Leído

CIENTÍFICAMENTE COMPROBADO

Adelgazar sin hacer dieta ni ejercicio es posible, solo hay que seguir estos métodos

Jue, 06/02/2020 - 9:05am
Enviado en:
Por Urgente24

A veces, bajar de peso se convierte en una odisea para las personas debido a las múltiples exigencias que conlleva. Pero existen algunos trucos para comenzar a adelgazar sin seguir un plan de comidas o hacer ejercicio. Todos fueron comprobados en estudios científicos y publicados en revistas de divulgación.

Perder peso sin esfuerzo es posible.
Perder peso sin esfuerzo es posible.
Contenido

La pérdida de peso es un desafío complejo para cualquier persona, sobre todo cuando se debe seguir un plan de comidas y una rutina exigente de ejercicio físico. A pesar de que estos son cambios positivos de la vida cotidiana, a veces se puede empezar de a poco a adelgazar y sin realizar modificaciones bruscas del estilo de vida. Existen algunos trucos para bajar de peso sin una dieta ni actividad física. 

Controlar el tamaño del plato

Usar un plato más chico puede contribuir a comer menos, debido a que las porciones se ven más grandes. En cambio, un plato grande hace que la comida se vea más chica, por lo que el comensal agregará más cantidad para llenarlo en su totalidad. Esto está demostrado en una investigación publicada por el American Journal of Preventive Medicine.

Alimentos con mucha fibra

Las comidas que poseen fibra aumentan la saciedad y esa sensación dura por más tiempo. Además, estudios indican que un tipo de fibra en especial, la fibra viscosa, es útil para la pérdida de peso. Esta se convierte en gel cuando entra en contacto con el agua, y el gel aumenta el tiempo de absorción de nutrientes. La fibra viscosa se encuentra en los porotos, la avena, los espárragos, las semillas de lino y las coles de Bruselas. 

Masticar despacio

Masticar bien las comidas hace que se coma de forma lenta, hecho que se relaciona con una menor ingesta, más plenitud y comer porciones más chicas. Un estudio publicado en el Journal of the American Dietetic Association lo prueba. Además, otras investigaciones publicadas en el Internal Journal of Obesity determinaron que las personas que mastican rápido tienen más probabilidades de aumentar de peso. 

Dormir bien y sin estrés

La falta de sueño altera las hormonas reguladores del apetito. Otra hormona, el cortisol, se eleva cuando los niveles de estrés aumenta. Por estos motivos, la sensación de hambre es mayor y los antojos son más frecuentes. 

Tomar muchas proteínas

La proteína puede aumentar la sensación de saciedad y reducir el hambre. Un estudio con 19 personas encontró que el aumento de la ingesta de proteínas del 15% al 30% de las calorías ayudó a los participantes a comer 441 calorías menos por día y a perder cerca de cinco kilos en 12 semanas, como media, sin restringir intencionalmente ningún alimento.  

No tener distracciones electrónicas

Estar atento a lo que uno come es importante para comer menos calorías. Mirar la televisión, jugar juegos online o mirar una película distrae y hace perder la noción de lo que uno ingiere. Esto puede desarrollar un aumento de peso. Un trabajo publicado en The American Journal of Clinical Nutrition encontró que las personas que estaban distraídas mientras comían, ingerían aproximadamente un 10% más. 

Tomar agua 

Estar hidratado constantemente ayuda a comer menos y perder peso, especialmente si se toma antes de cada comida. Un estudio publicado en Obesity indicó que tomar medio litro de agua antes de las comidas más importantes del día reduce el hambre y la ingesta de calorías.