NO HAY NADA QUE HACER

Nadal es 'arrollador' en polvo de ladrillo y esta vez lo sufrió Roger

El español Rafael Nadal le ganó a Roger Federer la final de Roma con parciales de 6-1 y 6-3. El español vapuleó a Roger Federer y se quedó con la corona del Masters 1000 italiano por séptima vez en su carrera. Además, alcanzó su sexto título en lo que va del año.

Rafael Nadal (5° del ranking mundial) volvió a demostrar que sobre polvo de ladrillo no tiene rivales y quien lo sufrió este domingo fue Roger Federer (3°), en la final del Masters 1000 de Roma, Italia.
 
El español fue muy superior y necesitó poco más de una hora para imponerse por un categórico 6-1 y 6-3, en el trigésimo encuentro entre ambos en el circuito (el historial favorece al español por 20-10).
 
Tuvieron que pasar casi dos años para que estos dos jugadores, de los más grande de la historia del tenis, volvieran a enfrentarse en una definición. La última había sido en Roland Garros, próxima gran meta para ambos. ¿Alguno podrá detener al cinco del mundo?
 
El manacorí fue lapidario. Alcanzó tiros imposibles, al estilo del mejor Nadal de todas las épocas. Pero también, es cierto, el suizo no estuvo fino. En los números, el español acumuló 12 tiros ganadores y apenas 8 errores no forzados. Pero los 15 winners y los 32 errores no forzados del helvético marcan la gran diferencia del encuentro.
 
Además el campeón aprovechó 5 de las 6 chances de quiebre (y las 4 primeras, para adelantarse 6-1 y 5-1) mientras que el suizo solo aprovechó la segunda y última chance que tuvo, para evitar, justamente el 6-1 y 6-1 que hubiera mostrado mayor desazón para él.
 
Se trataba de un duelo histórico. Una de las rivalidades más importantes en la historia del tenis tendrá otro capítulo. El trigésimo. Era la segunda ocasión entre sí en este escenario luego del fantástico duelo para definir este torneo en 2006, con victoria de Nadal en un maratónico 6-7(0), 7-6(5), 6-4, 2-6 y 7-6(5).
 
Con esta victoria, el manacorí ganó 13 de los 15 duelos sobre polvo de ladrillo y, además, ganó los tres últimos bajo esta superficie.
 
En Roma, además de revalidar el título de 2012, Nadal alcanzó el cuarto lugar del ranking mundial. Superó a David Ferrer y se aseguró un lugar entre los cuatro primeros cabezas de serie en Roland Garros, con lo que evitará a Djokovic, a Federer y al escocés Andy Murray en las rondas previas a las semifinales.
 
Nadal, tras el triunfo en cuartos, ya se había asegurado quedar el próximo lunes como nuevo líder de la Carrera a la Copa de Maestros de Londres (que suma los puntos conseguidos en el año), por delante de Djokovic, el Nº 1 del ranking del último año calendario.
 
Para Federer fue la primera final desde noviembre, cuando cayó en la Copa Masters ante Novak Djokovic. Pero muy poco pudo hacer ante el Nadal de tiros imposibles y que ratifica que es el máximo favorito a quedarse con Roland Garros.

 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario