MEMORIA

SE FUE EL MÁS POPULAR

Una muerte que provoca interrogantes sobre el futuro del socialismo en Santa Fe

La desaparición del ex gobernador santafesino MIguel Lifschitz provoca una enorme sombra acerca del futuro del Partido Socialista con base en la provincia del Litoral. Ocurre que durante años la gran competencia pasó por Lifschitz, más popular, y Antonio Bonfatti, el elegido por el también fallecido, Hermes Binner. Con este cuadro se abre un nuevo capitulo donde el espacio deberá elegir un nuevo camino y otro líder. Pero ¿lo tiene?

Cuando arreciaba el Miguel Lifschitz vs. Antonio Bonfatti, y Hermes Binner eligió a Bonfatti, ocurrió aquella gran desgracia por la que el socialismo santafecino aún no dio explicaciones. Y no sólo correspondía darlas a Bonfatti sino que antes que nadie a Binner, pero se ha marchado en silencio.

Bonfatti quedó enredado en historias muy controversiales y desgastantes en lo personal. La más conocida fue la que surgió luego de que la narcobanda, Los Monos, le tiroteara el frente de su residencia particular en Rosario reclamando supuestos incumplimientos de acuerdos.

Así comenzó el derrumbe de Bonfatti como líder popular y el socialismo quedó anclado en Lifschitz, que mantenía la impronta histórica del socialismo rosarino. Por ese motivo se lo extranará tanto.

La salida de escena del líder del sector santafesino obliga a preguntarse por el futuro del socialismo que en Rosario tuvo que apelar a un ex radical para llevarlo como candidato a la intendencia municipal porque no tenía candidatos surgidos desde el espacio mismo 

Pablo Javkin no tiene un origen socialista sino en la UCR. Pero para asegurar la continuidad socialista en Rosario hubo que hacer esa concesión, de allí en más la cadena quedó Binner - Bonfatti - Lifschitz - Mónica Fein (todos socialistas) y ahora Javkin. Por lo tanto cabe preguntarse si llegó la hora de un histórico, Rubén Giustiniani, o si el socialismo tendrá otro personaje hoy desconocido

Por cierto el socialismo con Lifschitz mantuvo la presencia de buena parte del votante radical que no se identifico con el PRO y la CC ARI. Pero en 2023 y más en estás circunstancias de bajo liderazgo, queda por verse qué hará el sector en una Santa Fe proclive a las alianzas. 

Están de un lado, el peronismo y sus allegados en el Frente de Todos. Del otro, la alianza Juntos por el Cambio. ¿Qué le queda al socialismo en días de liderazgo escaso? Este es el gran interrogante que sobrevive a Lifschitz. quien había dado positivo hace casi un mes, pero con los días fue sintiéndose peor hasta el final con asistencia respiratoria mecánica.

Como dijimos se abre una gran discusión interna para poner negro sobre blanco hasta que el espacio encuentre un nuevo camino y otro conductor.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario