Leído

OMS & ONU

El COVID-19 no es estacional sino una "gran ola", las economías deben reabrir porque acecha el hambre

Mie, 29/07/2020 - 9:50am
Enviado en:
Por Urgente24

"Parece que existe la idea fija de que el virus es estacional, pero hay un tremendo número de contagiados en Estados Unidos en medio del verano". alertan desde la Organización Mundial de la Salud. "Será prácticamente imposible para cada país mantener sus fronteras cerradas en un futuro cercano", había dicho otro sus representantes ayer, cuando la ONU alertó que 128.000 niños están en riesgo de morir de hambre por las consencuencias de la pandemia.

El director de la OMS.
tedros.jpeg
Contenido

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió este martes 28/7 que no hay que pensar en el COVID-19 como un virus estacional, tal como la gripe, o como una enfermedad que aparece en distintas oleadas sino que se trata de una "ola grande" que va "a subir y bajar muy poco".

"Parece que existe la idea fija de que el virus es estacional, pero hay un tremendo número de contagiados en Estados Unidos en medio del verano, o en Brasil, Filipinas y otros países ecuatoriales con temperaturas elevadas", declaró una de las portavoces de la OMS, Margaret Harris. En cambio, el SARS-CoV-2 "no lo hace igual y le gustan todos los climas y saltar de una persona a otra simplemente cuando están cerca".

Remarcó que lo que sí influye en su transmisión son las grandes reuniones y la falta de distancia social.

"Será una gran ola. Va a subir y bajar un poco. Lo mejor es aplanarla y convertirla en algo que moje los pies", aseveró Harris. Lo dijo en relación al peligro de aligerar las medidas de prevención en el hemisferio norte, que está en verano.

Ayer, el mismo organismo había alertado que, pese al recrudecimiento de casos de COVID-19 en el mundo, las economías deben reabrir. Mantener las fronteras cerradas para frenar al coronavirus es una estrategia inviable.

"Será prácticamente imposible para cada país mantener sus fronteras cerradas en un futuro cercano", subrayó Michael Ryan, director de la OMS para situaciones de emergencia el lunes 27/7. "Continuar manteniendo selladas las fronteras internacionales no es necesariamente una estrategia sostenible para la economía mundial, para los pobres del mundo o para cualquier otra persona", dijo. "Las economías deben reabrir, la gente tiene que trabajar, el comercio debe reanudarse", dijo, aunque admitió que cada Estado debe tener en cuenta cuáles son sus riesgos particulares a la hora de abrir fronteras.

El mismo lunes, Naciones Unidas alertó que el hambre podría matar a 128.000 niños por culpa de la pandemia. Comunidades pobres de Latinoamérica, el sur de Asia y África subsahariana, que ya lo padecían, están llegando a un límite por el COVID-19, los cierres y sus consecuencias sanitarias y socioeconómicas. Granjas han quedado aisladas de los mercados, advierten, y poblados que lo necesitan han dejado de recibir ayuda alimentaria y médica. La creciente desnutrición, alertan, tendrá consecuencias a largo plazo.