BAYERN CAMPEÓN DE LA CHAMPIONS LEAGUE

El duelo de alemanes se definió por el 'peso' de la historia

Bayern Munich le ganó 2-1 al Borussia Dortmund y se adjudicó la nueva edición de la Champions League. Borussia jugó un buen primer tiempo pero el desgaste físico le jugó en contra y por eso en el final no pudo aguantar el peso de la historia que el Bayern tiró sobre la mesa. Los goles del ganador fueron de Mandzukic y Robben, mientras que Gundogan de penal, había empatado transitoriamente el resultado. Todos los goles fueron en el complemento.

por FABIO MARIO TALARICO
 
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Era el duelo entre David y Goliat de los alemanes. Nos entregaron un emotivo partido en el que terminó festejando el poderoso porque en el final fue más que su dignísimo rival.
 
 
--------------------------
 
 
 
 
 
--------------------------
 
 
Cuanta envidia genera ver toda la puesta en escena de sociedades que distan mucho de las nuestras, por más que algún sacado nos tire encima que algunos inadaptados alemanes se hayan cruzado a los golpes antes del partido. 
 
Por un lado, se presentaba un equipo experimentado, con una historia que lo respaldaba y con jugadores ya consagrados a nivel mundial. El Bayern Munich, que, contando esta participación, ha sido protagonista en 3 de las últimas 4 definiciones de la Champions League. Asimismo, se quedó con la Bundesliga con una ventaja de 25 puntos sobre su más inmediato perseguidor, casualmente el rival de hoy.
 
Enfrente se paró un equipo mucho más joven, que no tenía nada que perder y mucho por ganar. El Borussia Dortmund, quien fuera la 'Cenicienta' del torneo. Y como no podían defraudar, nos entregaron un gran espectáculo desde el comienzo.
 
Los primeros 25' fueron absolutamente propiedad del Dortmund que, fiel a su estilo, salió a la yugular del Bayern que se mostró sorprendido y paralizado por la agresividad (en el sentido deportivo) impuesta por el equipo del Rhur. 
 
La presión del Dortmund sobre los volantes del Bayern dio frutos y el partido se jugó de la mitad de la cancha hacia el arco defendido por Neuer, de gran primer tiempo. El gran tarbajo de los doble cinco del Dortmund fue la clave del buen primer tiempo del equipo de Kloop. Gundogan y Bender contaron todo lo que pasó por su lado y le dieron buen  destino al balón cuando lo tuvieron que jugar. 
 
Dortmund tuvo chances en los pies de Jakub Blaszczykowski y Robert Lewandosky, muy claras. Todo era del Borussia hasta que de a poco el errático Bayern se fue metiendo en el partido y soltándose más de sus nervios. 
 
Con pelotas detenidas el Bayern dio sus primeros avisos y quien tuvo las más claras fue Arjen Robben. Otra vez muy desacertado en las definiciones como en la definición de la edición pasada ante el Chelsea, al que le dio vida para llegar a los penales y consagrase a la postre. 
 
O como también en la final del Mundo pasada cuando ante Iker Casillas falló y por eso España pudo coronarse por primera vez en su historia como Campeón Mundial. Pero el hombre en cuestión esta vez tenía guardada bajo la manga la carta que iba  a definir la historia en el final...
 
En los 10' finales de la primera parte el Bayern fue el Bayern que todos conocemos y además esperábamos. Dominó a su rival, controló la pelota y el Dortmund aprovechó ese lapso para descansar un poco luego del intenso desgaste físico entregado en la primera media hora.
 
A decir verdad, fue excelente también la labor del otro arquero Weinderfeler que por su accionar, el Dortmund se fue al descanso con su arco en cero. 
 
El complemento comenzó y el nivel de juego se fue achatando y dio la impresión que los equipos empezaban a tomar recaudos por temor a fallar. En ese contexto, Bayern Munich comenzó a manejar las acciones porque el nivel de sus individualidades comenzaron a pesar en el partido, en detrimento de las del Dortmund que habían mermado su nivel. 
 
La final alemana, la primera de la historia de la 'Champions', tomaba poco a poco color 'rojo', más aún después del tanto de Mandzukic en el minuto 60. 
 
Sin embargo, Gundogan empató 8' después poniendo las tablas en una gran final entre dos equipos lanzados a por la victoria. Después del empate pareció que el Dortmund se iba a animar a más pero no le dio el físico. El Bayern Munich empezó a mostrar que el peso de la historia podía cambiar el desenlace en los 90' o bien en caso de darse el alargue. 
 
Y cuando el duelo tocaba su fin, Robben rompió su gafe en las finales y dio el título a los suyos tras una gran jugada individual que se inició en un taco muy inteligente del sacrificado Ribery que lo dejó de cara al gol. 
 
Esta vez se le terminó dando en el final al Bayern Munich que venía de sufrir también en el último minuto cuando Drogba le empató el partido el año pasado y llevó la definición a los penales que terminaron coronando al equipo inglés. El fútbol da revanchas y ha quedado demostrado. 
 
Sería grato también que pueda dársela alguna vez al dignísimo equipo de Kloop, que antes se 'cargó' a varios pesos pesados sin poder hacerlo esta vez con el poderoso equipo bávaro que acaba de consagrarse Campeón de la Champions League. 
 
 
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario