Leído

PICO DE DEPÓSITOS DE EXTRANJEROS

Uruguay pisotea el coronavirus y llama a extranjeros a radicarse en el país

Vie, 05/06/2020 - 10:21pm
Enviado en:
Por Urgente24

El gobierno uruguayo insiste con su intención de atraer extranjeros a radicarse en ese país, pese a la situación mundial por el coronavirus. En efecto, el canciller Ernesto Talvi dijo que la forma que su país manejó la pandemia "nos ha dado un enorme prestigio" para la atracción de inversiones. Con ese objetivo, en Uruguay se preparan varias medidas y según medios del país vecino, hubo una ola de consultas de argentinos.

Alberto F. dialogando por teléfono con Lacalle Pou (Foto: Télam).
alberto-fernandez-telefono-lacalle-pou.jpg
Contenido

 

El gobierno de Luis Lacalle Pou estaría preparando una serie de medidas con el objetivo de atraer a extranjeros que se quieran radicar en Uruguay.

La decisión del ejecutivo uruguayo podría ejecutarse a través de un decreto en el que se modificarán los requisitos para obtener la residencia fiscal, de acuerdo con información del diario local 'El Observador'.

A partir de que se difundieran las intenciones de Lacalle Pou, varios medios dieron cuenta de una oleada de consultas sobre la posibilidad por parte de ciudadanos argentinos. Entre otras cosas, aumentaron las consultas en los colegios de Punta del Este.

Según la misma fuente, el objetivo es reactivar algunos sectores de la economía a partir de atraer argentinos de alto poder adquisitivo.

Entre las medidas que podrían ser adoptadas, continúa el medio uruguayo, una sería la de reducir significativamente el patrimonio requerido para radicarse en el país, de US$1,7 millones a US$500.000.

También se podrá obtener la residencia fiscal después de vivir un mínimo de 183 días en el país, por tener allí familiares cercanos, tras demostrar que al menos la mitad de los ingresos se generan allí, entre otras modificaciones.

Además, Uruguay ofrece a los extranjeros que se quieran instalar en el país lo que se conoce como una "vacación fiscal" de cinco años, en los que no se deben pagar impuestos. Además, superado ese plazo, no se paga Impuesto al Patrimonio (el impuesto a los bienes personales uruguayo) por activos en el exterior y se paga un impuesto a la renta reducido por ganancias generadas por los mismos (12%).

Por otro lado, el sistema tributario uruguayo conserva algunos aspectos de los sistemas impositivos que cobran impuestos solo por ingresos de fuente local y, cuando esto no resulta de aplicación, las alícuotas del IRPF (el impuesto a las ganancias) si bien son similares a las que existen en Argentina parten de un mínimo no imponible más alto.

El Sistema Nacional de Emergencias de Uruguay publicó ayer su informe de actualización del nuevo coronavirus en Uruguay, registrando 4 nuevos casos de COVID-19 en las últimas 24 horas.

Desde el 13 de marzo se han registrado 832 casos positivos confirmados de COVID-19 en todo el territorio nacional. De ese total, 709 ya se recuperaron y 23 fallecieron.

Pues, la pandemia no parece haber afectado mucho a Uruguay en ningún sentido. Y quizás causó el efecto contrario. Allí, según la agencia 'Bloomberg', los depósitos de no residentes en sus bancos aumentaron en US$82 millones en abril y llegaron a US$3.200 millones, un máximo en 3 años. 

Se estima que "una gran parte de ellos pertenece a argentinos que buscan un refugio seguro para su dinero", una tendencia que se aceleró desde agosto pasado cuando las elecciones primarias (PASO) "marcaron un cambio político y provocaron un desplome del peso (argentino)", agregó la agencia estadounidense.

Estos movimientos junto al interés de los argentinos por mudar su residencia fiscal a Uruguay, si bien comenzaron el año pasado se intensificaron en las últimas semanas, y los estudios jurídicos locales reciben numerosas consultas de clientes argentinos, dijo una fuente del sector a 'El País'.

Ya durante el verano en Punta del Este hubo varios eventos enfocados en cómo lograr la residencia fiscal en Uruguay para ciudadanos argentinos. En ese momento, el entonces presidente electo, Luis Lacalle Pou, había planteado la intención de flexibilizar algunas regulaciones sobre la residencia legal y fiscal en Uruguay para posibilitar la llegada de extranjeros que inviertan en el país.

Ayer en rueda de prensa el canciller Ernesto Talvi dijo ayer que "hay es una política muy activa (de parte de la agencia gubernamental Uruguay XXI) de concreción de inversiones que ha sido ayudada" por el coronavirus.

Acerca de esto último, Talvi amplió que "la forma en que Uruguay ha manejado la pandemia y el honrar en momentos tan difíciles la tradición humanitaria, le ha dado un enorme prestigio y hay empresas que manifiestan su interés de radicarse en el país no hablando solo de lo habitual, la previsibilidad e institucionalidad, nos dicen que Uruguay responde en las difíciles". 

En ese sentido, agregó que "para la gente que no viene a hacer un dólar rápido, sino que viene a apostar al largo plazo, a comprometerse con un país para tratar de desarrollar sus actividades y generar inversión y dar empleo, Uruguay genera mucha credibilidad".

Comentarios similares tuvo días atrás el economista Ignacio Munyo, director de Ceres: "Tengo la costumbre de leer todos los días el Financial Times y desde hace mucho tiempo no veía mencionar a Uruguay como estos días. Lo ponen como ejemplo de manejo de la crisis sanitaria junto a Nueva Zelanda. Estamos de vuelta en el tapete, los inversores están volviendo a ver a Uruguay".