ERROR DE ZUCKERBERG

Millones de usuarios decidieron abandonar WhatsApp

Skype, Telegram y Signal registraron una disparada de descargas tras las nuevas políticas de privacidad en la aplicación de mensjería más popular. Las tres alternativas incrementaron significativamente la cantidad de usuarios nuevos que ingresan a sus plataformas.
martes, 12 de enero de 2021 · 18:34

Aquel aparente acierto del Mark Zuckerberg de fusionar sus aplicaciones en un solo canal esta comenzando a mostrar sus primeras fisuras, hasta el momento funciones compartidas en Instagram o facebook messenger no despertaron tanto rechazo como la obligatoriedad de compartir información personal entre whatsapp y facebook para usar la primera.

A partir de alli se escribe otro capítulo de la vieja historia donde Telegram o Signal toman mayor presencia. Ninguna de las dos son nuevas pero si habituales en usuarios que manejan información más bien cuidada.

La actualización de términos y condiciones en el servicio de WhatsApp generó un repentino aumento en las descargas de redes sociales alternativas. Las nuevas políticas de privacidad que advierten recolección de información hicieron que los usuarios eligieran otras opciones de mensajería digital.

Apenas conocida la noticia, millones de cybernautas tomaron la decisión de migrar a plataformas que consideraron más seguras como Signal, Skype y Telegram, las cuales registraron una enorme cantidad de descargas en los últimos días.

Signal nació en 2013, cuando un grupo de activistas decidieron hacer frente a las corporaciones que no respetan la seguridad y privacidad informática. Uno de los principales aspectos que hacen fuerte a la plataforma es que no tiene fines de lucro, ya que no cobran el uso de la aplicación y tampoco venden la información a terceros.Otra ventaja es que los mensajes están cifrados de extremo a extremo, lo que quiere decir que están “blindados” mientras navegan por la web hasta que llegan al destinatario.

Tanto en App Store como en Google Play Store hubo más de 7.5 millones de descargas para Signal, de acuerdo con el reporte de Sensor Tower. Eso implica una estampida hacia opciones menos invasivas que cualquiera de la palicaciones Zuckerger. En otras palabras, las instalaciones incrementaron 43 veces lo de una semana antes.

Una de las promesas que más atrajo a los lectores es la “encriptación punta a punta de última generación” que promete la plataforma. Sobre todo, la inclinación por esta red social se disparó luego de que el empresario Elon Musk la respaldara por medio de su cuenta de Twitter con tan solo dos palabras: “Use Signal”.La demanda incrementó tanto que la empresa presentó complicaciones la semana pasada, ya superadas, en el envío de códigos de verificación para nuevos usuarios.

“Seguimos rompiendo récords de tráfico y agregando capacidad a medida que más y más personas aceptan cuánto les disgustan los nuevos términos de Facebook”, publicó Signal en su cuenta de Twitter poco antes de solicitar a los usuarios que intentaran nuevamente ingresar al servidor si este había presentado problemas.

Microsoft también hizo lo suyo e instó a los usuarios de ese servicio a descargar Skype en su lugar. Un mensaje publicado desde la cuenta oficial de Skype en Twitter dice: “Skype respeta tu privacidad. Nos comprometemos a mantener tus datos personales privados y no los vendemos a terceros”.A todo esto Telegram logró 5.6 millones de descargas alrededor del mundo en la primera semana del año, de acuerdo con Apptopia.

Los propios internautas se unieron al debate de las políticas de información. Algunos recomendaban a otros usuarios que cambiaran de aplicación, mientras que otros destacaban que la recolección de datos era una práctica común de las grandes empresas.

El terror generado por la actualización surgió luego del anunció hecho por WhatsApp el pasado 4 de enero. Entre los datos que se recopilarían se encuentra como el número de teléfono, datos de transacciones, información relacionada con el servicio, información sobre cómo interactúa con otros e información del dispositivo móvil y la de allegados al usuario inicial.

Sin embargo, la empresa se ha esmerado en recalcar que los mensajes se encuentran encriptados, por lo que no afectará los envíos que se hacen entre amigos y familiares.Ese no es el punto central sino como reciclaran las información en benefico de sus empresas, algo ya conocido en las redes que muchas apliaciones ejecutan pero no en la dimensión de facebook.

El objetivo principal, aseguran, es mejorar la infraestructura, promover la seguridad y refinar el servicio, pero las advertencias no parecieron convencer a millones de personas que cambiaron de aplicación de mensajería. Pueden ser arguentos válidos pero no podemos olvidar que durante 2020 se hablaba de migrar datos de usuarios entre las aplicaciones del grupo Facebook para conectarlas entre si mediante el intercambio de servicios.

Sensor Tower reportó que en los primeros siete días del 2021, WhatsApp tuvo una caída de 11% en las nuevas descargas en comparación con una semana antes. A pesar de ello, esto se traduce en 10.5 millones de instalaciones a nivel global.

Otra plataforma que acumuló un gran número de descargas en las tiendas de aplicaciones fue Telegram, desarrollada en 2013 por los hermanos Nikolái y Pável Duróv. Cuenta con “canales”, con los que se pueden difundir mensajes a un número ilimitado de personas.

Son similares a los grupos, con la diferencia de que en estos solo el administrador podrá escribir en el chat. Además, uno de sus beneficios es que puede abrirse simultáneamente en diferentes dispositivos, a diferencia de WhatsApp, en el que solo puede verse en uno a la vez.También los usuarios son muy cuidadosos en la protección de los contenidos.Una desventaja es, por ahora, no permitir a realizar videoconferencias grupales pese a contar con la opción de videollamadas.

El panorama para la aplicación que pertenece a Facebook no parece tan desfavorable para el vicepresidente de Apptopia, Adam Blackner, quien aseguró a CNBC que el número de personas que eliminan la aplicación es realmente pequeño.

Explicó que “incluso aquellos que están descargando y usando Signal o Telegram seguirán usando WhatsApp” porque la mayor parte de sus conocidos se encuentran en esa plataforma. Sin embargo, reconoció que los usuarios comenzarán a entablar determinadas relaciones en otras aplicaciones de mensajería a la par. Una gestión que hasta ahora aparecía como menor.

Valorar noticia

0%
Satisfacción
0%
Esperanza
0%
Bronca
0%
Tristeza
100%
Incertidumbre
0%
Indiferencia