SALUD

TRATAMIENTO

Estudio confirma que los esteroides reducen la mortalidad del COVID-19 en un 20%

Deben ser suministrados únicamente en casos graves o críticos. Reducen las chances de muerte en un 20%.

Ensayos clínicos internacionales publicados este miércoles 2/9 han confirmado que los esteroides (dexametasona, hidrocortisona y metilprednisolona) pueden ayudar a los pacientes graves de COVID-19.

Tras la publicación de los datos, la Organización Mundial de la Salud recomendó oficialmente la utilización de estos medicamentos en el tratamiento de pacientes severos o críticos de COVID-19.

La agencia, sin embargo, desaconsejó su suministro en pacientes con casos leves de la enfermedad.

El análisis, publicado en la revista científica de la Asociación Médica Americana, combinó datos de 7 ensayos separados sobre las drogas, que cubrieron en total a 1703 pacientes, y halló que los esteroides reducen el riesgo de muerte en un 20%.

“Esto equivale a que alrededor del 68% de los pacientes (más enfermos de COVID-19) sobrevivan después del tratamiento con corticosteroides, en comparación con alrededor del 60% que sobreviven en ausencia de corticosteroides”, dijeron los investigadores en un comunicado.

“Los esteroides son un medicamento barato y fácilmente disponible, y nuestro análisis ha confirmado que son eficaces para reducir las muertes entre las personas más gravemente afectadas por COVID-19”, afirmó Jonathan Sterne, profesor de estadísticas médicas y epidemiología de la Universidad Bristol de Reino Unido que trabajó en el análisis. "Los resultados fueron consistentes a través de los ensayos y muestran beneficios más allá de la edad y el sexo."

Es por eso que los corticosteroides deberían ser ahora el tratamiento de primera línea para los pacientes gravemente enfermos de COVID-19.

El único otro fármaco que ha sido demostrado como eficaz en esos casos es el remdesivir.

Martin Landray, profesor de medicina y epidemiología en la Universidad de Oxford y uno de los autores del ensayo Recovery -uno de los 7 estudios tomados en cuenta en este análisis- dijo que el momento en que los doctores deberían empezar a suministrar esteroides es cuando el paciente comienza a necesitar ayuda de oxígeno para poder respirar, sin tener que esperar a que llegue al ventilador mecánico.

Los esteroides pueden ayudar a controlar el sistema inmunológico del cuerpo y aliviar la inflamación, la hinchazón y el dolor.

Muchos pacientes de COVID-19 mueren no por el virus sino por la reacción inmunológica exagerada del organismo.

Los esteroides pueden suprimir la reacción del sistema inmunológico por lo que podrían dejar a los pacientes vulnerables a otras infecciones, entre otros efectos secundarios dañinos. Es por ello que su uso se recomienda únicamente en casos graves.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario