Leído

CONFLICTO EN TIEMPOS DE PANDEMIA

4.000 fallecidos y desesperación: Irán exige un préstamo al FMI pero Trump lo bloquea

Mie, 08/04/2020 - 4:17pm
Enviado en:
Por Urgente24

Tal es el impacto económico que provocó el Coronavirus en Irán que las autoridades están evaluando, por necesidad, volver a retomar las actividades y levantar la cuarentena aún cuando la curva de contagio no fue aplanada y sigue habiendo nuevos casos a diario. Aunque no solo eso ya que el presidente iraní ahora instó al Fondo Monetario Internacional a que lo concenda su pedido anterior de US$ 5.000 millones. Sin embargo esto no será permitido por el presidente Trump por supuesto.

Hassan Rouhani, presidente de Irán
Hassan Rouhani, presidente de Irán
Contenido

Este miércoles 08/04, Hassan Rouhani, el presidente de Irán instó al Fondo Monetario Internacional a que este le otorgue el tan esperado préstamo por US$ 5.000 millones que el país de Medio Oriente había pedido hace algunas semanas. Si bien el destino de ese dinero sería el ataque al Coronavirus en el país, teniendo en cuenta que ya registraron más de 4.000 fallecidos, y 64.000 contagiados, para la Casa Blanca otorgar esa cantidad de dinero sería prácticamente un suicidio y por supuesto una muestra de debilidad.

“Hacemos un llamamiento a todas las organizaciones internacionales para que cumplan con sus responsabilidades. Irán es miembro del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial. Está pagando su cuota y una parte de sus reservas están en sus manos. Solicitamos un préstamo y si discriminan entre Irán y otros países, será inaceptable para nosotros y la opinión pública mundial”, dijo el mandatario de acuerdo a lo publicado por la página web oficial del gobierno. Claro que el único problema es que Estados Unidos es la potencia que está detrás de la organización de asistencia internacional. 

Al parecer las sanciones económicas de Trump no son suficiente castigo para el gobierno y a población iraní. Si bien Irán logró 11.000 recuperados y contuvo el virus ya que en la lista de contagiados quedó por debajo de 7 países, esto no significa que pueda salir adelante sin asistencia, y eso es lo que están pidiendo desesperadamente. En tanto, la Casa Blanca asegura que el país tiene los fondos para enfrentar la crisis pero que al parecer no los quiere quemar en su totalidad. Recordemos que la semana pasada como el primer gran reflejo de la grave situación iraní, las autoridades decidieron US$ 1.000 millones del fondo soberano. 

Aunque en tanto, los líderes de Irán están intentando seguir la misma línea que Wuhan en China, solamente que en este caso nunca se registró hasta el momento una baja en contagiados y fallecidos. Así es, los mismos quieren volver a reactivar la sociedad y poder destrabar la economía aunque claro esto pondría en peligro a todo  el trabajo realizado hasta el momento. "Algunas personas necesitan salir para producción, transporte y otras necesidades", dijo el mandatario Rouhani. 

Claro que esto es una situación a la cuál se enfrentan todos los países, desde Donald Trump hasta Alberto Fernández en Argentina y Xi Jinping en China: nadie quiere tirar por la borda el año de productividad económica y en el caso de Trump, ni puede hacerlo teniendo en cuenta que en noviembre los ciudadanos tendrán que presentarse a elegir si lo quieren como presidente otra vez o no. Sin embargo, la diferencia con Irán es que ellos además reciben sanciones constantes de los gigantes como Estados Unidos, en consecuencia, un pedido al FMI es prácticamente un suicidio. 

En consecuencia, Irán pide apoyo a los demás países en una posible votación del FMI apelando al racismo y al hecho de que el no ayudar a un país en gran crisis es un "crímen de lesa humanidad". Claro que la única esperanza del régimen iraní es que China, Rusia y la Unión Europea salgan a su rescate en una eventual votación, algunos de los que tienen peso casi igual que la Casa Blanca.

A esto por supuesto se le suma que hace algunas semanas, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos decidió poner en la lista negra a nuevas empresas y figuras de Irán e Irák por supuestamente apoyar a grupos terroristas, esta fue la última ronda de la semana después de una ola de sanciones.