ASÍ LOS DEJÓ HUGO CHÁVEZ...

2 horas de cola por 1 rollo de papel higiénico

El ministro de Comercio para el Poder Popular, Alejandro Fleming, y posteriormente la propia Asamblea Nacional, anunciaron la importación de 39 millones de rollos de papel sanitario porque los venezolanos no podían limpiarse el c... en un país que, además, tampoco tiene la cantidad necesaria de bidets y otras herramientas de higienización. Pero ahora ha comenzado la búsqueda de dónde están los benditos rollos, una ardua pesquisa que puede demandar horas... y hay que aguantarse, mientras tanto o recurrir al papel de diario...

 

8:00 en Caracas y ya comienza la tarea del día de cada consumidor: dónde conseguir la mercadería para el hogar, porque no es una tarea sencilla sino que requiere de mucho conocimiento previo... y suerte, además de una paciencia considerable.
 
 
"(...) Ayer, a las 8:00 de la mañana, se aglomeraron algunos ansiosos, amas de casa y transeúntes en las puertas de un supermercado en el este de Caracas. Sabían que estaban surtiendo el local con los productos y que iba a llegar el papel higiénico que no se veía allí desde hace más de una semana.
 
A las 11:00 de la mañana las colas llegaban hasta el final de los pasillos. En todos los carros se observaba al menos un paquete de harina PAN, toallín, servilletas, aceite y mantequilla y, por supuesto, en ninguno faltaba el papel higiénico, del que ahora también limitan la compra.
 
Como se trata de una restricción nueva –tiene aproximadamente tres semanas, dependiendo de la zona y el establecimiento- colocan en los pasillos del local un papel en el que se lee: “Solo 3 paquetes de 4 rollos por persona”. La gente se mira entre sí, preguntan, increpan. Quieren agarrar cuanto les quepa en las manos o en los carritos. Algunos decían: “Voy a llevar 4 paquetes a ver si me los pasan”. Otros comentaban que era “justo” para que todos pudieran  comprar. Lo que no es justo, según los consumidores, es que una mañana se reduzca a 12 rollos de papel higiénico a un precio de 48,94 bolívares el paquete.
 
Compra limitada
 
Maritza Silva, ama de casa, cuenta que la semana pasada conoció a una joven que fue desde Caricuao a comprar papel sanitario en Los Palos Grandes. Se alarmó al verla cargando una bolsa transparente de seis paquetes. “A ti te van a robar por allí”, le advirtió. Tomando en cuenta su comentario, la muchacha entró a un abasto a comprar dos bolsas negras y así evitar un potencial y absurdo robo.
 
Silva, que vive frente a un supermercado, afirmó que la situación es reciente y que jamás pensó que pudieran limitar la cantidad de papel higiénico por persona. “Estamos pareciéndonos cada vez más a Cuba”, lamentó.
 
Graciela Negrín, también ama de casa, opinó que el problema está en que se están priorizando las importaciones por encima de la producción nacional. “Aquí quieren acabar con la producción y las empresas privadas. Estamos como en el desierto, cuando se ve agua. Vivimos alerta siempre para comprar la comida, y ahora también el papel de baño”.
 
Algunos son más radicales y hasta asumen la situación con sarcasmo. Francisco Ramos recordó sus días de empresario mientras hacía la cola de la tercera edad. “Pero, ¿qué importa? La gente que no come no necesita papel higiénico. Esto se va a poner peor, el racionamiento va a ser como durante la guerra en Europa. La gente acá no sabe lo que es estar verdaderamente mal”. Refirió que una vecina lleva ya dos horas en la cola. Le toca armarse de paciencia, porque apenas acaba de llegar. (...)".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario