GLOBAL

PÉRDIDA DE LIDERAZGO

El limbo de Johnson: la economía se contrajo un 20% y el sueño del Brexit se aleja

El Reino Unido de Boris Johnson no solamente es uno de los más afectados por la pandemia del coronavirus en cuanto a contagiados y fallecidos, sino que también las consecuencias financieras fueron una de las más alarmantes teniendo en cuenta que en abril la economía se contrajo un 20%. Claro que esta cifra se suma a la situación tambaleante y de incertidumbre que existía anteriormente a causa del Brexit. Aunque al mismo tiempo esto profundiza la grieta dentro del Partido Conservador.

Este viernes 12/06 se dieron a conocer las cifras económicas del mes de abril del Reino Unido y fueron más duras de lo que muchos esperaban teniendo en cuenta que de marzo a abril esta se contrajo en un 20%. Al igual que los demás países de Europa y del mundo, Londres sintió las consecuencias del bloqueo económico a causa del coronavirus. Esto teniendo en cuenta que de acuerdo a lo que informa The Wall Street Journal, los servicios como hoteles, restaurantes y locales representaban el 80% de la economía. Y este sector se redujo un 19% mensual. 

Sin embargo las malas noticias y la incertidumbre en el sector financiero y económico ya eran algo estable en el escenario británico desde la crisis del Brexit. Además, teniendo en cuenta que la Bolsa de Londres es uno de los centros financieros más pesados en el mundo después de Wall Street y la Bolsa de Tokio, esto era uno de los factores que más preocupaba tanto a Europa como al mundo cuando se discutía el divorcio con Bruselas. Y lo sigue siendo teniendo en cuenta que Johnson parece no estar dispuesto a cambiar sus planes de acuerdo a las preferencias de la Unión Europea, es así que el acuerdo tardará más en llegar. 

Aunque esto no es todo ya que la región con Boris Johnson a la cabeza también fue uno de los más afectados a nivel mundial en cuanto a sistema de salud. Hoy es el quinto país con mayor cantidad de contagiados: 294.400 pero el segundo en cantidad de fallecidos ya que después de Estados Unidos, Londres registró 41.566 muertos. "La situación hoy es mucho más grave. Las pandemias no son nada nuevo, ni las recesiones globales. Lo que hace que la crisis actual sea única, y tan aterradora, es que nunca antes en la era moderna ambos ocurrieron al mismo tiempo", explica la editorial del diario británico, The Guardian con respecto a la crisis.

Como el Reino Unido fue uno de los países más afectados, el mandatario conservador ahora está desesperado por intentar disminuir los impactos económicos, al igual que ocurre con Donald Trump. Tal es así que este viernes anunció que el acuerdo que tenía con Bruselas como parte del Brexit con respecto a imponer controles fronterizos completos después del divorció, quedaría sin efecto teniendo en cuenta que las empresas no pueden seguir sufriendo luego de la pandemia. "Esta sería una buena noticia para muchas empresas, que simplemente no están listas para cambios caóticos con nuestro mayor socio comercial a fin de año", explicó Josh Hardie, subdirector general de la Confederación de la Industria Británica. 

Aunque claro, nada fue aceptado por Bruselas todavía. Es por eso que Johnson y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen mantendrán una conversación telefónica el próximo 15/06 para intentar reactivar las relaciones entre ambas partes. Sin embargo este no es el mayor problema de Johnson ya que por un lado este se muestra dispuesto a hacer todo por el Brexit pero por el otro lado el virus llegó con desconfianza por parte de los miembros del partido conservador ya que los planes originales para este 2020 ya no serán posibles. La ventaja del mandatario es que tiene mayoría en el Parlamento y 4 años más asegurados en Downing Street (residencia oficial del ejecutivo). 

El punto de inflexión para el gobierno de Johnson llegó cuando este se contagio con COVID19 y se vio obligado a dejar el puesto de líder por algunas semanas. Hasta ese momento el mandatario se mostraba seguro y en contra de las medidas extremas de aislamiento y de cierre de la economía. Sin embargo todo cambio cuando las cifras de contagiados comenzaron a subir, se vio obligado a ser más flexible. Al mismo tiempo cambiaba la percepción de la población  ya que según una encuesta de You Gov, después de la enfermedad del Primer Ministro, 49% lo desaprobaban, y solo el 32% dijo que lo aprobaba.


 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario