Leído

¿QUÉ LE QUEDA A SANDERS?

Al igual que JFK en 1960, Biden y Bloomberg confían en la última palabra de la Convención demócrata

Mar, 03/03/2020 - 7:56pm
Enviado en:
Por Urgente24

Llegó la jornada electoral que el Partido Demócrata esperaba en Estados Unidos, es así que mientras que los afiliados demócratas votan en 14 estados, todavía hay una gran incógnita sobre quien será el pre candidato que obtenga la mayoría de los delegados. Los 3 con mayores posibilidades son: Bernie Sanders, Michael Bloomberg y Joe Biden. Aunque la última palabra la tiene la Convención Demócrata en julio. Así como le paso a John F. Kennedy, el mismo no fue ganador de la mayoría de delegados en los comicios, pero las autoridades demócratas lo eligieron, ¿podrá ser esta la opción de Joe Biden y de Michael Bloomberg frente a un gran triunfo de Sanders y su Medicare en el SuperMartes?

John F. Kennedy en la Convención Demócrata Nacional en 1960.
jfk.jpg
John F. Kennedy en la Convención Demócrata Nacional en 1960.
Contenido

Este martes 03/03 llegó una de las jornadas más esperadas en el escenario político norteamericano e internacional, ya que casi que se definirá quien será el candidato demócrata que se enfrentará contra Donald Trump en las elecciones generales de noviembre 2020. Aunque nada está muy claro, a pesar de que en las últimas encuestas Bernie Sanders le pasaría el trapo a Joe Biden y Muichael Bloomberg.

Las claves para entender lo que sucederá en Estados Unidos una vez que se conozcan los resultados y la distribución de delegados pasa por el hecho de que se resuelva una interna demócrata que al parecer está en contra de Bernie Sanders. El mismo es el pre candidato representante del ala progresista del partido y que para el establishment que representan figuras como Barack Obama, Hillary Clinton y el ex vicepresidente, Joe Biden, es demasiado extremista. Entre sus propuestas principales está el "Medicare for All", es decir la salud pública para todos. 

La realidad es que el estado de la salud pública en Estados Unidos es una de las principales preocupaciones de la sociedad norteamericana que cuenta con un plan acortado o sin plan médico. Esto es algo con lo que Donald Trump no concuerda ni un poco y también una de las grandes críticas que recibe su gobierno. En consecuencia muchos analistas aseguran que esta podría ser una gran herramienta de Sanders contra Trump. Aunque a la vez muchos lo consideran demasiado progresista para Estados Unidos. 

Sin embargo Sanders está arrasando en los comicios que tuvieron lugar hasta el momento y en las encuestas. Por lo menos en California, uno de los estados más importantes teniendo en cuenta que se reparten más de 400 delegados, Sanders lleva la delantera por casi 7 puntos. Recordemos que se necesitan 1990 delegados para lograr la nominación. Aunque por supuesto si nadie lo alcanza lo hace el que más votos obtuvo, o mejor dicho los elegidos por la Convención demócrata. 

Esto es lo que mencionabamos anteriormente, en caso de que la cúpula del partido rechace a Bernie, hay lugar todavía para Biden y Bloomberg. Es así que este lunes, Michael Bloomberg reconoció que espera que si el no gana en California, donde invirtió la mayor cantidad de dinero: $US 70.9 millones, tiene las esperanzas puestas en que ninguno de los candidatos consiga la mayoría y que la Convención Demócrata lo nomine. No creo que pueda ganar de ninguna otra manera, pero una convención impugnada es un proceso democrático", explicó el ex alcalde de Nueva York. 

Además no olvidemos que es la primera vez que el multimillonario aparece en las boletas presidenciales. Si bien ya se mostró como candidato en los dos debates pasados, está vez es momento de que el público demócrata hable.  

El gran problema que enfrenta Bloomberg es su pasado republicano y amistad con Donald Trump. El mismo hoy se presenta como el principal opositor del presidente, pero al fin y al cabo es millonario, famoso y newyorkino como el actual inquilino de la Casa Blanca. Tal es así que Bloomberg aseguró que comparte algunas de las políticas de Donald Trump con China y Corea del Norte principalmente, pero no la forma en las que las está ejecutando. 

Esto por supuesto le sirve para atraer al electorado que si bien acepta las ideas de Trump, no está de acuerdo con las formas del mandatario. Aunque al mismo tiempo, Joe Biden está consolidando todo el apoyo en los centristas del partido: Pete Buttigieg, Amy Klobuchar y Kamala Harris, quienes dejaron la carrera demócrata, ya anticiparon un apoyo hacia Biden. 

Esto nos devuelve al hecho de que la última palabra la tiene la Convención Demócrata, y a no ser que Sanders arrase con la recolección de delegados, pueden cambiar el candidato hasta último momento. Esto ocurrió cuando fue nominado el ex presidente John F. Kennedy: el mismo tuvo un buen desempeño en las elecciones primarias, pero no alcanzó la mayoría y por supuesto no determinó la nominación. El mismo recibió críticas del partido al principio por ser muy joven y sin experiencia, pero sus ideas iban exactamente con los criterios del partido en ese entonces. 

Además, Kennedy era una buena opción para enfrentar a Richard Nixon. En este caso, muchos creen que Sanderns no podría destronar a Trump.  Por otro lado, Kennedy ganó la nominación en la primera vuelta de votación de la Convención. Aunque todo no es tan fácil, porque mientras Bloomberg confía en una convención negativa para Sanders y por supuesto en sus negocios y conexiones con políticos en los distintos estados, esto no significa que el vaya a ser el elegido porque Biden y su establishment sigue en medio. En consecuencia, no habrá nada dicho hasta julio.