Leído

DUERMEN EN CATRES

Argentinos varados en el aeropuerto de Chile: desesperado pedido para volver

Jue, 26/03/2020 - 7:52pm
Enviado en:
Por Urgente24

Después de que el presidente, Alberto Fernández, dijera en una entrevista televisiva que la repatriación de argentinos quedaba suspendida hasta nuevo aviso, cientos de argentinos quedaron varados en aeropuertos, entre ellos, el de Santiago de Chile. Duermen en el piso o en catres y esperan cualquier novedad de la Administración Nacional de Administración Civil (ANAC).

La situación de los argentinos en el aeropuerto de Chile. Foto: @victorraed24
chile.jpg
La situación de los argentinos en el aeropuerto de Chile. Foto: @victorraed24
Contenido

Es compleja la situación de los argentinos que se encuentran en el exterior. En una reciente entrevista televisiva, Alberto Fernández anunció que se suspendieron los vuelos de repatriación, por lo que muchísimos pasajeros se encuentran varados en diferentes destinos del mundo.

En el aeropuerto de Santiago de Chile, las filas de catres y de argentinos durmiendo entre camperas esperando por información de Aerolíneas Argentinas ya forman parte del paisaje. 

Cancillería no precisó cuál es el número de argentinos varados allí, pero sí expresaron que la situación es "muy complicada". El gobierno anunció que había 2 buses desde Valparaíso para traer a 126 personas. Pero quienes están en el aeropuerto son pasajeros en tránsito, por lo que deben esperar a ser ubicados en otro vuelo. 

Esta mañana del 26/03 partió desde Chile hacia Ezeiza un vuelo con 300 personas. Las restantes, deben esperar a que la Administración Nacional de Administración Civil (ANAC) autorice un vuelo que los traiga de regreso.

"Hace dos días que estoy varada en este aeropuerto, estuve dos días varada en Londres, un día varada en Lisboa, y lo único que quiero es llegar a mi casa. Desde el domingo que estoy viajando y ya no puedo más. Chile está haciendo un montón de cosas, nos están dando comida, nos están dejando estar acá, nos están dando sábanas", expresó una de las afectadas, llamada Paula. 

Además, calificó a la situación como “desesperante".