DINERO & CASTIGO

2 audaces decisiones del papa Francisco

El banco vaticano publicará sus cuentas y lanzará un sitio web en busca de transparencia, intentando sacudirse de la reputación del banco más secreto del mundo. Para ello contratará a una empresa internacional de auditorías. Además, el papa Francisco dispuso que el cardenal Keith O’Brien, quien renunció como jefe de la Iglesia católica de Escocia tras admitir que cometió abusos sexuales hace 30 años, dejará su país por varios meses para “rezar y expiar penas”.

 

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). En apenas dos meses el Vaticano se ha convertido en centro de atracción para miles de personas que han decidido viajar a Roma para asistir a las ceremonias del nuevo Papa, un fenómeno acuñado como “efecto Francisco”.
 
En forma simultánea, los líderes católicos están intentando organizar una ofensiva contra la influencia creciente en Latinoamérica de los grupos pentecostales, evangélicos y el movimiento panteísta del “new age”, e inclusive el Papa ordenó la integración de un grupo multidisciplinario de alto nivel, en busca de respuestas al fenómeno.
 
Según informó la sala de prensa de la Santa Sede, la “Consulta sobre los nuevos movimientos religiosos” organizada por el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso, congregó a unos 40 expertos y tuvo lugar en la Casa de Santa Marta, el complejo donde vive el Papa.
 
En tanto, el banco vaticano (Instituto para las Obras Religiosas), epicentro de escándalos durante décadas, va alanzar un sitio web y publicar su informe anual en un esfuerzo por aumentar la transparencia, dijo su nuevo presidente. Fue la 1ra. de 2 decisiones audaces.
 
Ernst von Freyberg informó esta semana a los empleados del banco de los cambios, que deberían aplicarse a final del año, según la radio del Vaticano.
 
También dijo que el banco, cuyo nombre formal es Instituto para las Obras de Religión (IOR) y es considerado por la revista Forbes como el banco más secreto del mundo, contrató a una firma de auditorías para asegurar que cumple con los estándares internaciones contra el blanqueo de dinero.
 
La radio del Vaticano no dio el nombre de la firma auditora.
 
Freyberg fue designado en febrero para sustituir a Ettore Gotti Tedeschi, despedido en mayo pasado.
 
Gotti Tedeschi dijo que fue destituido porque quería más transparencia pero el consejo de administración, formado por expertos financieros internacionales, dijo que había descuidado responsabilidades básicas de gestión y alienado al personal.
 
Su abrupta partida, junto con el arresto del mayordomo del papa por robar documentos confidenciales, ocurrió en medio de un escándalo de filtraciones que sacudió el Vaticano el año pasado y contribuyó para que Benedicto XVI renunciara al papado.
 
El Vaticano ha tratado de cambiar su imagen de turbio centro financiero desde 1982, cuando Roberto Calvi, conocido como “el banquero de Dios” por sus vínculos con el Vaticano, fue hallado colgado del puente Blackfriars de Londres.
 
Calvi era el director del Banco Ambrosiano, entonces el mayor banco privado de Italia, que cayó en una bancarrota fraudulenta. El Banco Vaticano poseía una parte del Ambrosiano.
 
Un comité europeo contra el lavado de dinero dijo en julio pasado que el Banco Vaticano no había cumplido con sus demandas para combatir el blanqueo de dinero, la evasión fiscal y otros delitos financieros.
 
El informe de Moneyval, un grupo supervisor del Consejo de Europa, halló que el Vaticano había aprobado sólo nueve de los 16 aspectos claves en acuerdos financieros.
 
El Vaticano ha prometido hacer cambios para cumplir esos requisitos, y su banco será revisado de nuevo en julio.
 
En otro paso más hacia una mayor transparencia, el regulador interno del Vaticano, o la Autoridad de Información Financiera, firmó de mayo un memorando de entendimiento con FinCen, un organismo estadounidense que rastrea transacciones financieras sospechosas.
 
En el 2010, magistrados de Roma congelaron 23 millones de euros (33 millones de dólares) que el IOR tenía depositados en un banco italiano.
 
