Leído

EN MEDIO DE LA CRISIS GLOBAL

Crecen las tensiones entre Trump y Merkel: USA reduciría sus tropas en Alemania

Vie, 05/06/2020 - 4:51pm
Enviado en:
Por Urgente24

Si bien las tensiones entre Angela Merkel y el presidente de Estados Unidos, Donald Trump existen desde comienzos de la presidencia del norteamericano, durante las últimas semanas estas fueron un paso más allá cuando la canciller alemana anunció que no asistiría a la próxima reunión del G7 organizada por la Casa Blanca. Aunque al parecer Trump decidió responder quebrando la Organización del Altántico Norte al comenzar a reducir la presencia de tropas estadounidenses en Berlín.

Donald Trump y Angela Merkel
trump_merkel.jpg
Donald Trump y Angela Merkel
Contenido

De acuerdo a lo que dio a conocer el diario norteamericano, The Wall Street Journal, el presidente Donald Trump tiene planes para seguir tensando su relación con la Unión Europea y con Alemania específicamente teniendo en cuenta que retiraría aproximadamente 9.500 de las 34,500 tropas que desde hace años están asignadas permanentemente en Berlín. Esta decisión que no fue confirmada por el Pentágono llega después de una semana caliente para ambos países y para la política internacional de Donald Trump. 

Recordemos que el pasado 01/06 el inquilino de la Casa Blanca decidió llamar a su homólogo ruso, Vladimir Putin, nada más y nada menos que para proponerle su participación en la próxima reunión del Grupo de los 7, de la cuál Rusia no participa desde 2014 luego de intentar anexar Crimea a su territorio, con métodos fuera de las leyes internacionales. Aunque ahora como anfitrión, parece que el presidente Trump está dispuesto a cambiar las condiciones de las conversaciones. Por supuesto esto no fue bien recibido por los líderes europeos. 

El anuncio creo mucho escándalo en Bruselas y por supuesto entre los líderes de cada país. Tal es así que la canciller alemana, Angela Merkel y una de las principales opositoras de las formas de Trump dijo: “En estos momentos, teniendo en cuenta la situación general de la pandemia la canciller no puede aceptar participar en persona ni viajar a Washington”, y puso a Trump contra la espada y la pared teniendo en cuenta que la ausencia de Alemania es algo sobre lo que es necesario prestar atención, sobretodo en un contexto de crisis económica y pandemia internacional. 

Claro que frente a la posición que tomó Trump en la pandemia, comenzaron a circulas teorías de analistas e incluso de personas en las redes sociales que aseguraban que Donald Trump solamente quería concretar la reunión en de julio en Camp Davis para darle un empujón a su carrera política y mostrarse con una imagen globalizada de cara a las elecciones presidenciales de noviembre 2020. Claro que Merkel no fue la única líder en reaccionar a esta se sumaron muchos, pero ninguno canceló su asistencia.

Por ejemplo, si bien desde el Reino Unido, Boris Johnson ya explicó que no le parece correcto y que haría todo lo que está a su alcance para vetar la participación del Kremlin, la última palabra la tiene la Casa Blanca. La llamada de Trump llegó horas después de que el mismo trate de "obsoletas" las condiciones a la hora de decidir qué países ingresan y cuáles no al G7.

Recordemos también que frente al asesinato del ciudadano afroamericano, George Floyd, todo el mundo alzo sus voces condenando el racismo, también lo hizo Merkel: "El asesinato de George Floyd es algo terrible. El racismo es algo terrible. La sociedad estadounidense esta muy polarizada. Creo que los políticos deben trabajar hacia la reconciliación", aseguró la alemana condenando directamente el accionar de Trump frente a las crisis de cualquier tipo. No olvidemos que Merkel es una ex científica científica racional, prudente y diplomática, siempre busca el orden y los hechos.

Pero volviendo sobre la decisión de Trump en cuanto a la retirada de las tropas de Berlín, desde la Casa Blanca aseguran que la decisión no tiene relación alguna con las relaciones tensionadas con Alemania de la última semana sino que es algo que se viene pensando desde septiembre de 2019. A esto se le suma que uno de los objetivos del gobierno de Merkel para 2024 era aumentar el gasto militar alemán al 1.5% del producto interno bruto para y "acercarlo al nivel del 2% que los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte se han fijado como objetivo", explica WSJ.