Leído

CORONAVIRUS ARRASA EN OCCIDENTE

China reabre Hubei mientras el COVID-19 en USA preocupa a la OMS (4 de cada 10)

Mie, 25/03/2020 - 8:14am
Enviado en:
Por Urgente24

4 de cada 10 nuevos contagios del coronavirus COVID-19 están ocurriendo en USA y eso preocupa muchísimo a la OMS. USA es el 3er. país más afectado por el coronavirus en el mundo después de China e Italia. Contrastre: China ha reabrierto la provincia de Hubei, luego de las medidas de normalización de Wuhan.

wuhan.jpg
En vísperas de la normalización del transporte en Hubei, desinfección masiva de las estaciones ferroviarias.
Contenido

La OMS (Organización Mundial de la Salud) observa "una aceleración muy grande" en los casos de COVID-19 en USA y advierte de que se puede convertir en el epicentro de la pandemia. 

El país de Donald Trump ya tiene 46.485 casos, superando a España, con 39.673.

La OMS observa "una aceleración muy grande" en los casos de COVID-19 en USA y advierte de que se puede convertir en el epicentro de la pandemia.

Por ese motivo, USA podría convertirse en el epicentro de la pandemia mundial de COVID-19, según ha declarado la portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Harris.

"Observamos una aceleración muy grande en [el número] de casos en USA", según la agencia Reuters.

Harris señaló que el 85% de los nuevos casos de COVID-19 que se registraron en el mundo durante las últimas 24 horas se detectaron en Europa y USA y, de ellos, el 40% se dieron en territorio estadounidense, donde "tienen un brote muy grande" cuya intensidad "va en aumento".

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció que en Nueva York ya se han contabilizado 20.875 personas contagiadas con el nuevo coronavirus y los casos aumentaron un 38% en un día.

Los muertos en NY suman 125.

Según Cuomo, Nueva York es el estado más afectado del país después de Nueva Jersey. Debido a la situación, el gobernador emitió una orden de emergencia que ordena a los hospitales aumentar su capacidad en 50% y advirtió que la situación podría durar "varios meses".

"Todos lo tenemos que enfrentar ahora que esa es una nueva realidad. Esto no va a cambiar. No van a encender las noticias mañana por la mañana y van a decir sorpresa sorpresa, todo esto ya se resolvió en dos semanas", declaró.

El gobernador de California, Gavin Newsom, manifestó en conferencia de prensa que necesitará 50.000 camas de hospital para atender a los pacientes con COVID-19, según calcularon modelos informáticos.

La Reserva Federal de USA (Fed) emitió un comunicado en que aseguró que toma medidas porque "ha quedado claro" que la economía de USA sufrirá "graves trastornos".

Para apoyar a las bolsas, el Comité Federal de Mercado Abierto de USA empleará al menos US$ 500.000 millones para comprar valores del Tesoro e invertirá un mínimo de US$ 200.000 millones en valores respaldados por hipotecas.

Washington lanzará programas que proporcionarán hasta US$ 300.000 millones en financiación para apoyar el flujo de créditos a empleadores, consumidores y empresas; de hecho, el Departamento del Tesoro de USA asignará US$ 30.000 millones a estos fines mediante el Fondo de Estabilización Cambiaria.

Asimismo, las autoridades estadounidenses establecerán 2 programas crediticios para respaldar a grandes empresas: 

> uno para la emisión de nuevos bonos y préstamos; y 
> el otro con vistas a proporcionar liquidez para los bonos corporativos en circulación.

El presidente Donald Trump choca por estas horas ante los estadounidenses con el médico Anthony S. Fauci, devenido en "gran estrella de televisión". 

Director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas desde 1984, se ha vuelto más audaz al corregir las falsedades del Presidente y las declaraciones excesivamente optimistas sobre la propagación del coronavirus en las últimas 2 semanas, y se ha convertido en un héroe para los críticos del Presidente en plena campaña electoral.

Trump sabe que el Dr. Fauci, quien ha asesorado a todos los presidentes desde Ronald Reagan, es considerado como un personaje creíble con una gran parte del público y los periodistas, por lo que le ha dado al médico más margen para contradecirlo que a otros funcionarios.

Ya en otras ocasiones, Trump se ha resistido a los impulsos de luchar contra las aparentes críticas: ocurrió con el abogado de la Casa Blanca, Donald F. McGahn II, en 2017 y principios de 2018; y con Jeff Sessions, el ex fiscal general. Trump finalmente despidió a ambos cuando sintió que el peligro había pasado.

Que no despida a Fauci se supone que es un indicador que para Trump lo peor aún no quedó atrás.

Es evidente que Trump evaluó mal todas las noticias que llegaban desde China, subestimó la pandemia y decidió no liderar la defensa sanitaria nacional. Esto queda en evidencia no sólo en las advertencias de la comunidad de inteligencia que desoyó, ahora ventiladas por The Washington Post, sino en los dichos de Fauci, que le ha reprochado el voluntarismo optimista del Presidente.

En China

En tanto, las autoridades chinas comienzan a levantar la cuarentena masiva en la provincia central de Hubei, donde surgió por primera vez la pandemia de coronavirus.

Recuperar la normalidad de Hubei es clave para intentar reactivar la economía, que es el gran tema ahora en China.

El levantamiento del cordón de salud en Hubei, la región con los controles epidémicos más estrictos en China y el último en aliviarlos, se produce después de que las autoridades chinas informaron una disminución sostenida en los nuevos casos de coronavirus transmitidos localmente. 

Beijing ha citado esta tendencia al exigir mayores esfuerzos para restablecer las operaciones comerciales normales en todo el país.

Las autoridades de Hubei pondrán fin a las restricciones al tráfico de salida a partir del miércoles 25/03, con la excepción de su ciudad capital, Wuhan, que bloqueará las salidas durante 2 semanas más.

Sólo las personas consideradas libres de riesgo de contagio podrán irse de Hubei (todavía no de Wuhan), pero es un avance. 

Quienes se marchen de Hubei deben poseer un "código verde" emitido por las autoridades provinciales para certificar su estado de salud, según el aviso.

Un grupo de trabajo del Partido Comunista dirigido por el primer ministro Li Keqiang dijo que la propagación del contagio se había detenido en el país, con el enfoque ahora en evitar que los casos importados provoquen un repunte.

Alrededor del 90% de los más de 80.000 pacientes con coronavirus de China se han recuperado, según datos de Johns Hopkins. 

Sólo en Hubei hubo 60.324 recuperados.

5 locales de Starbucks Corp. en Wuhan reabrieron sus negocios ya, dijo la compañía en las redes sociales chinas.

"Estamos de vuelta, con café y amor", dijo la compañía.

Wuhan, una ciudad de 11 millones de personas, terminará sus controles sobre el tráfico saliente a partir del 08/04, según el aviso, y los que salgan también deben poseer el código verde que acredite su salud.

La ciudad también comenzará a alentar la reanudación de las operaciones comerciales, de acuerdo con las evaluaciones de riesgos para la salud.

Durante la semana pasada, China ha informado varios días sin nuevas infecciones domésticas. Continúa reportando nuevos casos entre viajeros del extranjero y más de 4.000 personas en el país todavía están enfermas por el virus, principalmente en Wuhan. Un tercio de ellos están en cuidados intensivos.

El gobierno de la ciudad de Beijing dijo que comprobará y pondrá en cuarentena a todos los viajeros internacionales para evitar que ingresen casos importados. 

Beijing pondrá en cuarentena a cualquier persona que haya llegado del extranjero en los últimos 14 días y les realizará pruebas de ácido nucleico. Solo las medidas tan estrictas pueden "llenar los agujeros y garantizar la seguridad de la capital", dijo la ciudad.

China fue muy criticada por su lenta reacción inicial en reconocer la peligrosidad del virus. Pero luego tuvo éxito controlando la enfermedad, mientras que los países de Occidente luchan por controlar las infecciones.