Leído

NORTE DE MÉXICO

3 mujeres y 6 niños mormones asesinados: Investigan si fue un ataque deliberado o los confundieron con narcos

Mar, 05/11/2019 - 2:01pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Una teoría apunta a que cónvoy en el que viajaban 3 mujeres y 14 menores fue confundido con un grupo narco rival cuando fueron emboscados por grupos armados. 3 mujeres y 6 niños fueron asesinados, 6 otros menores resultaron lesionados, una menor resultó ilesa y otra está desaparecida. Otras líneas de investigación consideran la posibilidad de que haya sido un ataque directo contra los LeBarón, miembros de una colonia mormona instalada en el norte de México desde los años '20 que tiene un fuerte activismo contra los grupos delictivos de la zona.

Contenido

Al menos 9 miembros de una familia mormona (3 mujeres y 6 niños, entre ellos 2 bebés) fueron asesinados el lunes 4/11 en el norte de México. Además, 6 menores resultaron lesionados, informó el gobierno federal. Hay una menor que resultó ilesa y una más que está desaparecida. Se trata de los parientes del activista Julián LeBarón, quien ha denunciado a grupos criminales de la zona donde ocurrió el hecho, en las inmediaciones al Rancho de la Mora, entre los estados de Chihuahua y Sonora, cerca de la frontera con USA.

Las familia, reporta la BBC, se estaba trasladando desde un asentamiento en la localidad de Bavispe, en el estado de Sonora, hasta otro en La Mora, en Chihuahua. Era un viaje que realizaban rutinariamente, según Julián LeBarón, porque en ambas localidades están establecidos miembros de la familia que forman parte de la Colonia LaBarón, una rama fundamentalista de mormones que se estableció en la zona en los 1920. También es una zona donde operan carteles de narcotraficantes. En años recientes, algunos miembros de la familia LeBarón se han visto enfrentados con habitantes de comunidades locales por el uso del agua en la región.

"Fue una masacre", dijo Julián LeBarón, cuyo hermano Benjamín LeBarón, fundó un grupo de lucha contra el crimen llamado SOS Chihuahua y fue asesinado en 2009. La comunidad afectada está compuesta por descendientes de mormones que escaparon de USA en el siglo 19, tras sufrir persecusión por sus tradiciones, incluida la poligamia. Muchos mormones en México tienen ciudadanía dual: tanto mexicana como estadounidense. 

Según el secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo, las camionetas en las que viajaban 3 mujeres y 14 menores fueron emboscados por grupos armados. Una teoría apunta a que el cónvoy familiar podría haber sido confundido con un grupo delictivo, explica el sitio Animal Político.

“Hay una célula del crimen organizado vinculada al cártel del Pacífico, que tiene una presencia relevante en Agua Prieta y en la sierra pero también hay grupos criminales en Chihuahua que quieren tomar control de zonas territoriales de Sonora”, refirió. 

Sin embargo, el presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha matizado después que "hay que aclarar si los mataron sin saber quiénes eran o si fue un ataque directo". Hasta el momento no se sabe quiénes eran los hombres armados que perpetraron el ataque, dijo Julián LeBarón a Radio Fórmula.

"Se denuncio que hubo amenazas y le informamos a las autoridades (federales). Hubo la denuncia y estas son las consecuencias", declaró Julián LeBarón.

Según el Diario de Juárez, las muertes ocurrieron al incendiarse el vehículo en el que viajaban, lo que pudo ser a causa de disparos contra el tanque de gasolina. Melvin Romero, secretario municipal, confirmó que en un vehículo fueron hallados los cuerpos de una mujer y 4 menores, y en la misma zona fueron ubicados los cuerpos de otra mujer y un bebé en sus brazos, ambos con impactos de bala.

Según la BBC, la comunidad fue establecida cuando Alma Dayer LeBarón se separó de la organización en USA y emigró a México en 1924. 2 de sus hijos fundaron en 1955 la Iglesia del Primogénito de la Plenitud de los Tiempos. La comunidad prosperó gracias a la producción de nueves y vivió de forma aislada en la zona, manteniendo el inglés como idioma principal. En 2009, Erick LeBarón fue secuestrado. Se exigía US$ 1 millón por la liberación. La comunidad decidió no pagar el rescate y se manifestó tanto en medios nacionales como internacionales contra la creciente inseguridad de la región durante la llamada "guerra contra las drogas" declarada por el entonces presidente, Felipe Calderón. El joven fue liberado. Poco después, su hermano Benjamín y Luis Widmar Stubbs, otro miembro de la comunidad, fueron secuestrados y asesinados. Los responsables colocaron una manta frente a sus casas, indicando que los crímenes eran en venganza por el activismo de la familia contra la inseguridad. Los habitantes de la colonia LeBarón reclamaron la creación de una policía civil para protegerse de los grupos criminales pero la medida fue rechazada.

“Una familia y amigos maravillosos de Utah quedaron atrapados entre dos viciosos cárteles de la droga, que se disparaban el uno al otro, con el resultado de que fueron asesinados muchos grandes estadounidenses, incluidos niños pequeños, y [hay] algunos desaparecidos”, escribió el Presidente de USA, Donald Trump, en su cuenta de Twitter. “Si México necesita o solicita ayuda para limpiar de estos monstruos, Estados Unidos está listo, dispuesto y capaz de involucrarse y hacer el trabajo de manera rápida y efectiva”, agregó, aclarando que a veces se necesita "un ejército para derrotar a otro ejército".

“Voy a hablar con el Presidente Trump para agradecerle su apoyo y ver si en los convenios de cooperación hay posibilidad de que se pueda contar con ayuda en caso de que se necesite y en el marco de la legalidad vigente, solicitaríamos ese apoyo que agradecemos mucho. Creo que no necesitamos para atender estos casos de la intervención de un Gobierno extranjero. Todo esto de manera muy respetuosa”, respondió el Presidente de México. “Sí (se podría cooperar con el FBI)”, dijo, “cuidando nada más lo que tiene que ver con nuestra independencia. Somos un país libre y soberano. No puede intervenir otro Gobierno en nuestro territorio si no existe un acuerdo de cooperación y la solicitud expresa de nuestro Gobierno. Nosotros opinamos acerca de los hechos El Paso, Texas, pero nosotros no podemos intervenir en la investigación. Eso corresponde a la autoridad estadounidense. Si se justifica legalmente, podríamos solicitar la extradición de la persona que le quitó la vida a mexicanos en Estados Unidos, pero ese es un procedimiento legal”, indicó. "Voy a ver en qué pueden ayudar, pero cuidando nuestra soberanía."