GLOBAL

PRINCESA HAYA

Mientras su esposa lo acusaba de matrimonio forzado, el jeque de Dubái posteó este poema en Instagram

Su nombre completo es Haya Bint Al Hussein y es la hija del difunto rey Hussein I de Jordania y hermana del actual rey de Jordania, Abdalá II. En 2004, se casó con el emir Mohammed bin Rashid Al Maktum, vicepresidente y primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos y gobernador de Dubái. Pero hace 2 meses, huyó de él con sus 2 hijos hacia Londres. Es la tercera mujer de la familia que huye. Esta semana, pidió ante un tribunal de Londres una orden de protección por matrimonio forzado, la custodia por sus 2 hijos y una orden de alejamiento para su marido. Él, un autoproclamado poeta, escribió unas misteriosas líneas en Instagram. Previamente, ya había escrito sobre la traición de una mujer.

La princesa Haya, la 6º esposa del jeque de Dubái, Mohammed bin Rashid Al Maktou, ha solicitado ante un tribunal de Londres una orden de protección por matrimonio forzado, además de la custodia por los 2 hijos de la pareja y una orden de alejamiento para su marido.

El jeque de Dubái, quien deseaba que la batalla tuviese lugar allí, por su parte, ha solicitado la devolución de sus hijos y restricción para que el tribunal no divulgue información sobre lo que ocurra allí adentro, lo que ha sido rechazado. 

Su nombre completo es Haya Bint Al Hussein y ella es la hija del difunto rey Hussein I de Jordania y hermana del actual rey de Jordania Abdalá II.

Princesa Haya.

Se casó en 2004 con el emir Mohammed bin Rashid Al Maktum, vicepresidente y primer ministro de los Emiratos Árabes Unidos y gobernador de Dubái. Pero hace 2 meses, huyó de él con sus 2 hijos y una suma millonaria de dinero.

Primero fue a Alemania y después a Londres. A partir de ese momento comenzaron fuertes especulaciones sobre su paradero y los motivos de su fuga. Se llegó a hablar de un supuesto amante. 

Haya es la 3º mujer de la familia en intentar huir del jeque Mohammed; 2 de sus hijas de otros matrimonios intentaron hacerlo anteriormente.

La princesa habría tomado la decisión de escapar tras haber descubierto hechos inquietantes sobre el regreso obligado de la jequesa Latifa, una de las  hijas de Mohammed. En su momento, Haya había defendido a su esposo y su versión de los hechos, pero luego habría descubierto que las cosas no eran como ella creía.

El caso es excepcional porque nunca se ha tenido constancia de que una jequesa decida abandonar a su esposo y comenzar un proceso de divorcio. 

La ley inglesa puede ofrecer una orden de protección por matrimonio forzado para evitar que una persona sea obligaba a contraer matrimonio o ayudar a alguien que ya está en un matrimonio forzado, por ejemplo evitando que la persona sea llevada al extranjero.

"El juez permitió que los medios informaran que la princesa había reclamado la tutela de sus hijos, así como una medida de protección contra la brutalidad y una medida de protección contra el matrimonio forzado en relación con los niños", escribió la agencia británica Press Association.

No obstante, debido a las restricciones existentes por tratarse de un caso judicial que involucra a menores, la agencia no ha podido señalar a cuál de los dos hijos de la princesa se aplicarían estas medidas de protección. 

Al emir de Dubái no se lo vio en la corte. Pero sí que se hizo presente virtualmente posteando un críptico poema en Instagram el mismo día que su esposa acudiera a los tribunales.

El jeque es un autoproclamado poeta.

El poema, en árabe, se refiere a "espadas brillantes con cuchillas afiladas", según el diario Telegraph.

El poema ha sido interpretado como una oda al príncipe heredero de los Emiratos Árabes Unidos, el jeque Mohammad bin Zayed Al Nahyan.

"Él (su excelencia) tiene espadas brillantes con cuchillas afiladas. En sus fundas, pueden cortar si son desenvainadas", escribió el jeque. "Para confrontar y mantener a los enemigos alejados, tiene muchos soldados. Ha protegido a los héroes para que nadie conspire contra ellos."

Si bien utiliza un lenguaje metafórico, el poema ha sido leído por algunos como una amenaza velada a enemigos regionales como Irán o Qatar. 

Días antes, el jeque había publicado otro poema en que acusaba a una mujer de "traición e infidelidad". Los versos incluían la línea "Ya no tenés un lugar a mí lado. No me importa si vivís o morís." 

Los detalles completos sobre las órdenes aplicadas y la identidad de los niños, discutidas en las audiencias preliminares del martes y el miércoles, no pueden ser informadas por razones legales. El juicio empezará en noviembre.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario