Leído

ENCONTRAR LUZ

"Si la depresión es el precio por poder sentir la vida, vale la pena pagarlo"

Mie, 06/03/2019 - 2:40pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Ninguno de nosotros está exento de sufrir una depresión en alguno o varios momentos de nuestra vida. Y si bien estos agujeros negros en los que nos caemos a veces pueden parecernos absolutamente sin sentido, el escritor Matt Haig opina lo contrario: nos hacen sentir la vida, apreciarla, analizarla. Nos hacen ser quienes somos. ¿Qué sería de nosotros sin estos agujeros negros? ¿Seríamos los mismos? No lo sabemos. Pero dado que a veces nos toca padecerlos, es mejor intentar encontrarles un sentido. Después de una gran oscuridad, puede venir una gran luz.

"Lo que en última instancia me ayudó fue el tiempo." /Fotos:PiCsunday.com
Contenido

 

Matt Haig tenía 24 años, estaba la flor de su juventud estudiando literatura, cuando tras una vacación con su novia en Ibiza (la ciudad española a la que muchos jóvenes europeos van a vivir de fiesta), se encontró sumido en una depresión profunda, viviendo otra vez en la casa de su infancia.

Comenzó a escribir pequeñas cosas en papeles, como forma de intentar articular sus pensamientos. En lugar de recurrir a la medicación, decidió explorar por su cuenta qué cosas lo hacían sentir mejor. Su experiencia con la depresión quedó plasmada en el libro "Razones para seguir viviendo".

En esta nota, algunos consejos que el escritor brinda para transformar la depresión en una fuerza vital. 

"Lo que en última instancia me ayudó fue el tiempo", dijo en 2015 al diario The Guardian. "La depresión me dijo que no llegaría a mi cumpleaños número 25, luego llegué a los 25... Y luego llegué a los 30."

"La depresión me dijo que no llegaría a mi cumpleaños número 25, luego llegué a los 25... Y luego llegué a los 30." /Foto:Shutterstock.com

Haig asegura que escribir libros le salvó la vida, pues, "en un mundo que intenta cada vez más aislarnos del entorno y de nuestro verdadero yo, los libros son nuestro camino hacia la libertad, hacia los otros". En similar dirección, el escritor Junot Díaz cree que un leer un libro puede devolverte los pedazos de vos mismo que estaban dispersos, reacomodados en el orden correcto.

De ese viaje hacia sí mismo, Haig salió con 5 novelas para adultos, 2 de ellas bestsellers, y otros libros para niños y jovenes. Su último libro, "Notas sobre un planeta nervioso", explora cómo mantenerse de pie en un mundo que se mueve demasiado rápido, y que produce mucha ansiedad (en especial las redes sociales). En este último libro, Heig retoma el tema de la depresión.

"Me enfermé en 1999 y ni siquiera tenía un teléfono celular. Facebook y Twitter proveen una cultura samaritana: la gente está allí para chatear 24/7. Dicho esto, los aspectos adictivos de la internet, el compararte con otra gente, es negativo para la salud mental."

"Me enfermé en 1999 y ni siquiera tenía un teléfono celular. Facebook y Twitter proveen una cultura samaritana: la gente está allí para chatear 24/7. Dicho esto, los aspectos adictivos de la internet, el compararte con otra gente, es negativo para la salud mental." /Foto: Getty Images

La depresión (del latín depressio, que significa ‘opresión’, ‘encogimiento’ o ‘abatimiento’) es el diagnóstico psiquiátrico y psicológico que describe un trastorno del estado de ánimo, transitorio o permanente, caracterizado por sentimientos de abatimiento, infelicidad y culpabilidad, además de provocar una incapacidad total o parcial para disfrutar de las cosas y de los acontecimientos de la vida cotidiana, explica Wikipedia.

El actor Jim Carrey, quien también la ha padecido, considera a la depresión un descanso profundo que pide el cuerpo de interpretar los personajes a los que estamos acostumbrados. Dice que se diferencia de la tristeza en que la tristeza es sólo circunstancial, tiene que ver con lo que pasó o no pasó, con un duelo. "La depresión es tu cuerpo mandandote al diablo y diciéndote que ya no quiere ser ese personaje."

"La depresión es tu cuerpo mandandote al diablo y diciéndote que ya no quiere ser ese personaje", dijo el actor Jim Carrey. /Foto:FreshHope.us

Volviendo a Heig, el escritor apuntó en twitter: "El problema de la depresión es que para mejorar necesitás ser bueno con vos mismo y sin embargo la depresión te hace sentir que no mereces recibir ninguna bondad."

Quizás el mensaje más importante de Heig sobre la depresión, es que esta puede ser una fuerza para el bien. "Te hace apreciar cosas que de lo contrario no podrías apreciar: como simplemente estar vivo. Pensar sobre la muerte te hace analizar lo que es la vida. La ansiedad te vuelve curioso y la curiosidad lleva a la comprensión. Yo no sería escritor si no fuese por la depresión." El escritor está seguro de que si la tristeza, la depresión y la muerte no existieran, tampoco habría arte, música, diarios, amor, porque todos viviríamos en un estado monótono de felicidad.

Estos son algunos hábitos que Heig descubrió que lo hacen sentir bien, explica en el portal CuerpoMente.com:

  1. Buscar la luz natural. Algunas personas son especialmente sensibles a este factor. De hecho, existe un término que es Transtorno Afectivo Estacional (TAE), o "depresión de invierno", que designa a aquellas personas que desarrollan depresión ante la falta de luz y los días más cortes del invierno. Por eso, es importante intentar recibir luz solar en algún momento del día, e incluso cuando nos toca estar en ambientes cerrados, que estén lo mejor iluminados posible. Dejar las persianas abiertas.Recibir luz es clave para salir de la depresión. /Foto:https:/luz-natural-mente.com

  2.  Recurrir a los libros. "Leía y leía y leía con una intensidad que nunca antes había conocido. Los libros eran, en sí mismos, razones para seguir viviendo. Cada vez que leía un buen libro sentía que estaba leyendo una especie de mapa, un mapa del tesoro, y el tesoro al que me dirigían era en verdad yo mismo. Pero cada mapa estaba incompleto, y yo solo podría localizar el tesoro si leía todos los libros, y así, el proceso de encontrar mi mejor yo era una búsqueda interminable", escribió Haig en CuerpoMente.
  3.  Amar. "Anaïs Nin definió la ansiedad como 'el mayor asesino del amor'. Pero, por fortuna, también es cierto lo contrario. El amor es el mayor asesino de la ansiedad. Es nuestro camino para salir de nuestros terrores, porque la ansiedad es una enfermedad que nos envuelve en nuestras propias pesadillas. Nos hace sentir cosas que no podemos ignorar. Cosas que apuntan las flechas hacia dentro. Pero contar con personas que nos quieren y a las que queremos es una gran ayuda. No tiene por qué ser un amor romántico, ni siquiera familiar. Obligarte a ver el mundo a través de la mirada del amor puede resultar sanador. El amor es una actitud hacia la vida. Puede salvarnos.""Anaïs Nin definió la ansiedad como 'el mayor asesino del amor'. Pero, por fortuna, también es cierto lo contrario. El amor es el mayor asesino de la ansiedad." /Foto:.drdebracampbell.com
  4.  Aceptación. "No luches con las cosas; siéntelas. La tensión es producto de la oposición; la relajación se logra cuando te dejas llevar. Mi truco consiste en hacerme amigo de la depresión y la ansiedad. Darles las gracias, para poder manejarlas mucho mejor. Y la manera que yo encontré para hacerme su amigo fue darles las gracias por mi sensibilidad. Odio la depresión. Le tengo miedo. Me aterra, en realidad. Pero, al mismo tiempo, me ha hecho quien soy. Y si para mí es el precio de poder sentir la vida, es un precio que siempre vale la pena pagar. Uno necesita sentir lo aterrador de la vida para poder sentir sus maravillas. Y... ¿acaso no estamos aquí para sentir?" 
  5. Entre otros consejos de Haig se encuentran: salir a correr, viajar, practicar yoga, respirar a un ritmo más lento, meditar, vivir en el presente.

Pero además, Haig derramó nueva sabiduría que extrajo de su experiencia en el discurso que brindó en aceptación del título honorario que recibió de la Universidad de Kingston. Aquí, algunas de las frases que no hay que perderse.

  • "La mayor parte de las cosas que te preocupan hoy, no te preocuparán en un par de años. Serán barcos distantes en el horizonte. Intenta reducirlas a ese tamaño hoy."
  • "Tené cuidado de lo rápido que pasa la vida. Las primeras 2 décadas se sienten eternas, pero las segundas 2 décadas se sienten como un par de semanas, en comparación. Aprecialo, no te apures a través de la vida."
  • "Recuerda que en los días más ocupados, siempre hay tiempo para llamar a la gente que amás y decirles que los amás."
  • "No dejes que las dudas que otros tienen sobre vos, se vuelvan tus propias dudas."
  • "Intentá hacer el bien en el mundo. Esto no es totalmente altruista - no hay droga en el universo que te hará sentir tan bien en un nivel profundo como ser amable con otros."
  • "Mantente optimista. El optimismo es tan válido como el pesimismo, aún más todavía. El pesimismo una vez me dijo que no viviría para ver mi cumpleaños número 25. Hoy tengo 42. El optimismo puede contener tanta verdad como su opuesto. Aferrate a cualquier esperanza que tengas y protegela como una llama."
  • "No tengas miedo de ser vulnerable. Si alguna vez necesitás ayuda, no tengas miedo de pedirla. Cuando compartís tus preocupaciones, te sorprenderás de cómo te apoya la gente."
  • "Vive en el tiempo presente. (...) La poeta Emily Dickinson escribió en un poema que descubrí poco después de mi vida estudiantil, que dice 'el para siempre está compuesto de ahoras'. Intentá atrapar algunos 'ahoras'. Podés pasarte toda tu vida obsesionándote por los fantasmas del pasado y preocupado por el futuro, pero la verdad antigua es que todo lo que existe es lo que está pasando aquí y las decisiones que tomamos en este momento.""La mayor parte de las cosas que te preocupan hoy, no te preocuparán en un par de años. Serán barcos distantes en el horizonte. Intenta reducirlas a ese tamaño hoy." /Foto: Zonaj.net