El Vaticano dijo entonces que su banco estaba simplemente transfiriendo sus propios fondos entre sus propias cuentas en Italia y Alemania. El dinero fue liberado en junio de 2011, pero la investigación continúa.
 
El papa Francisco, electo en marzo como sucesor de Benedicto para intentar sacar al Vaticano de la crisis, podría promulgar una reestructuración importante del banco o incluso decidir cerrarlo, según fuentes vaticanas.
[ pagebreak ]
 
El IOR maneja principalmente fondos de los departamentos del Vaticano, las instituciones católicas de caridad y las órdenes de sacerdotes y monjas de todo el mundo.
 
Castigo
 
El cardenal Keith O’Brien, que renunció como jefe de la Iglesia católica de Escocia tras admitir una conducta sexual inapropiada, dejará su país por varios meses para “rezar y expiar penas”, informó el Vaticano. Fue la 2da. decisión del Papa.
 
La breve declaración de la sede católica, apostólica y romana no mencionó el destino de O’Brien, uno de los prelados católicos más destacados de Gran Bretaña, ni detalló por qué dejaba Escocia.
 
La Iglesia católica espera que el anuncio ponga límites a un incidente que ha intensificado la sensación de crisis en esa institución, que mientras tanto sigue lidiando con distintos escándalos de abusos sexuales de menores por parte de sacerdotes.
 
El cardenal renunció el 25 de febrero como arzobispo de St. Andrews y Edimburgo después que en Escocia tres sacerdotes y un ex sacerdote se quejaron sobre incidentes de conducta sexual inapropiada que se remontan a la década de 1980.
 
Inicialmente, O’Brien rechazó las denuncias publicadas en un periódico británico y dijo que buscaba asesoría legal. Sin embargo, luego se disculpó por la conducta inapropiada.
 
El Vaticano dijo que su partida había sido decidida “de acuerdo con el Santo Padre” (por el obispo de Roma), aunque sin llegar a expresar si el papa Francisco había ordenado el viaje de O’Brien.
 
O’Brien dejaría Escocia por “varios meses con el propósito de una renovación espiritual, rezar y expiar penas”, agregó el Vaticano.
 
El cardenal partiría por las mismas razones por las cuales decidió no participar en el cónclave que eligió al papa Francisco el 13 de marzo, señaló la declaración vaticana, sin entrar en detalles.
 
En ese entonces, O’Brien dijo que había optado por no participar en el cónclave para evitar atraer la atención de los medios sobre su persona.
 
Este mes, medios escoceses informaron que los líderes católicos de Escocia habían pedido al Vaticano que tomara medidas contra O’Brien porque su presencia podría causar más escándalos.
 
Cuando ofreció disculpas por actos de conducta sexual inapropiada con adultos, O’Brien dijo que había “caído por debajo de los estándares esperados para mí como sacerdote, arzobispo y cardenal”.
 
O’Brien también prometió que ya no tomará parte en la vida pública de la Iglesia católica en Escocia.
 
“Toda decisión con respecto a disposiciones futuras para Su Eminencia será acordada con la Santa Sede”, agregó el Vaticano.
 
El “exilio” temporal de O’Brien, autoimpuesto o no, lo convierte en la figura más prominente de la Iglesia católica en retirarse en “penitencia” desde 2006, cuando el papa Benedicto XVI ordenó al padre Marcial Maciel, fundador de la orden Legionarios de Cristo, retirarse para seguir una vida de “oración y penitencia”.
 
Maciel había respondido durante años a acusaciones de que había abusado de seminaristas y hombres jóvenes, pero Benedicto XVI lo obligó a abandonar la Iglesia cuando una investigación del Vaticano llegó a la conclusión de que las acusaciones eran ciertas.
 
Maciel murió en 2008 y un año después los Legionarios fueron obligados a admitir que él había tenido una doble vida. Además de abusar de seminaristas, Maciel tuvo hijos con al menos dos mujeres, consumió drogas y malversó donaciones.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario