Leído

PEQUEÑOS AJUSTES, GRANDES CAMBIOS

Los 20 hábitos que mejoran la vida cotidiana y la hacen más placentera

Dom, 10/11/2019 - 11:32pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Según el seminarista español Sergio Fernández, se pueden realizar algunos cambios a las rutinas para vivir mejor. "El cerebro del ser humano piensa, el pensamiento lleva a tener una emoción, la emoción a la acción y la acción repetida varias veces genera un hábito y lleva a la transformación".

Contenido

El cerebro del ser humano piensa, el pensamiento lleva a tener una emoción y la emoción a la acción, la acción repetida varias veces, genera un hábito y lleva a la transformación.

¿Cómo generar hábitos y por qué los hábitos generan resultados?

Según el especialista español Sergio Fernández, director del Instituto Pensamiento Positivo y seminarista, existen 20 hábitos para mejorar la salud. 

Dormir bien 

Dormir profundamente te hace tomar mejores decisiones, con un buen colchón y unas sábanas de calidad, de algodón o de seda pura. Ir a la cama una hora antes. De 23 a 7, posiblemente. Al menos un día a la semana, descansar sin despertador, para darle permiso al cuerpo para que duerma. El descanso es fundamental. 

Preguntarse antes de comer si uno tiene hambre

No sobrecargar el sistema digestivo. Levantarse de la mesa y no poder correr, es un mal síntoma. Hay que ser capaz de levantarse y dar una carrera. Por eso, antes de ingerir algún alimento, pensar si realmente uno tiene hambre o sed. Muchas bebes se bebe y el hambre se pasa. En general, comemos mucho más de lo que se necesita. 

Dieta liviana y vegetariana

Comer al 70% de la capacidad. Al sentir la más mínima saciedad, parar. Comer menos hará que la energía rinda más. No pisar supermercados, no hay nada bueno para la salud ahí. El cuerpo se mantiene en perfecto estado con vegetales, legumbres, semillas, cereales. 80% de la alimentación natural y el 20% de alimentos procesados. Menos alimentos procesados, más lucidez en el día a día. Las jornadas en las que se come mal, se piensa mal. Que el 70% de la dieta sea vegetariana y bien cerca de la naturaleza. Eliminar lácteos y no mezclar proteínas con hidratos de carbono para que el cuerpo no se vacíe de energía cuando los procese. 

Un ratito de silencio al principio del día

El silencio sienta bien. Meditar entre 2 y 5 minutos. Desligarse del constante flujo de pensamientos. 

Determinar objetos personales, profesionales y sociales

Antes de salir de la cama, tener claro realizar un objetivo de cada tema, por más pequeño que sea. Media hora de mini cambios todos los días. Un día es una miniatura de la vida, hay que atender a lo prioritario y tomar decisiones. 

Reflexionar y agradecer antes de irse a dormir

Agradecer permite estar en paz con el mundo, revisar el día y estar abierto al aprendizaje. Si uno no está agradecido, uno se niega a aprender.

Cepillarse los dientes antes de desayunar y ducharse cada mañana

Cepillarse la lengua por la mañana, todos los días antes de comer, para sacar tóxicos almacenados por la noche. Utilizar productos naturales o no utilizarlos. Si no solo con agua, el agua es maravillosa. 

No ver la televisión

Sacar la tele y elegir los contenidos audiovisuales para ver. Que no lo elija un tercero, evitar la publicidad, elegir los propios contenidos que desee ver. 

No quejarse, si algo no gusta, buscar solución

Nunca quejarse, no sirve. Hay que salir a disfrutar de la vida y si algo no gusta, se lo cambia, se encuentra una solución. Si no desagrada lo suficiente para cambiarlo, no quejarse.

Al menos una vez al año realizar algún curso

Hacer una formación que complemente el trabajo o que sea de interés para aprender dará energía. Aprender algo nuevo, hacer formación gratuita si no hay plata o pedir prestados los elementos necesarios. 

Leer un libro a la semana o 2 al mes

Un libro que ayude a mejorar el desarrollo profesional y personal o que enseñe a cuidar la salud. 

Mantener la casa limpia

No tener objetos en el hogar que no se utilicen, ya que eliminan las energías. Vaciar ropero, el auto, la casa, poner todo en orden. Sacar todo lo que no se ha utilizado en los últimos 12 meses.

Elaborar una lista de canciones para ser feliz

Cuando uno está triste, solo basta con poner play a una playlist para levantar el ánimo. De vez en cuando, escuchar música alta, ya sea con auriculares o en altavoz. Da alegría. 

Detectar qué es lo que te gusta y hacerlo una vez por semana

Es una obviedad, pero la mayoría de nosotros no sabe lo que le gusta. Encontrarlo y hacerlo. Hacerse un lugar en la agenda.

Celebrar

Cada vez que haya una buena noticia, hay que celebrar. Llamar a los amigos, a la familia y reunirse a compartir el buen momento. 

Poner en silencio el teléfono

Siempre hay que dejarlo sin sonido. Cuando quiero hablar por teléfono, lo miro. Hay que liderar la propia vida. Uno no es de atención al cliente. Dejarlo en silencio por lo menos en un horario. Se ganará en calidad de vida. 

Invitar a comer a alguien de vez en cuando 

Cada 15 días, recibir a alguien en la casa y escucharlo. Interesarse genuinamente por el otro, por cómo le va y si podría se podría ayudarle. Es un día para escuchar, no para contar los propios problemas.

Tomarse un tiempo sabático al menos una vez al año 

Una semana, 10 días, 3, para hacer lo que se te dé la gana. Comer, leer, poder irse solo o con alguien. Que no es lo mismo de vacaciones, sino dedicar unos días al año para nutrirse espiritualmente, sin andar con prisas.

Llegar 10 minutos antes

Las ventajas es que no llegás nunca tarde, nunca se inventan excusas, se piensa en el encuentro y salen posibles ideas de charlas, no se desperdicia energía pensando en mentiras para inventar por qué se uno lleva 10 minutos de atraso. 

Ejercitarse todos los días un poco 

Moverse todos los días, no ir al gimnasio todos los días para competir con Schwarzenegger. Ir en bici, bajarse dos paradas antes del colectivo, ir a caminar a la plaza. 5,10 minutos, mínimo, para ir de paseo y reconectar la energía.