VENEZUELA

El referendo y los narcosobrinos acosan a Maduro

Este martes se sabrá en Venezuela la decisión del Consejo Nacional Electoral acerca del referendo revocatorio sobre el mandato de Nicolás Maduro por el cual la oposición juntó unas 200 mil firmas. Además la confesión de los "narcosobrinos" Francisco Flores de Freitas y Efraín Antonio Campo Flores, familiares directos de Cilia Flores, esposa de Maduro, dispara una investigación en el parlamento venezolano de mayoría opositora.

El final del suspenso está más cerca. La oposición venezolana sabrá hoy si se da paso al referendo revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.
 
Tras cuatro meses de gestiones, la coalición Mesa de la Unidad Democrática (MUD) espera que el Consejo Nacional (CNE), al que acusa de aliado del Gobierno, le anuncie si logró o no validar el mínimo requerido de 200.000 firmas para activar el referendo.
 
Segura de que cumplió el requisito, la MUD llamó a una movilización para mañana hacia el CNE, en Caracas, para pedirle que dé el banderazo de salida a la recolección de otros cuatro millones de rúbricas (20% del padrón electoral), necesarias para que el referendo sea convocado.
 
El referendo no es el único problema que enfrenta el presidente venezolano: la confesión de los "narcosobrinos" de Maduro, Francisco Flores de Freitas y Efraín Antonio Campo Flores, por el tráfico de drogas a USA será investigado por el parlamento de mayoría opositora.
 
"Lamentablemente, en el país no se ha abierto investigación alguna al respecto. Nosotros, apenas se conoció el caso de estos jóvenes, solicitamos ante el Ministerio Público la apertura de una averiguación penal por la eventualidad de los delitos que se hubieran cometido en Venezuela", expresó la diputada opositora Delsa Solórzano.
 
La parlamentaria señaló que la investigación se iniciará en la comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional en vista de las pruebas que incriminan a los venezolanos y que presentó recientemente el fiscal federal para el distrito sur de Nueva York, Preet Bharara.
 
Los documentos entregados a la Justicia confirmarían que los sobrinos de la pareja presidencial venezolana confesaron el año pasado, tras su detención, el intento de llevar 800 kilos de cocaína a Estados Unidos. En estos documentos también se mencionaría que la droga destinada a Estados Unidos fue suministrada a los venezolanos por el grupo guerrillero de las FARC, en Colombia.
 
Solórzano señaló: "Con estos nuevos hechos que se han presentado en este juicio, llevaremos el caso a la comisión de Política Interior que preside el diputado José Alí Pirela y mi persona como vicepresidenta, para que podamos recabar todas las evidencias a las que haya lugar. Inclusive, vamos a oficiar al ente respectivo en Estados Unidos para que Venezuela, conforme a lo que pueda haberse cometido en nuestro país, llegue a una conclusión y remita las actuaciones al Ministerio Público".
 
"Recordemos que portaban pasaportes diplomáticos, lo cual amerita una acuciosa investigación porque en Venezuela no cualquier ciudadano goza de esa facultad. De hecho, a quienes nos corresponde legalmente, como el caso de los legisladores de la Unidad Democrática, no nos entregan los pasaportes –", agregó la parlamentaria, según reportó La Patilla.
 
Flores de Freitas, de 31 años y Campo Flores, de 30, portaban pasaportes diplomáticos al momento de la detención y desde entonces se encuentran privados de libertad sin derecho a fianza.
 
"De ser ciertas las denuncias sobre los jóvenes, habría no solamente que iniciar los actos por la comisión eventual del delito de tráfico de drogas, sino también por hechos de corrupción", indicó Solórzano.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario