberá recordarse que Manuel Fraga (origen de José María Aznar y Mariano Rajoy) no suscribió el acuerdo político, pero sí el económico. En días del interinato de Eduardo Duhalde volvió a hablarse de la Moncloa. Y ahora parece que regresa el tema. Llamativo porque también se habla de grieta que es lo opuesto a los pactos de la Moncloa. Pero lo cierto es que quienes promocionan los acuerdos no han considerado que a Mauricio Macri no le interesa esa experiencia y, si va por un plebiscito de su gestión es porque no está pensando en lo que sí anhelan Emilio Monzó y, probablemente, desde Martín Lousteau a Sergio Massa. Jamás CFK. Acerca de esto escribió Pronóstico Bursátil.

Pero la grieta mas profunda, la que no permite trazar políticas de Estado para los próximos 30 años es la peor de la grietas. La sociedad dividida por una ideología en nuestra actual coyuntura es el menor de los problemas.

La grieta que siempre está y en la que no reparamos es la económica.

Un tercio de una Argentina que sólo puede ver mas allá de sus narices, porque no puede, no quiere o no le enseñaron. Y que manifiesta que hace 3 años atrás estaba mejor solo porque en sus bolsillos las monedas les hacían mas ruido.

Otro tercio de Argentina es la que conoce la situación, la sospecha, la padece pero aguanta. Le otorgó un crédito al proceso que intenta llevar adelante Cambiemos, que nació como una idea para frenar un proceso populista, mutó a coalición para gobernar y que aún no llega a la categoría de coalición político- partidaria que sea sustentable entre radicales, PRO puros y demás aliados.

El tercio mas difícil de doblegar: sindicalistas y empresarios acomodaticios acostumbrados a vivir del Estado, camaleones que toman la forma del gobierno de turno para hacer negocios y no reparan nada más que ganar dinero a costa de los demás.

Nadie duda que el gasto público y los déficits fiscal y de balanza comercial son la madre de todos los problemas, y el resto una consecuencia.

Es indudable que, a la hora de tomar decisiones profundas, si se favorece a un tercio, se perjudican los dos tercios restantes, y así sucesivamente. Quizá el gradualismo que se intentó llevar adelante se explica solamente por la gran división económica que tiene nuestro extenso territorio.

Pero nunca tuvieron éxito las políticas gradualistas. Quizá por eso ya se habla de un pacto estilo Moncloa para luego de las elecciones de octubre: 5 o 6 políticas de Estado pensadas para los próximos 10 mandatos presidenciales, independientemente de quien gobierne, sería el primer gran paso para cortar con 70 años de decadencia permanente.

Y, tal vez si se lograra avanzar un poco más, sincerar la realidad económica y con ella todas las variables jurídicas e impositivas. Suena a entelequia 'a priori', pero todos los partidos sin excepción conocen el estado de cosas de nuestra economía y que, si quizá con suerte, este statu-quo lograra mantenerse hasta las elecciones, terminada la contienda habrá que poner manos a la obra. Es ocioso reiterar y describir todas las bombas que se intentan desactivar, por ahora, tirando explosivo frío sobre el explosivo caliente, para ganar tiempo pero la bomba cada vez se agranda más y la onda expansiva tiende a agrandarse cada vez.

Junio es un mes clave, mucho más importante de lo que muchos suponen. El mundo no nos está ayudando, las materias primas avisan que la crisis de deuda de los países está a punto de generar una nueva crisis mundial estilo 2008. El divorcio de USA y el Eurogrupo sumado a una China dispuesta a reemplazar a USA como líder mundial tampoco es una buena noticia. Brasil, mientras Michel Temer aguanta, va realizando el ajuste y nos saca mucha ventaja.

Todo se desarrolla -lo interno y lo externo- mientras el Banco Central, de forma solitaria, hace lo que puede por mostrar al menos una baja en la inflación anual, pero generando otros problemas por delante.

En términos de mercados, los que peinamos canas conocemos el famoso latiguillo del Carro-Burro-Zanahoria, ya lanzamos el BYMA, cuyo objetivo para nosotros de mediano plazo es de $ 32, basados en la RPC que se debe contemplar, el valor de la acción residual del Merval, y su Price Eanirning, hoy de 40 años!!!

El 20 de Junio nos hacen una caricia pero, a futuro, nos van a decir que en Mayo de 2018 pasamos a Emergentes, y es lógico: los fondos tendrán 1 año para comprar muy barato lo que hoy es muy caro y tienen descontado en sus precios todas las buenas noticias posibles. Cuidado.

El mundo se va a complicar, las tasas van a subir, el costo de endeudarnos va a ser diferente.

Urge que, luego de las elecciones plantearse si unimos a las tres Argentinas o si nos ocupamos de la Argentina que puede poner en marcha la economía, el privado.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario