Leído

SINGAPUR

Condenado a muerte a través de "Zoom"

Mie, 20/05/2020 - 2:44pm
Enviado en:
Por Urgente24

Como no pueden celebrarse juicios presenciales, las cortes en Singapur, utilizarán canales de videoconferencias mientras dure la pandemia.

Condena terminal vía Zoom
zoom-seguridad-foto-archivo-740x357.jpg
Condena final vía Zoom
Contenido

La BBC, informó que, a pesar del confinamiento y del freno de la actividad institucional, en Singapur, el poder judicial no detuvo las sentencias a la pena capital ni en los peores momento del confinamiento, así Zoom se transformó en protagonista.

En el país asiático, algunos delitos relacionados con el tráfico de drogas llevan aparejada la pena de muerte. Y como no pueden celebrarse juicios presenciales, las cortes utilizando Zoom para comunicar las sentencias 

Tal como apunta el medio británico, un hombre de 37 años fue condenado a muerte a través de Zoom al encontrárselo culpable de un delito de tráfico de drogas en 2011. Se trata del primer caso reo que recibió la sentencia a través de una aplicación de videollamadas remota. Algo duramente criticado por los grupos pro derechos humanos.

Por el confinamiento, la mayoría de las audiencias y juicios en Singapur se aplazaron hasta el 1 de junio, excepto aquellos considerados esenciales y que están relacionados con una serie de delitos de especial gravedad.

Debido a la política de Singapur contra el tráfico de drogas, esta clase de delitos se consideran de especial gravedad y sus audiencias judiciales no se aplazan. Tampoco las comunicaciones de las penas relacionadas con estos delitos que se cumplen por videoconferencia, lo que está generando duras críticas.

"Es impactante que los fiscales y la corte sean tan insensibles que no vean que un hombre que enfrenta la pena capital debería tener el derecho de estar presente en la corte para enfrentar a sus acusadores".

No es la primera vez que durante esta pandemia utiliza esta herramienta para comunicar las condenas a penas capitales. Nigeria también lo hizo.

Mientras duren los confinamientos, muchos de los países que aún conservan la pena de muerte comuniquen las sentencias a través de videoconferencia. Todo por no poder acudir a las cortes judiciales con total normalidad.