Leído

RECHAZO A LA GLOBALIZACIÓN

La esencia de la Unión Europea podría terminar de quebrarse ante la crisis del virus

Vie, 03/04/2020 - 3:39pm
Enviado en:
Por Urgente24

Si bien Estados Unidos ahora es el centro de la pandemia del Coronavirus a nivel internacional, teniendo en cuenta que registra la mayor cantidad de casos, España e Italia siguen siendo puntos fuertes e contagio. Es así que mientras la crisis económica y la estructura sanitaria continúa muchos líderes y hasta la propia ciudadanía comienza a preguntarse por el futuro de la Unión Europea teniendo en cuenta que si bien ya se encontraba débil antes de la crisis, la misma provocó que cada país ponga el ojo en la situación interna.

Europa y el Coronavirus. Fuente: Hufftington Post
Contenido

Este viernes 03/04, YouGov, una de las encuestadoras con mayor influencia en Europa, publicó un estudio acerca de la importancia y la aceptación de los procesos de globalización, y en consecuencia, el 43% de los encuestados contestaron que que la globalización debería disminuir. Claro que el estudio fue realizado en medio de una pandemia que prendió fuego a los países del continente, sin embargo está claro que muchas percepciones y formas del mundo que conocemos hasta el momento van a cambiar una vez que pase el Coronavirus.

La realidad es que la libre circulación alrededor de los extremos del mundo, tanto de mercancías como de personas, fue una de las grandes causas del virus, teniendo en cuenta que si bien comenzó en China se expandió con tal rapidez debido al fenómeno de la globalización.

Esto es una consecuencia directa sobre el objetivo y misión de la Unión Europea y a la vez una propulsión para los políticos nacionalistas. Es así que una de las conclusiones que arrojó la encuesta se refería a que el 56% de los participantes respondieron que los países de Europa tendrían que haber cooperado más entre ellos desde un principio. Esto mismo luego quedó reflejado cuando la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se disculpó ante el gobierno italiano por la pobre respuesta inicial a la crisis. 

“Fue un comportamiento que hizo daño y podía haber sido evitado”, explicó la autoridad frente a las constantes presiones de los distintos gobiernos europeos de cara a la posibilidad de controlar la pandemia. Italia ya contó 119.800 casos aproximadamente, mientras que España: 117.700, es por eso que no es de extrañar que el Primer Ministro italiano, Giuseppe Conte se encuentre en constante pedido de ayuda económica y sanitaria a Bruselas. 

La realidad es que Europa ya se encontraba bastante golpeada para cuando llegó el COVID-19. Entre el Brexit, el estancamiento económico, el despertar de extremos nacionalismos y la crisis migratoria, el Coronavirus llevó como lo que podría ser un golpe final para terminar de quebrar una fuerza política que logró reviviry reconstruir Europa luego de la Segunda Guerra Mundial. En tanto, la grieta entre los países se sigue profundizando, teniendo en cuenta que cada uno tiene sus propios objetivos que además tal vez no coinciden con Bruselas. 

Esto mismo salió a la luz directamente cuando la primer decisión a tomar frente al virus fue el levantamiento de muros entre las fronteras internas. Si bien Europa se cerró al afuera, también la gran mayoría de los países decidió bloquear sus propias fronteras. En consecuencia, la suspensión de comercio de equipos médicos y suministros sanitarios. "O la UE hace lo que hay que hacer o terminará", explicó el Primer Ministro de Portugal, Antonio Costa.

Por otro lado, las diferencias entre los países sacó a relucir reclamos y asuntos pendientes que se mantenían así desde la crisis financiera de 2008, cuando países como Grecia, Italia y España estaban en la lona y el Banco Europeo, impulsado por Alemania, tuvo que salir al rescate. Pero también recordemos que aquel quiebre en la economía hace 12 años fue causado exactamente por la diferencia de oportunidades y capacidades de los países de la región. 

Empezando porque el tipo de cambio y reglas financieras establecidas por los países ricos sobrepasan lo que puede lograr un país más pobre como Grecia. Este sigue siendo el problema de hoy, sin embargo ahora se le agrega el colapso de los sistemas de salud y una gran pandemia desconocida. Es así que la situación actual deja al freno de la economía y la futura posible recesión como una de las principales preocupaciones a nivel regional e internacional.