RINDEN 37,5% ANUAL

La AFIP ratifica que los compradores de Lebacs no deben pagar Ganancias

El organismo recaudador informó que "las operaciones con Letras y Notas del Banco Central no están alcanzadas por los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales, tanto para personas físicas como sucesiones indivisas".

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) dictaminó este miércoles que las Letras del Banco Central (Lebacs) son títulos públicos, por lo que que sus compradores no deben pagar impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales.

De esa manera, la AFIP ratificó el criterio original que tenía el organismo recaudador de considerar a estas demandadas letras del Central como títulos públicos.

La duda se había originado por una consulta del Consejo Profesional de Ciencias Económicas (CPCE) porteño, que había preguntado al Banco Central si los tenedores de Lebacs debían tributar impuestos nacionales o no.

Aunque en un primer momento el Central indicó que no se trataba de títulos públicos, ahora acordó con la AFIP mantener la exención.

En un comunicado la AFIP informó este miércoles que "las operaciones con Letras y Notas del Banco Central (LEBACs y NOBACs) no están alcanzadas por los impuestos a las Ganancias y sobre los Bienes Personales, tanto para personas físicas como sucesiones indivisas".

"La normativa vigente establece que, para personas físicas, tanto la tenencia como el rendimiento de los títulos públicos, están exentos del pago de Ganancias y Bienes Personales", explicó el organismo que lidera Alberto Abad.

"En tal sentido, AFIP considera a las LEBACs y NOBACs como títulos públicos. Las LEBACs y NOBACs son instrumentos de regulación monetaria emitidos por el Banco Central (BCRA)", agregó el organismo fiscal.

La Lebacs se convirtieron en un instrumento fundamental del BCRA para desestimular la compra de dólares y, en consecuencia, un recalentamiento de la inflación vía devaluación. Hasta este martes, cuando se rebajó medio punto la tasa de interés, el rendimiento de las letras licitadas por el Central trepaba hasta el 38% anual a 35 de plazo.

De acuerdo con la normativa vigente, los títulos públicos argentinos no están gravados en el caso de que estén en poder de individuos, pero sí cuando quienes los compran son empresas. "Para las empresas, los títulos están gravados en todo. O sea que cuando se habla de gravar la renta financiera las empresas tienen todo gravado: el resultado de la venta de los bonos, la renta y la exposición, si tienen que pagar ganancia mínima presunta", explica el tributarista César Litvin, citado por lanación.com. "En cambio, para las personas físicas, los títulos están exentos en Ganancias y Bienes Personales. En Ganancias tanto la renta de los títulos públicos, como el resultado favorable de la compraventa. Y en Bienes Personales la tenencia también", aclara.