Leído

EVITAR OTRA CRISIS MIGRATORIA

Europa deja la teoría y pasa a la práctica en Libia con una misión naval en el Mediterráneo

Lun, 17/02/2020 - 3:18pm
Enviado en:
Por Urgente24

Frente a la situación de incertidumbre e inestabilidad en Libia, y por supuesto la lucha paralela por el control del territorio y la carrera armamentística ente Rusia, Estados Unidos y Turquía, finalmente se suma un personaje más: la Unión Europea ya acordó una nueva estrategia naval en la guerra civil del norte de África. Todo por evitar un segundo escenario como el de Siria en 2015 y cuidar el petróleo.

Emmanuel Macron y Angela Merkel.
Contenido

Este lunes 17/02, la Unión Europea finalmente dio a conocer su plan en cuanto al futuro de la guerra en Libia. Si bien anteriormente se había hablado de una solución pacífica, por lo menos así lo habían acordado los grandes líderes europeos 19/01, ahora los planes son otros y van más allá: una misión naval que bloquee la entrada ilegal de armas al país africano que está en conflicto desde mediados de 2019, uno de los grandes problemas que prohíben darle un cierre a los enfrentamientos. Aunque claro, existen mayores intereses detrás de los planes de Europa.

Antes que nada es importante recordar que en Libia, la situación es de guerra civil, el país está partido en 2: por un lado, el Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA, según sus siglas en inglés) de Fayez al-Serraj, basado en Trípoli. Por el otro, el Ejército Nacionalista Libio, del general Khalifa Haftar, con base en el este del país, que intenta desde hace meses tomar la capital. Con Turquía, Rusia y Estados Unidos envueltos y con un rol en el conflicto, la Unión Europea, uno de los actores que en su momento tomó decisiones en la región sin tener en cuenta las consecuencias a largo plazo, busca una solución inmediata.

La situación actual en Libia es consecuencia directa de la muerte y brutal asesinato del ex dictador y líder del país, Muamar Gadafi, quien fue ejecutado en 2011 por la Organización del Altántico Norte, comandada por Estados Unidos y Europa. Luego de ese hecho, Libia nunca logró salir adelante como un país con mismos objetivos, es por eso que ahora está al borde de volverse el nuevo Siria. Esto último es la gran preocupación de la Unión Europea, que no sobreviviría a otra gran ola de refugiados como la de 2015 luego de la guerra en Siria. 

En consecuencia, los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea acordaron que los documentos en papel y las advertencias no eran suficiente, es así que acudieron a lo militar otra vez, como en los viejos tiempos. ¿La solución?: barcos y milicias en el Mar Mediterráneo para evitar que desde Rusia y Turquía llegue armamento hacia el Ejército de Jalifa Haftar. "La UE está implicada en una misión aérea, naval y con disponibilidad también terrestre para bloquear el ingreso de armas en Libia. Significa permitir una estabilización", aseguró  el titular italiano, Luigi Di Maio. 

Si bien esto es un avance en la forma de proceder de la Unión Europea, ya que efectivamente se involucrará en el conflicto y dejará de lado su etapa de pasividad en el escenario internacional, sus intereses son los que mueven a la región, sobretodo los de la canciller alemana, Angela Merkel, quien no podría soportar otra catástrofe humanitaria que desde 2015 solo trajo desgracias para Europa, entre ellas el Brexit y el crecimiento de la extrema derecha en el territorio. Aunque por otro lado, la irrupción de Europa confirma que Libia está a un paso de convertirse en un conflicto internacional como lo fue Siria. 

"El acuerdo muestra que cuando hay voluntad política se puede actuar”, explicó a los medios locales, Joseph Borell, el Alto Representante de Política Exterior de la Unión Europea para luego asegurar que el de este lunes ha sido uno de los debates más "largos intensos" que el mismo recuerda. 

Sin embargo, el miedo a la crisis migratoria no es lo único que preocupa a Europa, sino que Libia es uno de los países más importantes de África debido a su gran producción petrolera, lo que está en peligro desde que se desató la guerra civil. Además no hay que olvidar que cuando se trata del oro negro, Europa también se quedó atrás en la competencia entre China, Rusia y Estados Unidos, tal es así que su objetivo de cara a 2050 es ser 100% energías renovables.  Lo mismo ocurrió en la competencia armamentística, donde hasta Estados Unidos se está quedando atrás frente a China y Rusia. 

A su vez, la intervención de Europa, va totalmente en contra de la última consigna de la Organización de las Naciones Unidas y algo que viene buscando hace tiempo:  garantías de los países extranjeros de no más injerencia militar en Libia.