JUNTOS BIEN Alzheimer > bacterias > cerebro

INFECCIÓN

Este es el vínculo entre el Alzheimer y la salud bucal

Cada vez más estudios respaldan la hipótesis de el Alzheimer es más que una condición que afecta al cerebro.

La evidencia científica más reciente conduce a pensar al Alzheimer como una condición mucho más amplia de lo que antes se creía. Si bien todavía se están tratando de aislar los mecanismos exactos, un número creciente de estudios respalda la hipótesis de que no es solo una enfermedad del cerebro, sino también una infección.

De hecho, un artículo dirigido por el microbiólogo Jan Potempa de la Universidad de Louisville, Estados Unidos, encontró en los cerebros de pacientes fallecidos con Alzheimer el patógeno detrás de la periodontitis crónica o enfermedad de las encías: Porphyromonas gingivalis.

El hallazgo está en línea con otra investigación publicada en 2019 que sugirió lo que podría ser una de las pistas más definitivas hasta el momento sobre una bacteria culpable de este tipo de demencia que afecta a millones de personas en todo el mundo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que más de 55 millones de personas viven con demencia, pero se calcula que esta cifra aumentará a 78 millones para 2030 y a 139 millones para 2050.

Ahora, en experimentos con ratones, la infección oral con este patógeno condujo a la colonización del cerebro por la bacteria y a una mayor producción de beta amiloide (Aβ), las proteínas pegajosas comúnmente asociadas con el Alzheimer.

"Por primera vez, tenemos pruebas sólidas que conectan el patógeno intracelular Gram-negativo, P. gingivalis, y la patogénesis del Alzheimer", dijo el investigador Stephen Dominy.

image.png

Como si fuera poco, el equipo identificó estos indicios gingivales tóxicos en los cerebros de personas fallecidas a las que nunca se les diagnosticó Alzheimer.

Aunque la Porphyromonas gingivalis y la enfermedad se han relacionado anteriormente, nunca se pudo determinar si la enfermedad de las encías causa la enfermedad de Alzheimer o si la demencia conduce a un cuidado bucal deficiente.

No obstante, dado que se encontró en personas que nunca fueron diagnosticadas con Alzheimer, esta sería una prueba de que podrían haber desarrollado la afección si hubieran vivido más tiempo.

"Hasta ahora, los medicamentos que se dirigen a las proteínas tóxicas de las bacterias solo han mostrado beneficios en ratones, pero sin nuevos tratamientos para la demencia en más de 15 años, es importante que probemos tantos enfoques como sea posible para abordar enfermedades como el Alzheimer", dijo el director científico David Reynolds de Alzheimer's Research tras los hallazgos de 2019.

image.png

El estudio fue publicado en Sience Advances.

Más contenido en Urgente24:

Qatar 2022: Fracaso total de la TV Pública con el rating

Argentina sufrió la acción del VAR y Arabia lo ajustició

Las 15 mejores películas de todos los tiempos, según IMDb

Hebe de Bonafini no fue un 'pan de Dios', Bergoglio triste

Escándalo en redes por Forever 21: Acusan ropa de Avellaneda

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario