Leído

"RECIRCULACIÓN DE FLUIDOS"

Coronavirus y aire acondicionado: Qué dicen los especialistas

Mie, 21/10/2020 - 3:48pm
Enviado en:
Por Urgente24

El gobernador bonaerense Axel Kicillof indicó que no se podrán usar los aires acondicionados durante la temporada estival, y el viceministro de Salud de la provincia, Nicolás Kreplak, explicó que ciertos estudios demuestran que "cuando el aire entra en un sistema de recirculación se produce como una expansión del área donde se puede contagiar". Qué dice la OMS y los infectólogos.

Especialistas recomiendan no usar aire acondicionado porque podría propagar el coronavirus.
aire-acondicionado1.jpg
Kicillof dijo que no se podrán usar los aires acondicionados durante la temporada estival.
Contenido

Este miércoles (21/10) luego de que el gobernador bonaerense Axel Kicillof indicara que no se podrán usar los aires acondicionados durante la temporada estival, el viceministro de Salud de la provincia, Nicolás Kreplak, explicó la medida: "Queremos reducir su uso para evitar la recirculación de los fluidos y evitar contagios masivos en un solo ambiente", aseguró.

El funcionario indicó, en diálogo con radio La Red, que ciertos estudios demuestran que "cuando el aire entra en un sistema de recirculación se produce como una expansión del área donde se puede contagiar".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha sido cautelosa respecto a esta cuestión: indicó que se observaron brotes en “algunos entornos cerrados, como restaurantes, clubes nocturnos, lugares de culto o lugares de trabajo donde la gente puede estar gritando, hablando o cantando”.

“En estos brotes”, según apunta, “no se puede descartar la transmisión de aerosoles, particularmente en estos lugares interiores donde hay espacios abarrotados y con ventilación inadecuada donde las personas infectadas pasan largos períodos de tiempo con otros”.

Puntualmente sobre la ventilación en los lugares de trabajo, escuelas y alojamientos turísticos, la OMS recomienda el aire puro y limpio. En ese sentido, aconseja “que se aumente la tasa de ventilación por medios naturales o mecánicos, preferiblemente sin reciclar el aire”. “En caso de que no pueda renovarse el aire, es preciso limpiar los filtros con frecuencia, sobre todo en los puestos donde hay un riesgo medio o alto de exposición al COVID-19 para los trabajadores, como ocurre con los que atienden a los clientes en el comercio minorista o en los alojamientos turísticos y con los trabajadores domésticos”, asegura el sitio oficial del organismo de la Organización de las Naciones Unidas.

Según algunos infectólogos, el aire acondicionado en lugares totalmente cerrados podría potenciar la circulación del virus por el ambiente.

Gabriel Battistella, subsecretario de Atención Primaria, Ambulatoria y Comunitaria de la Ciudad, señaló en diálogo con el diario La Nación que el principal foco de contagio son los encuentros intradomiciliarios. Por eso, es preciso evitarlos, pero en el caso de reunirse en un ambiente cerrado, Eduardo López, infectólogo y asesor presidencial durante la pandemia, señala que el aire acondicionado podría generar un "efecto turbina", que haría circular el virus por todo el espacio donde se realice el encuentro.

"El aire acondicionado toma el aire ambiental, obviamente sin coronavirus, y lo hace circular. El problema es que si un miembro de la reunión está infectado, esa corriente podrá trasladar al virus por todo el ambiente cerrado", explica el especialista.

López argumenta que, sobre todo cerca del equipo de aire acondicionado, la corriente sería más eficaz para trasladar al virus que la tos de alguno de los integrantes de la reunión.

"Por eso es muy importante el uso del barbijo, incluso dentro de las casas, porque el propio movimiento del aire puede trasladar al virus si uno de los invitados está infectado", agrega López.

Elena Obieta, infectóloga y miembro de la sociedad Argentina de Infectología (SADI), destaca un caso real que ocurrió en China para demostrar el riesgo del uso del aire acondicionado en ambientes cerrados durante la pandemia.

"Una persona que estaba infectada fue a un restaurante con su círculo cercano. Los días pasaron y se identificó que el restaurante había sido un foco de contagios. Como las mesas no estaban a mucha distancia, la corriente del aire acondicionado arrastró el virus de la persona infectada hacia otros comensales", relata Obieta.

Por eso, la especialista resalta la importancia de, en primer lugar, tratar de reunirse en espacios abiertos manteniendo la distancia, pero que si el encuentro se da a puertas cerradas habría que dejar una ventana abierta. "Hay que facilitar el recambio de aire, si no solo se favorece la refrigeración, pero no el recambio".

"Lo más recomendable es la ventilación tradicional y a eso se le puede sumar el aire acondicionado", aseguró, en tanto, Martín Stryjewski, jefe de internación de Cemic y miembro (SADI). Él sostiene que muchos contagios se dieron en lugares cerrados que contaban con equipos de aire acondicionado funcionando, tal fue el caso de los cruceros o los supermercados, y se abre un interrogante acerca de qué pasará con los shoppings.

"En Asia hay estudios que demostraron que había rastros del virus en los conductos del aire acondicionado, por eso siempre hay que dejar una ventana abierta, mantener la distancia y usar el tapaboca", agrega Stryjewski.

Ricardo Teijeiro, infectólogo y miembro de la SADI, está preocupado por el verano que se aproxima: "Estimo que va a aumentar el movimiento de la gente, incluso entre las provincias, donde estará el mayor problema. También se vienen las fiestas y aumentará el riesgo de que haya reuniones en espacios cerrados".

Teijeiro detalla que el aire acondicionado no es recomendable para ventilar los espacios. Explica que, de todos modos, el mayor riesgo de contraer coronavirus no está en el aire, sino en las superficies.

"El Covid-19 es un virus más pesado que el de la influenza. Por eso cae más rápido al suelo o a cualquier otra superficie y no permanece tanto tiempo en el aire, de ahí que la distancia prudencial son dos metros, porque el virus no puede viajar mucho más que eso", describe el infectólogo. Y agrega: "Hay que permanecer siempre con el barbijo y no perder de vista el lavado de manos y superficies, en donde hay más posibilidades de que prevalezca el virus".