ZONA $ chips > semiconductores > automóviles

EMERGENCIA

Sin chips no hay autos: Henry Ford no lo sabía

La escasez de chips impacta severamente y contar con tecnología avanzada puede ayudar a mitigar el impacto que tiene el faltante sobre la cadena de suministro.

Los dos mayores fabricantes de automóviles de Detroit (Michigan, USA): Ford Motor Co. y General Motors Co. buscan ingresar al negocio de los semiconductores, después de 1 año de escasez de chips de computadora que afectó la producción global de sus fábricas.

  • Ford esbozó un acuerdo estratégico con el fabricante de semiconductores GlobalFoundries Inc. para desarrollar chips, un pacto que eventualmente podría conducir a una producción conjunta en Estados Unidos.
  • GM dijo que estaba negociando con algunos de los nombres más importantes en semiconductores, incluidos Qualcomm Inc. y NXP Semiconductors NV, y que tiene acuerdos para desarrollar y fabricar chips de computadora.

Empresas innovadoras ya usan tecnología para mejorar los objetivos operacionales como el planeamiento de la cadena de suministro. Por ejemplo, la empresa global SEG Automotive, con una solución ERP en la nube y varias tecnologías 4.0 para optimizar el uso de los datos, la conectividad y robótica, permitiendo la estandarización de los procesos digitales empresariales, mejorar la visibilidad punta a punta y ayudar a la organización a aplicar planeamiento integrado, visibilidad impulsada por IA, especialmente importante durante la escasez de semi conductores.

Rubén Belluomo, gerente comercial de Infor Cono Sur Link, escribió sobre una estrategia para compensar el déficit:

Rubén Belluomo - INFOR 2018.jpg

La escasez global de microchips impacta severamente al mercado automotriz y no hay una solución rápida a la vista. Esta disrupción de la cadena de suministro llama la atención de líderes y expertos en la industria de todo el mundo y, aun así, el problema persiste. Resumiendo, no hay suficientes chips para satisfacer la demanda. Si bien algunas tácticas a corto plazo pueden ayudar a disminuir las pérdidas, se sabe que se requieren cambios a largo plazo en estrategia y planeamiento en la cadena de suministro.

Los autos se han vuelto literalmente smartphones sobre ruedas y los semiconductores se han vuelto cada vez más críticos para una cantidad de aplicaciones, desde sensores de presión de combustible, velocímetros digitales, herramientas con inteligencia artificial que ayudan en el estacionamiento, buscar la estación de servicio más cercana o para alertar que hace falta un cambio de aceite. Sin estos dispositivos diminutos, la recuperación de la industria automotriz post pandemia está demorada y las empresas se ven imposibilitadas a cumplir con los pedidos.

Según algunas estimaciones, el impacto en los volúmenes globales de producción será de aproximadamente 7 a 8 millones de unidades y McKinsey informa que los principales productores de vehículos han anunciado considerables bajas en su producción debido a la escasez de chips, bajando la facturación esperada en varios miles de millones de dólares.

¿Qué pasó con todos los chips?

El problema comenzó en los primeros meses de la pandemia de COVID-19, cuando las ventas de autos cayeron casi un 80% en Europa, 70% en China y casi un 50% en los Estados Unidos. Esto también se reflejó en América Latina. La falta de demanda de autos nuevos causó que las fábricas cierren, que los trabajadores se fueron a sus casas y los pedidos de repuestos y componentes, como los semiconductores, se cancelaron. Esto fue resultado de no mirar a largo plazo. Tech Republic reporta que cuando esto sucede, los proveedores de chips quedan con capacidad en exceso en el inventario.

Al mismo tiempo, algunos sectores necesitaron más semiconductores para cumplir con las demandas de consumo en las casas y de trabajadores remotos. Las ventas crecientes en PCs, tablets y electrónica para estudiantes y trabajadores que instalaban estaciones de trabajo en sus casas, consumieron mayor cantidad de streaming. Esto ayuda a usar el stock existente de chips y sigue vigente hasta el día de hoy. Al mismo tiempo, algunos sectores necesitaron más semiconductores para cumplir con las demandas de consumo en las casas y de trabajadores remotos. Las ventas crecientes en PCs, tablets y electrónica para estudiantes y trabajadores que instalaban estaciones de trabajo en sus casas, consumieron mayor cantidad de streaming. Esto ayuda a usar el stock existente de chips y sigue vigente hasta el día de hoy.

