MEMORIA

TRAGEDIA INSTITUCIONAL

18 años de la caída de De la Rúa ( ¿o fue un golpe?)

En medio de la crisis económica social y política mas grande que sufrió el país, el entonces presidente -fallecido este año- tuvo que dimitir a su cargo cuando aún faltaban 2 años para su finalización. En parte empujado y también por impericia propia, a continuación se repasarán las razones que llevaron a escribir una de la paginas más oscuras en la historia argentina.

Se sucedían días muy difíciles en la Argentina en aquel Diciembre de 2001. La crisis que se desencadenó ese año fue el resultado de pésimas administraciones políticas y medidas económicas que se arrastraban desde los años 90 cuando gobernó al país Carlos Menem, con su modelo neoliberal y la aplicación de la tan controvertida Convertibilidad, plan por el que el peso tuvo una paridad uno a uno con el dólar estadounidense.  

Si bien la fórmula Fernando De La Rúa-Cárlos Alvarez había asumido en 1999 con el compromiso de mantener la Convertibilidad, combatir la corrupción y equilibrar las cuentas fiscales como promesas centrales, su fracaso fue rotundo. Para 2001, el país ya presentaba problemas por todos lados: fuga de capitales, incremento de la deuda externa, grandes índices de pobreza-desocupación y, además, déficit en la balanza de pagos . Como si fuera poco, a todo esto se le sumó una guerra de intereses que dejó el país en ruinas.

Es que a las falencias que mostraba De La Rúa para gobernar, se añadía su ausencia de cintura política para lograr acuerdos que le permitieran dar un poco más de "oxigeno" a la hora de buscar soluciones. A pocos meses del estallido social, con el país ya sumido en una profunda crisis económica y sin vicepresidente (Álvarez había renunciado a fines del 2000 por su mala gestión), se empezaban a suceder reuniones entre distintos sectores políticos, muy molestos con la gestión del ex Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

“O el presidente cambia o hay que cambiar al presidente" –dijo Eduardo Duhalde en la noche del 14 de Octubre del 2000 a sus allegados, entre ellos Carlos Ruckauf, gobernador de la provincia de Buenos Aires (que en esos momentos afrontaba una crisis financiara realmente severa) .

“Tenemos que hacer algo para que este muchacho gobierne o deje de gobernar", dijo Ruckauf sobre el presidente De la Rúa, según marca el libro El Golpe SA, escrito por Gabriel Jacobo, periodista de Editorial Perfil.

Sin embargo, no eran justamente de origen justicialista los únicos que   iban a poner palos en la rueda del entonces mandatario: fue su correligionario Raúl Alfonsín quien jugó también un papel crucial en su caída. Los dos radicales tenían diferencias desde antes que De La Rúa asuma al poder y las ocultaban muy bien, pero con el correr del tiempo y el aumento de dificultades durante su gobierno éstas se hicieron demasiado evidentes. Molestos por el mantenimiento de la convertibilidad y otras medidas, cada vez eran más políticos, incluso radicales, los que empezarían a soltarle la mano al ex Jefe de Estado.

Las elecciones legislativas de Octubre 2001 ayudaron para hacer visible la fragilidad política del entonces presidente, al ser aplastado por un peronismo que se impuso en 16 provincias, entre ellas Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe y no ser defendido por ningún miembro de su propio partido. Sin embargo, lo peor había sucedido en Agosto cuando sus candidatos habían sido derrotados en la interna radical por una lista encabezada por Rodolfo Terragno, su jefe de Gabinete hasta el 6 de octubre del 2000. Luego éste vence en Octubre y fue elegido senador pero realizó un discurso muy critico sobre la gestión De La Rúa principalmente la de su Ministro de economía, Domingo Cavallo, y el mantenimiento de la Convertibilidad.

En definitiva Duhalde resultó el gran ganador: fue elegido senador tras vencer por mas de 20 puntos a Alfonsín, el peronismo pasó a controlar el Congreso y el gobierno de De La Rúa entró en jaque. 

Ya con la certeza que el gobierno no daba para más, Alfonsín al frente del la UCR y Duhalde al frente del PJ sellaron un acuerdo tan intenso que buscaba acelerar la salida del presidente. Esto sería confirmado años mas tarde por, entre otros,  el mismo De La  Rúa: "Yo renuncié porque recibí una llamada del senador (Carlos) Maestro desde la casa de Alfonsín diciéndome que no veían otra solución que la renuncia".

Los estallidos sociales (manifestaciones de las cuales muchas eran impulsadas por el PJ) que se llevaron adelante el 19 de Diciembre de 2001 y prosiguieron el día siguiente por el inmenso malestar general de la sociedad argentina, producto de la crisis y fundamentalmente el corralito anunciado unos días antes, sumados a la presión de fuerzas políticas opositoras, la falta de apoyo de los propios y la incapacidad para cambiar la situación, fueron el detonante para que aquel 20 de Diciembre de 2001 Fernando De La Rúa renuncie a la presidencia de la Nación, lo que a su vez marcaría su retiro definitivo de la política hasta su muerte, el 9 de Julio de 2019.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario