Leído

EL FOCO SON LAS EMPRESAS CHINAS

Entre tensiones con USA y recesión, Xi Jinping se concentra en la "circulación nacional"

Mie, 12/08/2020 - 3:33pm
Enviado en:
Por Urgente24

Mientras que en Estados Unidos existe una conmoción por el nombramiento de Joe Biden en cuanto a su nueva compañera de fórmul, Kamala Harris, lo que vuelve a poner en jaque la reelección de Donald Trump, en China, Xi Jinping avanza con sus planes camino al crecimiento económico. Es así que Xi presentó formalmente una estrategia de para hacer crecer las empresas a nivel nacional.

Xi Jinping, presidente chino.
xi.jpeg
Xi Jiping, presidente chino.
Contenido

Las carreras entre China y Estados Unidos, tanto la tecnológica como la militar y la cienífica, no solamente modelan a las relaciones diplomáticas hoy en día sino que también son una traba para el crecimiento de ambas potencias teniendo en cuenta que una está pendiente de lo que hace la otra en términos de dominación y expansión global. A la vez recordemos que China como Estados Unidos son dos grandes socios comerciales a pesar de las tensiones, justamente eso es lo que llevo a que la guerra comercial entre ambos sea un gran problema. 

Sin embargo, de acuerdo a lo que dio a conocer The Wall Street Jorunal, los objetivos de Xi Jinping cambiaron con la llegada de la pandemia ya que el mundo ahora está en recesión, sobretodo Estados Unidos, cuya crisis económica parece no tener una salida rápida y fácil. Es por eso que desde el periódico norteamericano hablan de la "circulación nacional": un nuevo plan de China donde se impulsará el consumo de la industria local. Siempre y cuando sea posible. 

Esto por supuesto no significa que se va a dejar de importar pero si la creación de una dependencia de las empresas nacionales. Esto teniendo en cuenta que en los mercados extranjeros las compañías chinas también están bajo escrutinio, empezando por Huawei y siguiendo por Tik Tok o Bytedance. Esto al mismo tiempo es un gran golpe para Donald Trump teniendo en cuenta que la economía norteamericana no puede prescindir de las exportaciones e importaciones con China.

Esta estrategia es consecuencia del nacionalismo de Donald Trump y significa exactamente lo mismo, el cerrarle la puerta, o por lo menos achicársela, a la globalización por parte de Xi. Esto no solo pondrá a los chinos en otro plano de los negocios comerciales internacionales sino que alentará a los consumidores chinos a comprar más productos locales. Claro que al mismo tiempo para China significa arriesgarse a que muchos inversores pierdan interés en el país. 

Aunque esto último no es seguro ya que de acuerdo con un estudio realizado por el Consejo Empresarial de Estados Unidos y China "el 83% de las más de 100 empresas miembros de los sectores de fabricación, servicios, energía y agricultura consideran a China como la principal o entre las cinco principales prioridades de sus estrategias globales."