MUNDO Italia > Sharbat Gula > talibanes

SHARBAT GULA

La "niña afgana" evacuada a Italia por la represión talibán

Tras la llegada de los talibanes al poder en Afganistán, la situación para las mujeres del país empeoró abruptamente y Sharbat Gula fue evacuada a Italia.

Sharbat Gula durante muchos años no tuvo nombre. Era simplemente conocida como "la niña afgana" que el fotógrafo estadounidense Steve McCurry retrató en un campo de refugiados en la frontera entre Pakistán y Afganistán en 1985, cuando este último estaba bajo dominio soviético. Su poderosa mirada terminó convirtiéndose en una de las portadas más recordadas de National Geographic. Se volvió un símbolo de la población martirizada por las guerras en Afganistán.

Hoy Gula tiene 49 años y llegó a Italia, país que la evacuó de Afganistán. De acuerdo con lo comunicado por el equipo del primer ministro italiano, Mario Draghi, Roma respondió al llamamiento de ayuda de Gula para salir del país después de que los talibanes volvieron al poder en agosto de este año.

image.png

Gula, al igual que el resto de las mujeres afganas, ha vuelto a vivir el horror tras la toma del poder del régimen talibán. Aunque en un principio prometieron una versión suavizada de su represivo régimen entre 1996 y 2001, y que respetarían los derechos de las mujeres, los talibanes no solo han impedido que vuelvan a trabajar o que las niñas vayan a las escuelas de secundaria, sino también han prohibido que se emitan series o películas que incluyan actrices.

Su llegada a Italia forma parte de un programa más amplio para evacuar e integrar a ciudadanos afganos.

Fue recién en 2002, cuando McCurry volvió a la región para encontrar a Gula y recién en ese momento se conoció su identidad y su historia. La mujer afgana se casó cuando tenía tan solo 16 años, entraba y salía constantemente de centros de refugiados. Había tenido 5 hijos, uno de los cuales murió poco después de nacer, y tenía hepatitis C, enfermedad de la que murió su marido.

image.png

En el 2016, Gula fue arrestada por vivir ilegalmente en Pakistán con documentos falsos, una práctica extendida entre los refugiados afganos. Entonces el presidente afgano, Ashraf Ghani, le dio la bienvenida y también le hizo entrega de un piso en Kabul para que viviera con "dignidad y seguridad" en su país natal. Pero lamentablemente no tuvo otra opción que tratar de huir.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario