CORREO ARGENTINO

El ‘informe Balbín’ que cuestiona a los Macri y eyectó a su autor

El extitular de la Procuración General del Tesoro Carlos Balbín firmó el 21 de abril pasado un informe muy crítico respecto del caso del Correo Argentino sobre el Concurso Preventivo de Acreedores que involucraba al presidente Mauricio Macri, quien terminó echándolo de manera elegante ofreciéndole un puesto diplomático que éste rechazó. Allí Balbín ordenaba una revisión del acuerdo al que habían llegado la empresa con el Gobierno de Cambiemos, en sintonía con el dictamen de la fiscal Boquín que habló de un gran perjuicio al Estado. El ‘informe Balbín’ terminó eyectando de la Procuración a uno de los hombres de Elisa Carrió.

El diario Página/12 refleja este viernes (2/6) la trama de la salida de su cargo del ex Procurador del Tesoro Carlos Balbín, en torno al escándalo de la deuda del Correo Argentino. El matutino filokirchnerista aporta algunos datos más a lo que ya se conocía sobre el informe de Balbín firmado antes de su salida del cargo.

Según relató el periodista Nicolás Wiñazki en Clarín el 20/5, el domingo 23 de abril se conoció que el titular de la Procuración General del Tesoro (PGT) sería removido de su puesto. Pasaría a ocupar un cargo en la Cancillería que rechazó y eso terminó con su salida del Gobierno. Pero antes, el viernes 21 de abril, dos días antes de que se difundiera que la Casa Rosada le ofrecía a Balbín dejar la PGN para ocupar un destino diplomático, el entonces funcionario había firmado un informe muy crítico sobre la gestión Macri respecto a una serie de causas judiciales cruciales para el Presidente, en la que está involucrada una empresa de su familia: podría haber entonces un conflicto de intereses que afecta al mandatario en torno a la deuda del Correo Argentino.

Cabe recordar que en 2016, Correo Argentino S.A, la firma controlada en su momento por el padre del Presidente, Franco Macri, le inició una demanda al Gobierno de Cambiemos por lo que consideraba que fueron daños económicos que sufrió la firma tras su expropiación en el 2003. El monto que Correo Argentino S.A le quería pagar por sus deudas al Estado era de 296.205.376,49 millones, en cuotas durante 15 años, con un interés de 7 %.

El ex Procurador escribió que “no parece correcto imputar las demoras que registra la causa exclusivamente al órgano judicial. También el Correo Argentino S.A (la empresa de los Macri) generó peticiones de todo tipo, varias de las cuales fueron sorprendentemente aceptadas por el Estado”.

En sus “Conclusiones”, Balbín pidió, entre otras cosas, que se haga una “revisión” sobre la verdadera capacidad de pago de “la deudora” (es decir, la empresa Correo Argentino S.A), mencionó Wiñaski.

Irina Hauser en Página/12 agrega (2/6) que la auditoría que elaboró la Procuración advertía sobre los artilugios puestos en práctica para extender en el tiempo el expediente del concurso del Correo Argentino y evitar el pago de su deuda millonaria, una maniobra que se intentó terminar de consumar con el acuerdo sellado con el Estado el año pasado, que le condonaba casi el 99 por ciento de lo adeudado. El informe en cuestión analiza, en esencia, el comportamiento de los representantes legales del Estado en el proceso y  advierte que no hicieron nada para frenar todas las anomalías que se produjeron desde el comienzo, en el año 2003.

Hauser indica que el informe de auditoría que firmó García y algunos agregados del propio Balbín, respaldaban el núcleo de los planteos que había hecho la fiscal ante la Cámara Comercial Gabriela Boquín en el ya famoso dictamen que reveló que, después de más de 15 años de dilaciones, finalmente el Estado, a través de un representante con designación transitoria del Ministerio de Comunicaciones, llamado Juan Mocoroa, había aceptado una oferta “ruinosa” y “abusiva” del Correo para saldar su deuda. Incluidos los intereses lo que debía pagar, según estimó la fiscal, eran 4000 millones de pesos, pero se le aceptó que pagara sólo algo más del uno por ciento, y en cómodas cuotas a treinta años.

Eso fue lo que se pactó el 28 de junio del año pasado ante la Sala B de la Cámara Comercial. El escándalo, por los señalamientos de la fiscalía, fue de tal magnitud que el Estado -encarnado en el gobierno de Mauricio Macri– terminó pidiendo una nueva audiencia para replantear el acuerdo, agrega la periodista y añade que Balbín ordenó una auditoría de todo el expediente del Correo Argentino mientras Macri anunciaba que todo volvería a “foja cero”, lo que era evidente que no sucedería.

Las conclusiones de la auditoría, firmadas el 10 de abril último, anunciaban que se trataba de un primer informe acotado, y que habría un “informe final”, que no llegó a concretarse. Sus ejes fueron revelados ayer por el periodista Ari Lijalad en el portal Nuestras Voces.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario