Leído

2 VIDEOS

El regreso de Carla Bruni entre escándalos del pasado

Dom, 27/09/2020 - 2:13pm
Enviado en:
Por Urgente24

Tras 7 años de silencio desde que lanzara su álbum, 'Little French Songs', Carla Bruni reaparece en la escena musical con un disco bautizado con su propio nombre, a presentarse el 09/10. El regreso de Bruni coincide con el escándalo que provocó su ex pareja, el filósofo francés Raphael Enthoven, al publicar su nueva 'novela autobiográfica', un ajuste de cuentas con su otra ex mujer, Justine Lévy, con Bruni en el medio.

"El disco es el reflejo de la propia Carla Bruni, un abrazo de su verdadero yo".
bruni2.jpg
"El disco es el reflejo de la propia Carla Bruni, un abrazo de su verdadero yo".
Contenido

Más allá del dueto interpretado con su hermana, la actriz Valeria Bruni Tedeschi, Carla Bruni le dedica a su marido, el expresidente francés Nicolas Sarkozy, el tema 'Un Grand Amour', 2do. single del disco que está presentando.

Bruni y Sarkozy comenzaron su relación hace ya 13 años y tienen una hija, Giulia. A 'Paris Match', Bruni le dijo que con Sarkozy "ha encontrado su otra mitad".

"No hay lugar para nada más. Bueno, lo hay, para la música, para el sueño. Pero él se ha convertido en mi vida. Antes de él, yo era muy inmadura en el amor. Cuando caí completamente en el matrimonio y la fidelidad, fue algo que me sorprendió mucho. Nunca lo hubiera imaginado. Me rendí por él, para no perderlo, para luchar con él. No lo hubiera hecho por nadie más", confesó.

Carla ya había hablado de Sarkozy en 2013, después de dejar el palacio presidencial del Elíseo tras la derrota electoral, al dedicarle el tema 'Mon Raymond'.

"Mi Raymond es un cañón, es una bomba atómica. Cuando llega, la verdad, el aire se vuelve eléctrico. Mi Raymond es complejo, sentimental y táctico, y aunque viste corbata, mi Raymond es un pirata".

 

El regreso de Bruni coincide con el escándalo que provocó su ex pareja, el filósofo francés Raphael Enthoven, al publicar su nueva 'novela autobiográfica', un ajuste de cuentas con su otra ex mujer, Justine Lévy, con Bruni en el medio.

Justine Lévy es la hija del 1er. matrimonio del filósofo y escritor Bernard-Henri Lévy con la mannequin Isabelle Doutreluigne.

Lévy dice que en su infancia se vio gravemente afectada por las disputas matrimoniales de sus padres, sus difíciles relaciones con una madre caprichosa, y se describe a sí misma como "adicta" a las drogas psicotrópicas, anfetaminas y drogas duras, y que su padre la envió a tratamiento para la rehabilitación.

Las novelas de Lévy son autobiográficas, desde su debut literario a los 21 años en «La cita».

En septiembre de 1996 se casó con Raphaël Enthoven, hijo de Jean-Paul Enthoven, el mejor amigo de su padre.

Raphaël la abandonó en 2000 por Carla Bruni, quien en ese momento era la novia de Jean-Paul Enthoven, padre de Raphaël.

Justine Lévy quedó entre la depresión y las drogas, experiencia relatada en una novela lanzada en Francia en 2004 bajo el título 'Rien de grave' y le valió elogios del mundo de la literatura y fue bestseller.

Enthoven (“Adrien” en la novela), abandonó a la protagonista por Carla Bruni, la entonces pareja de su padre. (Tuvieron un hijo juntos, antes que Bruni se casara con Sarkozy).

 

Ahora, en “Le Temps Gagné” (“El tiempo ganado”), Raphaël le devolvió la estocada a Justine Lévy (la ficticia “Faustine”). 

Raphaël también ajusta cuentas con su padre, Jean-Paul.

El enfrentamiento entre los Enthovens no tuvo nada que ver con Bruni, con quien Jean-Paul había salido brevemente antes de que Raphaël engendrara un hijo con ella en 2001.

"No me gusta que la vida privada de las personas se desarrolle así en público", dijo Jean-Paul al diario Le Figaro. “¿Por qué deberíamos someter a mis seres queridos y a mí a este tratamiento basado en miradas indiscretas y denigración? ¿Alguien tiene derecho a arrancar las máscaras que cada uno de nosotros puede haber necesitado durante nuestra vida sin nuestro consentimiento y para su propio placer?”.

Añadió: “Como dijo Camus, a quien mi hijo le gusta tanto citar: 'Un hombre debería contenerse'”.

Enthoven padre confesó que, luego de leer la novela de su hijo, le envio un mensaje de texto anunciándole que ya no volvería a tener ninguna relación con él.

"Estoy de luto. Mi corazón esta roto. Es un libro terrible para aquellos, como yo y otros, que han amado a Raphaël y se encuentran ahogándose en un océano de ingratitud", concluyó.

Es lógico que Bruni, para escapar del escándalo, de vuelta la página junto a Sarkozy.