INFORME

Baja de tasas ‘electoral’: El Gobierno intenta reactivar economía y empleo en marzo

En las últimas semanas de lo que resta del año, el Gobierno de Mauricio Macri debe tomar medidas que mejoren la situación económica si quiere que le vaya bien las legislativas de 2017. Ya en Urgente24 advertimos que la economía no está ayudando a Cambiemos, no vino la lluvia de dólares ni las inversiones y el empleo no mejora. La victoria de Trump tampoco es positiva. Una reacción se registró el martes pasado (15/11) con la reducción de tasas del Banco Central. La entidad ya prevé un relajamiento de su política antiinflacionaria mientras aparecen señales de recesión en octubre y un desplome del dólar por el blanqueo. El objetivo de la Administración Macri es que arranque la economía y que el nivel de empleo se recupere para marzo, cuando deben lanzarse las candidaturas para las legislativas 2017.

Que la economía está siendo el 'talón de Aquiles' del Gobierno nacional lo demuestra la defensa conjunta de Prat Gay, Peña y Frigerio a las críticas del exministro de Economía, Roberto Lavagna. Comparar a la Administración Macri con la dictadura no es una comparación feliz, pero el Gobierno se sintió tocado donde más le duele por un hombre que quedó relacionado con el resurgimiento económico de la Argentina después de la crisis del 2001.

En tanto, el tiempo se agota para el oficialismo y necesita que la situación mejore a más tardar en marzo de 2017, cuando se lancen las candidaturas para las legislativas de octubre. La prioridad es poder demostrar que hay una reactivación y que comienza a recuperarse el empleo al mismo tiempo que la inflación desacelera. La primera medida en ese sentido fue la baja de las tasas que dispuso el martes 15/11 el Banco Central, la cuestión es si alcanza.

La consultora FyEConsult, que dirige el Licendiado Hernán Hirsch realizó un informe acerca de la baja de tasas y advirtió que también “es esperable que se perciba un debilitamiento del compromiso antiinflacionario del Banco Central y que sus autoridades sufran una pérdida de credibilidad no menor ”.

La inyección de pesos generada con la baja de tasas de ayer ($26,057 M, o 5.7% de la base monetaria) es probable que produzca un aumento de la presión cambiaria en la plaza local y algún impacto mínimo en precios (dependiendo de la reacción de la demanda de dinero)”, añade el informe.

En el apartado sobre “Política económica y monetaria”, FyEConsult destaca que “esta segunda reducción de tasas se produce en forma conjunta a la aparición de señales claras de recesión en octubre; el desplome del dólar en la plaza local producto del blanqueo y las altas tasas de interés domésticas y la flexibilización ‘contable’ de la meta de inflación prevista para el último trimestre del año por parte del BCRA que le permite computar una inflación mensual para noviembre y diciembre de 1.65%, entre otros factores ”.

Detrás de la reducción de tasas de interés del Banco Central entendemos que existe una decisión más de fondo del Gobierno. De buscar que arranque la economía y que el nivel de empleo se recupere. De cara al inicio del proceso electoral, marzo, cuando se lancen las candidaturas, la economía ya debería estar creciendo, generando empleo (o evitando destrucción), con la inflación contenida, para que la economía produzca dividendos políticos ”, avizora el trabajo que sintetiza la idea en ir resignando inflación por crecimiento.

Y vaticina que es “muy probable que el Banco Central disponga bajas adicionales de la tasa de interés de referencia en las próximas semanas

Por último,  FyEConsult pronostica que “ a esta economía le va a costar arrancar y que la ‘ansiedad’ política hoy no se traduce en ‘apuro’ político por la relativa buena imagen que todavía conserva el Gobierno, la existencia de una oposición atomizada y por el colaboracionismo de varios dirigentes importantes de la oposición”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario