Leído

COCA-COLA, UNILEVER Y MÁS

Histórico boicot de empresas a redes sociales, cuyo futuro está bajo amenaza

Lun, 29/06/2020 - 2:26pm
Enviado en:
Por Urgente24

Lo que empezó como un boicot contra Facebook, a la que acusan de ser demasiado laxa con el discurso de odio en su plataforma, se convirtió en uno contra todas las redes sociales. Coca-Cola, Unilever, Hershey's, Verizon, Levi Strauss, son solo algunas de más de un centenar de marcas que suspendieron sus anuncios en redes sociales. Por otro lado, el economista Miguel Ángel Boggiano advierte que "se vienen momentos de grandes movimientos en la bolsa de EEUU. Y los gigantes tecnológicos, son una verdadera bomba de tiempo."

Los conflictos en las redes sociales: Trump, Libia y Venezuela
podcast redes sociales.jpg
Según el economista Boggiano, las plataformas tecnológicas son una bomba de tiempo.
Contenido

Entre la espada y la pared: así están las redes sociales. Si recientemente la plataforma Twitter se metió en un altercado serio con el presidente estadounidense, Donald Trump, tras haber colgado un aviso sobre un tuit suyo (Trump le dijo a Twitter: estás editorializando el contenido, por lo tanto sos un medio de comunicación y no una plataforma pública, debés hacerte cargo de todo lo que escriben tus usuarios) ahora las grandes marcas (más de un cententar de ellas, incluyendo a Coca-Cola, Unliver, Verizon y la más reciente, Starbucks) le están pidiendo exactamente lo contrario: aplicá mayores restricciones al discurso de odio.

Esa es al menos la razón pública que esgrimen ellas para su decisión de dejar de anunciar en Facebook, Twitter y otras. El problema es que el discurso de odio ya está prohibido en las redes sociales de acuerdo a sus políticas, pero esto no alanza para censurar los mensajes que bordean lo permitido. ¿Quién dicta hasta dónde un mensaje es discurso de odio? ¿Quién determina qué es una fake news? El viejo dilema entre libertad de expresión versus discurso de odio viene ahora a debatirse nuevamente, esta vez en el contexto de las redes sociales.

Starbucks, la más reciente de las marcas en anunciar que suspenderá su publicidad en esas plataformas, dijo que se trata de una pausa mientras debate "internamente, con socios mediáticos y organizaciones de derechos civiles en un esfuerzo por frenar la propagación de discurso del odio". Coca-Cola había dicho algo similar aunque indicando que no formaría parte de un boicot contra Facebook, sino que utilizará este tiempo (30 días) para reevaluar sus políticas publicitarias. Unilever había reconocido públicamente que se sumaría al boicot contra Facebook y que retiraría anuncios de esa plataforma pero también de Twitter e Instagram por lo que resta del año. Verizon dijo que suspende anuncios en Facebook e Instagram hasta que las redes sociales ofrezcan una solución. Magnolia Pictures dijo que cesa anuncios en Facebook e Instagram.

El boicot contra las redes sociales nació en realidad como un boicot contra Facebook, por una política supuestamente laxa en cuanto al discurso de odio. 6 organizaciones, entre ellas la Liga Anti-Difamación, lanzaron una campaña llamada StopHateForProfit incitando a las grandes empresas a dejar de publicitar en Facebook. El pato lo están pagando todas las redes sociales. ¿Por qué? ¿Sería una decisión previa que se aprovechó para presentar oportunamente en este momento? ¿Estará ocurriendo otra puja entre las marcas y las plataformas tecnológicas que no estamos viendo?

Entre las marcas que han respondido al boicot (en realidad abandonaron a más redes, no solo a Facebook), están, además de las ya mencionadas, están: Hershey's, Levi Strauss, Eddie Bauer, The North Face, Patagonia, Ben & Jerry's y REI. No todas ellas cortaron la publicidad en las mismas redes ni por el mismo tiempo. Procter & Gamble dijo que está reconsiderando sus anuncios en todos los medios, para asegurarse que sus contenidos no aparezcan "cerca de contenidos de odio o denigrante".

Entre las demandas de las marcas para retornar su publicidad a las redes, está la posibilidad de tener un relevo de cuántas veces sus anuncios aparecen pegados a contenido que luego fue removidos por ser fake news o discurso de odio, y recibir reembolso en esos casos. El CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, dijo que quiere discutir nuevas políticas para que la gente se conecte con "información autorizada sobre votaciones y luchar contra el discurso de odio".

De acuerdo al economista Miguel Ángel Boggiano, los gigantes tecnológicos son una bomba de tiempo: prevé una fuerte caísa de sus acciones. Sucede que la valuación de Facebook, Amazon, Apple, Netflix y Google (las llamadas FAANG) está completamente fuera de escala, son las únicas empresas que están subiendo y empujando los índices como el S&P 500 hacia arriba. "Cuando las grandes manos comiencen a vender estos activos (porque en algún momento lo van a hacer) van a arrastrar todo lo que se ponga en el camino", advierte el economista. "Se vienen momentos de grandes movimientos en la bolsa de EEUU. Y los gigantes tecnológicos, son una verdadera bomba de tiempo."