Acusan a Sabbatella de encubrir a Milani

La abogada querellante de la familia del soldado Alberto Agapito Ledo, por cuya desaparición en la última dictadura militar argentina es investigado el jefe del Ejército, teniente general César Milani, criticó duramente a Martín Sabbatella. "En lugar de perseguir a Milani, orientó la persecución a una de las víctimas del genocidio”, aseguró María Elisa Reynoso.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) María Elisa Reynoso, militante histórica del Partido Comunista riojano y abogada querellante de la familia del soldado Alberto Agapito Ledo, por cuya desaparición en la última dictadura militar argentina es investigado el jefe del Ejército, teniente general César Milani, criticó duramente a Martín Sabbatella, titular de la AFSCA a quien acusó de “resignar sus principios de Memoria Verdad y Justicia”.

“Sabbatella en lugar de perseguir a Milani, orientó la persecución a una de las víctimas del genocidio”, agregó Reynoso, quien fue destituida como delegada del AFSCA por pedir que se investigue a Milani.

Este fin de semana, la Federación Juvenil Comunista (FJC) realizó su 5º Campamento Anual en la localidad bonaerense de Zárate y María Elisa Reynoso, la abogada riojana que representa gratuitamente a los familiares del soldado desaparecido en Tucumán el 17 de junio de 1976, envió una carta saludando el encuentro, donde apuntó: “Quiero que sepan que nunca dudé sobre mi opción, de continuar con las querellas en los juicios contra los crímenes de Lesa Humanidad”.

“En oportunidad de aceptar la Delegación de la AFSCA en La Rioja, lo hice a sabiendas de que duraría muy poco en el cargo, lo cual ocurrió, pues acepté la representación en el caso Ledo y al poco tiempo Sabatella resignó sus principios de Memoria Verdad y Justicia, admitió la persecución “selectiva” de genocidas y en lugar de perseguir a Milani, la orientó a una de las víctimas del genocidio”, agregó.

Ledo, un militante del Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT) fue secuestrado de la cuadra que el Batallón 141 de Construcciones tenía en la localidad tucumana de Monteros. El entonces capitán Esteban Sanguinetti en persona sacó a Ledo en tres oportunidades a “hacer una recorrida por la zona”, ya que allí operaba una célula del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP).

Dos semanas después, el 4 de julio, preocupada porque su hijo no se comunicaba con ella, Marcela Brizuela de Ledo, viajó a Monteros. El Ejército le informó oficialmente que su hijo “había desertado”. Ese informe lo firmó el subteniente Milani.

Por su parte, el líder de la FJC, Germán Chóves le dijo a Clarín que “Milani debe ser procesado y juzgado; ese es un principio que mantenemos los comunistas desde la dictadura junto a los organismos de DDHH: en los casos de crímenes de Lesa Humanidad no hay presunción de inocencia, que se investigue y sea juzgado. Si lo condenan, que vaya a cárcel común, y si lo absuelven, se verá su situación en el Ejército”.

Y agregó: “Las pruebas colectadas contra Milani en la Justicia por su participación en la represión son abundantes. La Presidenta debe desplazarlo del Ejército y dejar que actúe la Justicia”.

Recordemos que la semana pasada, la defensa del General César Milani logró ganar tiempo, y recién después de setiembre podría concretarse el pedido de indagatoria realizado por el fiscal Carlos Brito en el marco de la causa por la desaparición del soldado Ledo.

Así, Milani podría llegar hasta el final de mandato de la Presidente, al menos en lo que concierne a esta causa (ver notas relacionadas).

Según explicó Antonio Gustavo Gómez, fiscal general en la Cámara Federal de Tucumán, la indagatoria se posterga por las maniobras de los abogados del general: “Es una estrategia más de la defensa para prolongar el juicio al General Milani por la desaparición del soldado Ledo. Este viernes (9/01) se hará la audiencia entre la defensa, el fiscal Carlos Brito, y el juez federal para decidir y ofrecer todas las pruebas para determinar si el juez aparta al fiscal Brito o no. Esto trae complejidades, porque lo aparte o no, el expediente vendrá por apelación a la Cámara federal donde soy el fiscal titular, y sea lo que resuelva la Cámara Federal, podrá ir a Casación Penal de la Nación”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario