Leído

TAMBIÉN SUCEDE EN USA

Trumpilandia: El Presidente conmutó la pena de quien mintió para salvarlo

Dom, 12/07/2020 - 6:19pm
Enviado en:
Por Urgente24

USA no tiene nada que envidiar al 3er. Mundo que tanto cuestiona. Donald Trump ha conmutado la sentencia de prisión de Roger Stone, un confidente y autodenominado "tramposo sucio" político en un movimiento del viernes 10/07 por la noche que provocó la ira de los demócratas.

Roger Stone, un hombre del Presidente.
Contenido

Roger Stone celebró la conmutación de su sentencia de prisión en un estilo extravagante: bailando en un video que se volvió viral y conmovió a simpatizantes y opositores del presidente Donald Trump.

Atrapado por la investigación del 'Russiagate', a cargo del asesor especial Robert Mueller, Stone fue sentenciado en febrero a 3 años de prisión por interferir con la investigación y manipular a los testigos. 

Ahora, Trump conmutó su sentencia, una medida que no anula su condena, pero que le ahorra una temporada tras las rejas.

Famoso por ser un estratega despiadado y astuto, y un 'dandy' excéntrico, Stone celebró su liberación de una manera que parecía diseñada para provocar la máxima furia en sus oponentes. Bailando el éxito de 1989 de Tone Loc, 'Wild Thing'.

El Presidente hizo su polémico movimiento 4 días antes de que Stone, de 67 años, comenzara una sentencia de 40 meses en una prisión en Georgia.

Stone, uno de los varios aliados del Presidente condenado por crímenes en los últimos 2 años, fue declarado culpable en febrero de mentirle al Congreso y participar en la manipulación de testigos para proteger a Trump.

-----------------

Bueno. Amo a Trump. Odio a Trump. No me importa. Roger Stone bailando al ritmo de Tone Loc's Wild Thing es divertido en su IDGAF-ness.

-----------------

En una referencia a la investigación dirigida por el ex fiscal especial Robert Mueller, la Casa Blanca dijo que Stone fue una "víctima del engaño de Rusia que la izquierda y sus aliados en los medios perpetuaron durante años en un intento de socavar la Presidencia de Trump".

Su condena estuvo relacionada con un esfuerzo por servir como un canal de retorno para Julian Assange, el fundador de WikiLeaks, que publicó documentos demócratas obtenidos por 'piratas' informáticos durante la carrera de 2016.

Stone solicitó a un tribunal que pospusiera el inicio de su sentencia por las preocupaciones sobre el coronavirus en el sistema penitenciario, pero fue rechazado.

La Casa Blanca dijo que Stone habría estado "en grave riesgo médico" en prisión. Dijo que Trump no había querido "interferir", pero "a la luz de los hechos y circunstancias atroces que rodearon su enjuiciamiento, arresto y juicio injustos", el Presidente había conmutado su sentencia. Concluyó: "¡Roger Stone es ahora un hombre libre!"

Mitt Romney, un senador de Utah y ex candidato presidencial republicano, describió la situación:

"Corrupción histórica sin precedentes: un Presidente estadounidense conmuta la sentencia de una persona condenada por un jurado de mentir para proteger a ese mismo Presidente". 

Nancy Pelosi, la portavoz demócrata de la Cámara de Representantes, también describió la medida como "un acto de asombrosa corrupción".

Adam Schiff, el jefe demócrata del comité de inteligencia de la Cámara que dirigió la investigación de juicio político sobre Trump, dijo que Stone había "mentido repetidamente" al Congreso.

"El presidente Trump ha participado en innumerables actos que son egoístas y destructivos para nuestra democracia pero conmutar la sentencia de Roger Stone, un amigo suyo que mintió y obstruyó nuestra investigación para proteger al propio Trump, es uno de los más ofensivos para el Estado de Derecho y los principios de justicia”, dijo.

Joe Biden, el candidato presidencial demócrata, también criticó la decisión de conmutar la sentencia:

"El presidente Trump ha abusado una vez más de su poder, liberando esta conmutación el viernes por la noche, con la esperanza de evitar una vez más el escrutinio mientras destruye las normas y los valores que hacen de nuestro país un faro brillante para el resto del mundo", dijo Un portavoz de la campaña.

El extravagante Stone, quien trabajaba para Richard Nixon y tiene un tatuaje del difunto Presidente en su espalda, había hecho una campaña abierta para pedir un indulto de Trump. 

Stone alguna vez fue un socio de Paul Manafort, el ex gerente de campaña de Trump, quien fue sentenciado a prisión en 2019 por delitos no relacionados con la campaña.

Manafort debía cumplir 47 meses en prisión después de ser condenado por fraude bancario y fiscal relacionado con su trabajo anterior en Ucrania. Pero el hombre de 71 años fue liberado en mayo y se le permitió cumplir el resto de su condena en casa debido a la situación de covid-19.

Otro ex confidente de Trump, su antiguo abogado Michael Cohen, se declaró culpable en 2018 de infracciones financieras de campaña relacionadas con el pago a dos mujeres que afirmaron haber tenido relaciones sexuales con Trump, incluida Stormy Daniels, una ex estrella porno.

Cohen también gozaba de prisión domiciliaria desde mayo a causa del temor al contagio de covid-19 en prisión. Pero fue devuelto a prisión horas atrás, después de negarse a cumplir con las condiciones que los funcionarios de la prisión insistieron en que se le impusiera, incluida la prohibición de publicar un libro sobre su tiempo con Trump, que está casi completo.

Trump pidió que Christopher Steele, el ex oficial británico del MI6 que escribió el dossier de 2016 sobre los lazos de Trump con Rusia, que sea extraditado a USA y encarcelado. Steele no ha sido acusado de ningún delito.

“Este hombre debería ser extraditado, juzgado y enviado a la cárcel. ¡Un mentiroso enfermo que fue pagado por 'Crooked' Hillary y el DNC!", Trump tuiteó. 

Ex oficial con el MI6 británico y consultor privado desde su retiro de la agencia en 2009, fue contratado por la campaña de Hillary Clinton a través de intermediarios en 2016 para investigar al candidato presidencial rival.

Steele compiló un dossier de acusaciones de gran alcance, que, entre otras, afirmaban que Moscú había 'cultivado' a Trump como candidato títere durante años, y que el Banco Alfa de Rusia transmitió mensajes entre la campaña de Trump y el Kremlin. 

También presentó afirmaciones bastante extrañas, incluido que el Kremlin chantajeó a Donald Trump con un video de él viendo a 2 prostitutas orinar en una cama en una habitación de hotel de Moscú. 

Estas afirmaciones nunca fueron probadas y, en algunos casos, completamente no demostrables. Este hecho fue conocido por el ex director del FBI, James Comey, quien, sin embargo, presentó el expediente a un tribunal de vigilancia para justificar las escuchas telefónicas a varios funcionarios de la campaña de Trump. 

Esa investigación del FBI se transformó en la investigación de Mueller, que aunque rechazada por Trump como una "caza de brujas" políticamente motivada , llegó a definir los primeros dos años y medio de su presidencia.

El último llamado de Trump se produce después de que un tribunal británico ordenó a Steele pagar miles de libras en daños a 2 banqueros rusos del Grupo Alfa. 
Los banqueros impugnaron que una de las afirmaciones de Steele, de que entregaron "grandes cantidades de efectivo ilícito" al presidente ruso Vladimir Putin en la década de 1990, era falsa.