Leído

IMPRUDENCIA TOTAL

Bolsonaro violó la cuarentena y tuvo contacto directo con seguidores

Dom, 15/03/2020 - 8:54pm
Enviado en:
Por Urgente24

El presidente de Brasil se sumó a la masiva concentración en contra del Congreso brasileño y estrechó la mano de numerosas personas, algo totalmente repudiado por la política y profesionales de la salud en un contexto de crecimiento de la expansión del COVID-19 en el país.

Imprudencia total: Bolsonaro rompió la cuarentena y tuvo contacto directo con seguidores
Contenido

Lejos de seguir las indicaciones de los profesionales y expertos en materia de salud, miles de brasileños se congregaron en distintos puntos del país para manifestarse en contra del congreso y la corte suprema y a favor de su presidente, Jair Bolsonaro.

En miedo de la psicosis por el coronavirus que avanza a un ritmo incansable, la marcha que ya lógicamente era repudiada por atentar contra la salud pública en detrimento de todas las medidas sanitarias recomendadas para evitar la propagación de la enfermedad, se le sumó un hecho aun más controvertido: la aparición en las calles del mismísimo Bolsonaro, sin barbijo ni guantes, para saludar a sus seguidores, con los cuales estrechó manos y hasta se sacó selfies.

La crítica no tardó en llegar: el Jefe de Estado se encuentra cumpliendo la segunda semana de cuarentena tras haber tenido contacto previamente con funcionarios de su gabinete infectados con el COVID-19.

Si bien él mismo afirmó que se hizo el test y dio negativo, tenía la recomendación de permanecer aislado por precaución. 

La principal movilización se concentró en el Palacio del Planalto, región central de Brasilia, dónde Bolsonaro llegó y se encontró con miles de personas aclamándolo  y al mismo tiempo cantando en contra de funcionarios del Congreso.

A lo largo de la jornada de este domingo se lo vio muy activo al presidente también en Twitter, donde publicó fotos y videos de las concentraciones que se llevaron a cabo en distintas ciudades, muy lejos de fomentar el llamado al aislamiento impulsado por el sistema de salud.

Los cuestionamientos y el repudio generalizado no iban a tardar en copar la escena: “Bolsonaro es un chiquilín. Envío un whatsapp convocando para el acto del día 15. Después dijo que los mensajes eran sólo privados. Después convocó explícitamente. Enseguida, en vivo y con máscara, dijo que las personas no debían ir. Hoy fue al acto. Vergüenza, comportamiento de chiquilín”, sentenció el polítologo Alberto Carlos Almeida. que fue solamente uno de los cientos que dispararon contra el presidente.

Si bien la primera prueba no dio positiva, se espera que esta semana se le practique otro test al presidente, en línea con lo que dicta el protocolo de Operación Retorno del Ministerio de Salud, que prevé el segundo control y un tercero, en 14 días.