MUNDO liposucción > Sara Gómez > España

CASO SARA GÓMEZ

Así la habría convencido de operarla: Murió tras liposucción

En España, la joven Sara Gómez falleció tras haber sufrido "perforaciones y lesiones" en varios órganos como consecuencia de una liposucción.

Sucedió en Cartagena (Murcia), España. El sábado 1/1, Sara Gómez, de 39 años, falleció tras haber sufrido graves lesiones en múltiples órganos como consecuencia de una intervención quirúrgica estética -una liposucción- a la que se había sometido el pasado 2/12/20.

Gómez habría sido víctima de una presunta negligencia por parte del cirujano que la operó, quien fue detenido y que ya prestó declaración ante la justicia. La joven murió por un "fallo multiorgánico irreversible" tras estar ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) con "perforaciones y lesiones en múltiples órganos como riñón, hígado, duodeno o intestino".

Las últimas palabras de Sara antes de morir, según su hermano, fueron: "Me voy a morir. Me han perforado los órganos".

Según su familia, Sara contactó con el médico Alejandro M. A. C. a través de redes sociales, y este alquiló un quirófano en la clínica cartagenera Virgen de la Caridad. Tras la operación tuvo que ser trasladada de urgencia al Hospital Santa Lucía, donde ingresó "sin pulso y sin tensión", explicó su padre, con daños en numerosos órganos.

Se presentó ante la Fiscalía una denuncia por lesiones (y posteriormente, tras la muerte de Sara, otra en el juzgado por homicidio).

Según la primera denuncia, elevada mientras la mujer se encontraba en la UCI, la operación, por la que pagó 5.700 euros a través de 2 trasferencias, conllevó anestesia general y duró unas cinco horas. Transcurrido ese tiempo, el médico informó al acompañante de la joven de que la intervención había salido bien, pero había perdido gran cantidad de líquidos y sangre, con lo que se encontraban estabilizándola, explica el diario ABC.

Tres horas más tarde, el doctor transmitió al acompañante la decisión de trasladar a la chica al Hospital General Santa Lucía "como método de prevención". Sin embargo, la historia clínica de este último complejo hospitalario apunta que la mujer ingresó "en shock hipovolémico y en una situación de extrema gravedad", por lo que tuvo que ser intervenida de urgencia.

La familia asegura que sufrió 27 perforaciones con la cánula empleada para extraerle grasa abdominal, y eso derivó supuestamente en una fuerte hemorragia, que obligó a su traslado urgente.

El cirujano ha declarado en sede judicial que lamentaba "todo lo ocurrido".

El medio español laSexta ha accedido a unos audios en los que presuntamente el médico que la operó intenta convencer a Sara de llevar a cabo la operación, asegurándole que utilizará una técnica propia, que no puede ser develada:

"¿Qué tal Sara? Mira, escúchame. Yo hice todo. Láser... de hecho soy especialista en lipoláser, pero olvídate de lipoláser. Aquí en España piensan que es la panacea el láser, el váser y todo eso para pegar la piel, sobre todo el láser, pero... lo que tú quieres, la marcación y esa definición, eso no se hace con láser", arranca en un audio el cirujano.

A continuación le habla de una supuesta técnica que él mismo emplea y llega a asegurar que no quiere develar cómo se realiza para que no se la "copien":

"Tengo otra técnica que son unas cánulas especiales y es un plano diferente y una forma diferente de trabajar, que no te voy a decir en qué consiste porque no quiero que me copien, jajaja".

"El láser lo único que te hace es que se te pega muy poco la piel o nada pero no te quita grasa. Lo único que te hace es tener mayor riesgo de quemaduras o que te queden problemas en la piel, o sea puede ayudar en ciertos casos pero no para pegar la piel", acaba diciendo el médico.

El juzgado de Cartagena a cargo deberá dilucidar ahora cómo se produjeron esas graves lesiones y si hubo una negligencia que acabó con la muerte de la paciente, explica ABC.

Los allegados de la víctima insisten en que hubo "una negligencia, una mala praxis muy grande", algo en lo que coincide el anestesista que intervino en la operación, quien advirtió al médico que la paciente sufría episodios de hipotensión y que el líquido que se extraía tenía un color hemático.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario