AY CAMUZZI

En la Patagonia se avecinan días muy fríos... pero calientes

La deformación de la estructura de precios relativos durante más de una década y la ausencia de una tarifa de estructura lógica, tal como sí ocurre en otros países, provocan una situación que desborda en el marco de los ajustes imprescindibles. Aquí el caso que plantea el amigo Germán Berizzo, desde San Carlos de Bariloche (Río Negro):

Ocurre que la Distribuidora de Gas, Camuzzi, una empresa de capital multinacional que fue beneficiada por la irracional e ilegal liquidación de Gas del Estado (¿Recuerdan al diputrucho?), ahora que los subsidios están desapareciendo (Lo que me parece una correctísima medida por parte del gobierno pues no se podía seguir subsidiando a la privilegiada población del área metropolitana que, lo he visto, derrochaba calorías en invierno sin parchar las pérdidas térmicas de sus viviendas), está procediendo a recuperar las ganancias no obtenidas durante la década ganada.

Vamos al punto. No he recibido aún la factura del gas de este bimestre pero, por las expresiones de quienes sí las recibieron, la cosa viene tan fea que, en muchos casos, el valor del servicio de gas supera al del alquiler de una vivienda y en el caso particular de los complejos turísticos, han llegado facturas de $400.000 y más, que dividido en 60 días da $ 6.666 y vuelto a dividir por las 30 habitaciones promedio de un complejito u hotel, da $ 222 de gas por día, para un precio por habitación de $1.000 promedio. Sáquenle IVA, Ingresos Brutos, Tasa de Inspección, Salubridad e Higiene, Tasa específica de la actividad turística, un desayuno, un almuerzo, energía eléctrica, personal, teléfono, internet y gas y, con mucha suerte, al dueño del complejo le quedarán $100, o, para decirlo mejor, US$6,89. Por día y por habitación.

No está del todo mal puesto que sumadas las 30 habitaciones durante todo el mes (En este cálculo no existe la baja temporada ni la no ocupación de habitaciones) al propietario le quedarán unos US$ 6.200 con los que deberá afrontar el equipamiento, mantenimiento, actualizaciones, pinturas, etc. Y analizado desde el porcentaje de renta frente a la inversión (Típica de unos US$ 2 millones) le habrá de quedar el 0,31% mensual, por lo que auguro que habrá en la Patagonia una enorme oferta de hoteles, hosterías y complejos y aumentará la demanda de cocheras en la capital federal.

Como pueden ver, ante este cuadro de situación y considerando los contratos previamente celebrados que los propietarios deben honrar, puede asegurarse que la principal actividad de la Patagonia va a volar en mil pedazos.

Veamos ahora casos particulares. El mío en este caso. Entre enero y marzo de 2016 he consumido 624 metros cúbicos de gas, los que ponderados por las calorías suministradas resultan ser 670.

La factura se descompone así:

Cargo fijo:.............................................$   18,74
Resolución Enargas 12407/12...............$   60,00
Gas  (670 m3 @ 0,378311)..................$ 253,46
Ingresos Brutos sobre lo anterior...........$     4,33

Lo que subtotaliza.................................$ 336,53

Pero hay un subsidio de........................ -$ 213,10
Totalizando............................................$ 123,43

Luego viene el IVA y los beneméritos "otros conceptos", totalizando $176.

¿Y adonde está lo raro? Ocurre que consultando una vieja factura de gas del año 2001, dela capital federal, sin ningún apoyo del Estado (En esa época éramos infelices y no teníamos subsidios), me encontré que el costo del gas era de $ 0,13 por metro cúbico. Pesos o dólares. Era lo mismo.

Quiere decir que si en marzo el metro de gas costaba $ 0,378 la tarifa no estaba tan, tan, tan congelada.

Hagamos ahora el siguiente cálculo: Actualicemos los $ 0,13 del 2001 en dólares a hoy. 0,13 x 14,60 = $ 1,89 por metro cúbico.

Proyectando mi consumo del anterior bimestre tendría:

Cargo fijo (Incrementado quince veces)...............$  273,60
Resolución Enargas 12407/12 ............................$    60,00
Gas (670 m3 @ $ 1,89) .....................................$ 1.263.30
IIBB....................................................................$     47,00
IVA.....................................................................$   339,94
Otros Conceptos (Esto se queda igual) ...............$     22,50

Totalizando.........................................................$ 2.006,34

Pero como en cuarto bimestre el frío aprieta y el consumo se dispara (Hemos llegado a los 1.990 metros cúbicos) es razonable esperar una factura cuyo valor final supere los $ 5.000, con lo que se hace realidad aquello de que el gas puede superar el costo de un alquiler. Algo está mal. Muy mal.

Ahora bien: La Patagonia es la productora principal del gas que se consume en el país. Las nefastas políticas del glorioso matrimonio destruyeron la vocación de descubrir nuevas reservas. Los principales beneficiarios de esa política fueron los irresponsables consumidores del área metropolitana de Buenos Aires. Nosotros, los que enfrentamos temperaturas de hasta -25°C en invierno vamos a tener que pagar la fiesta de un modo proporcionalmente  peor, porque con los tres o cuatro grados que hacen como máximo frío en el AMBA con un pullover y un poco de cuidado pueden ver reducidas sus facturas de gas, pero nosotros, que hemos diseñado y construido nuestros hogares con sistemas de radiadores o losas radiantes no tenemos ninguna otra opción que no sea seguir utilizando el gas.

En la "maldita" época de Menem, a la Patagonia se la eximía de impuestos al gas, dado su carácter de productor. Espero que, en lugar de seguir peloteando (sin pelota) con el tema de la supresión de los despidos, los ilustrados representantes analicen alguna medida nacional y popular que contemple la realidad de los 2 millones de Argentinos que poblamos la Patagonia y que nos hemos bancado bailar con las más fea durante años.

Claro, 2 millones son menos habitantes que los de un par de partidos del GBA. No creo que tengamos éxito.

Germán Berizzo
San Carlos de Bariloche