¿A quién afecta la escasez de chips?

El impacto es amplio, va mucho más allá que a los compradores frustrados de automóviles. Cuando las fábricas cierran, se pierden puestos de trabajo, dañando a la economía. Industry Week reporta las ramificaciones políticas: “La escasez de chips que afecta a la manufactura, tiene un impacto masivo en la economía de los EEUU, disminuyendo la producción de automóviles y aumentando los precios”. La Casa Blanca se ha reunido con ejecutivos del sector de semiconductores y los líderes en Europa intentan resolver el tema actual de los chips y buscar soluciones más a largo plazo.

Sin embargo, ya se están realizando cambios: Fleetnews del Reino Unido informa que “el sector está claramente navegando una disrupción. Los productores de autos debido a la escasez de chips están obligados a aprender de la situación actual para adaptarse y prepararse para el futuro en una forma más eficiente”.

Algunos fabricantes están haciendo cosas por su cuenta, intentando desarrollar sus propios microprocesadores y hasta su propio software. Esto puede significar un mayor control, muchos expertos lo consideran económicamente no práctico, ya que los chips automotrices son de bajo valor, son ítems de commodities. Invertir en desarrollarlos es una actividad de alto costo que tomaría años en ser rentable.

Una excepción es Tesla, dice Industry Week. Ha diseñado un microchip para su sistema “Full Self-Drive” produciendo todo, hasta el propio chip. En el segundo trimestre, el productor de autos tuvo un número récord de vehículos llegando a los US$ 1.000 millones de ganancia neta por primera vez.

Por otro lado, recientemente se anunció que la Unión Europea piensa ocuparse de este tema por medio de la legislación, esperando crear una “soberanía tecnológica” en caso exista escasez en el futuro. La UE quiere ser la fuente del 20% de la producción de semiconductores del mundo a finales de la década, conforme al roadmap presentado en marzo por la Comisión Europea.

chips2.webp
Industria automotriz cada vez más dependiente de la electrónica del automotor y esto conduce a los chips.

Industria automotriz cada vez más dependiente de la electrónica del automotor y esto conduce a los chips.

¿Cómo responder a la escasez de chips a largo plazo?

La tecnología puede ayudar a superar retos complejos, teniendo en cuenta los siguientes puntos:

  • Visibilidad de los datos. Las empresas de manufactura pueden encontrar ayuda en la tecnología para aprovechar los datos e interpretar los indicadores económicos. El análisis de datos es un arma importante en esta batalla, pero debe aplicarse en forma estratégica, proyectando los probables resultados como también el entendimiento de las influencias históricas.
  • Visibilidad de la cadena de suministro extendida. La importancia de la visibilidad de la cadena de suministro es clara. Esta debe extenderse más allá de los proveedores de primer nivel, llegando a toda la red de la cadena. Aunque utilizar opciones secundarias, como pequeños barcos de carga, agrega algunas preocupaciones de confiabilidad, complicando temas en otro frente. Esto debe ser un esfuerzo a largo plazo con prueba y error. Llegar al máximo detalle es la única forma de obtener una vista real de los riesgos y cuellos de botellas potenciales.
  • Mantenimiento de la flexibilidad de la cadena de suministro y mitigación del riesgo. No alcanza con simplemente observar los potenciales problemas. Las empresas deben también poder accionar, reasignar las órdenes, o remapear las rutas de traslado, según sea necesario para mantener el inventario en movimiento, ruteado para la ubicación más adecuada. Las plataformas que vinculan a los socios comerciales vía procesos comunes y datos compartidos pueden brindar funcionalidades optimizadas disminuyendo considerablemente el riesgo.
  • Innovación colaborativa. Los cambios en las especificaciones del diseño del producto pueden ayudar a facilitar algunas brechas del inventario. La búsqueda de chips para el consumidor con mayor capacidad (mayores costos) puede transformar a las cuentas automotrices de menor prioridad en aquellas que reciben mayor atención de los productores de semiconductores.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario