Crimen del Country: Después del crimen de Nora Dalmasso usaron su celular para leer un mensaje del amante

El mismo diá del asesinato de la empresaria, el asesino u otra persona tomó el teléfono de la víctima, leyó el mensaje amoroso que le había enviado al contador Albarracín y, luego, dejó el aparato en la escena del crimen.

El teléfono celular encontrado en la habitación donde yacía muerta Nora Dalmasso fue utilizado nueve horas después del momento en que la mujer fue estrangulada el último 26 de noviembre.
A las 12:35, el asesino o un tercero leyó el mensaje de texto enviado por uno de los amantes de la víctima. El mensaje llegó desde Punta del Este, de parte de Guillermo Albarracín, el contador que era amigo de Marcelo Macarrón, viudo de Dalmasso.
Así surge de un informe preliminar que fue corroborado por la empresa de telefonía móvil y que fue dado a conocer por el diario El Puntal de Río Cuarto.
Siguiendo con la hipótesis policial, el mensaje llegó luego de que la mujer estaba muerta, aunque habría también algunos otros mensajes que no fueron abiertos, tarea que realizaron los investigadores.
La confirmación del dato causó inquietud entre los investigadores policiales, quienes sostienen nuevamente que se trata de un crimen pasional y que mostraría que el homicida regresó a la casa y que hasta pudo haber acomodado la escena del crimen.
Otra versión indica que quizás no haya sido la única persona que entró al lugar, ya que hay un fuerte rumor que señala que una amiga podría haber llegado a la casa ese sábado a la tarde y cuando se comunicó posiblemente con otra persona, ésta le dijo que se mantuviera al margen del hecho.
Mientras tanto, ayer se continuó con la citación de testigos, y entre otros concurrió un ex compañero de trabajo con quien compartió tareas en la sucursal del banco de Córdoba de la desaparecida oficina de la esquina de Cabrera y San Martín.
Un ex empleado de este lugar fue citado a declarar ya que del entrecruzamiento de llamadas surge que habitualmente hablaban por teléfono. Los investigadores le consultaron ayer por la tarde cuál era la relación que tenía con la víctima.
Desde la fiscalía se indicó que éste como otros testigos brindan su versión acerca de los lazos que los unían, y luego, toda la información que ellos vuelcan, debe ser corroborada por la policía.
Quien también declaró ayer, fue Facundo Macarrón, el hijo mayor de Dalmasso. El joven estudia Derecho en la ciudad de Córdoba, lugar en donde se encontraba en el momento de los hechos.

Dejá tu comentario