Leído

ENFERMEDADES INTESTINALES

Más del 40% de los pacientes tuvo problemas al ir al baño en su trabajo

Jue, 14/05/2020 - 11:14pm
Enviado en:
Por Urgente24

El 19/05 es el Día Mundial de las Enfermedades Inflamatorias Intestinales (EII), y una de las iniciativas es difundir la Enfermedad de Crohn, la Colitis Ulcerosa y la Colitis Indeterminada. Se trata de enfermedades autoinmunes, crónicas inflamatorias del tracto gastrointestinal y sus principales características son, en muchos casos, motivo de vergüenza: frecuencia o urgencia evacuatoria, diarrea persistente, dolor abdominal, moco y/o sangrado en las heces, lesiones perianales, fiebre y/o vómitos.

“Si bien las EII aún no tienen cura definitiva, es fundamental la consulta precoz con el gastroenterólogo, dado que existen diferentes tratamientos destinados no sólo a reducir la severidad y duración de los síntomas, sino también a obtener la curación del intestino para evitar o retrasar recaídas o complicaciones y mejorar la calidad de vida del paciente actual y futura”, afirmó el Dr. Juan Andrés De Paula, presidente de GADECCU.
Contenido

Cada 19/05 se conmemora el Día Mundial de las Enfermedades Inflamatorias Intestinales (EII) para difundir sobre la Enfermedad de Crohn, Colitis Ulcerosa y la Colitis Indeterminada. Este año, la Fundación Mas Vida de Crohn & Colitis Ulcerosa, con el auspicio de la Sociedad Argentina de Gastroenterología (SAGE), el Grupo Argentino de Estudio de Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa (GADECCU) y la Federación Argentina de Gastroenterología (FAGE), se suma a la campaña  “Hacer que las EII funcionen”.

Es una propuesta de la Federación Europea de Asociaciones de Crohn y Colitis Ulcerosa (EFCCA por sus siglas en inglés), para crear conciencia sobre el impacto que las EII tienen en la vida profesional de una persona. La campaña podrá seguirse por redes sociales con los hashtags #HacerQueLasEIIFuncionen #DíaMundialEII2020 #WorldIBDday2020 #MakeIBDwork

“Motivados por los comentarios que recibimos el año pasado a raíz del caso de un empleado de Amazon.com/ en USA con la enfermedad de Crohn, quien demandó a la empresa por no poder ir al baño, realizamos una encuesta para conocer la situación de los pacientes en nuestro país. El resultado fue impactante: más del 40% de los pacientes con EII había tenido problemas de acceso al baño en su trabajo, aseguró la Lic. Luciana Escati Peñaloza, presidenta de la “Fundación Más Vida de Crohn & Colitis Ulcerosa”.

“Las EII son enfermedades autoinmunes, crónicas que causan inflamación del tracto gastrointestinal y los síntomas en muchos casos son motivo de pudor: frecuencia o urgencia evacuatoria, diarrea persistente por más de 4 semanas, dolor abdominal, moco y/o sangrado en las heces, lesiones perianales, pérdida de peso, fiebre y/o los vómitos, entre otros síntomas digestivos”, explicó el Dr. Julio Tenca, miembro del comité directivo de FAGE. 

Además, agregó: “lo importante es saber que su cronicidad radica en que los síntomas pueden persistir durante mucho tiempo, de ahí la importancia de saber y detectarlos para un diagnóstico temprano”.

“Creemos que con una mejor comprensión de la enfermedad y aplicando estrategias integrales que propicien un entorno de apoyo, podemos hacer que las EII funcionen. En este momento tan difícil en el que nos enfrentamos a la pandemia de COVID-19, hemos visto que las medidas de trabajo que han sido implementadas por muchas autoridades nacionales, como por ejemplo el teletrabajo u horarios de trabajo flexibles, pueden tener un beneficio positivo para toda la sociedad y en especial, podrían mantenerse o ser aplicadas a los pacientes con EII fuera de este contexto, siempre que su tipo de trabajo lo permita”, sostuvo la licenciada Escati Peñaloza.

Es clave eliminar factores de estrés y proporcionar condiciones más flexibles. Hay varias medidas que pueden ser tomadas en el lugar de trabajo a fin de promover una mayor inclusión de los trabajadores con EII. Entre ellas,

 **  permitir tiempo libre para citas médicas o tratamiento,

 **  acceso ilimitado al baño o

 **  situar el puesto de trabajo cerca del mismo.

La mayoría de las personas con EII se encuentran en edad laboral, lo que puede significar una preocupación extra respecto de su trabajo y sus perspectivas de empleo. Sin embargo, muchos de los pacientes quieren y son capaces de trabajar con éxito y cumplir con todo su potencial. Más del 50% de los pacientes aseguran haberse esforzado más en su trabajo para compensar cualquier deficiencia que pudiera provocar su enfermedad. 
La mayoría de las personas con EII se encuentran en edad laboral, lo que puede significar una preocupación extra respecto de su trabajo y sus perspectivas de empleo. Sin embargo, muchos de los pacientes quieren y son capaces de trabajar con éxito y cumplir con todo su potencial. Más del 50% de los pacientes aseguran haberse esforzado más en su trabajo para compensar cualquier deficiencia que pudiera provocar su enfermedad. 

El Dr. Juan Lasa, médico gastroenterólogo del Hospital Británico y CEMIC, tras la evaluación de los datos preliminares de una encuesta realizada por la Fundación Más Vida de Crohn & Colitis Ulcerosa y especialistas del Servicio de Gastroenterología del Hospital Británico, advirtió: “Aquellas personas con EII que se encuentran desempleadas, perciben con mayor frecuencia síntomas de dolor abdominal y urgencia defecatoria respecto de las que se encuentran trabajando activamente, jubilados o estudiantes”.

Enfermedades Inflamatorias Intestinales y COVID-19

Ante la pandemia de COVID-19, es importante despejar las dudas más frecuentes en torno a los pacientes con estas enfermedades y su situación en este contexto.

“El riesgo de contagio es similar a lo estimado para la población general -es decir, alto- pero no más alto cuando se los compara con personas sin EII”, explicó el Dr. Lasa. Incluso, las recomendaciones son las mismas que para el resto, e incluyen “lavado de manos frecuente, adoptar medidas de distanciamiento social, uso de cubreboca en la vía pública y la consulta precoz ante la presencia de fiebre y/o síntomas respiratorios”.

Sin embargo, sí se deben considerar pacientes de mayor riesgo a individuos con EII en tratamiento con corticoides, inmunosupresores y/o biológicos, malnutrición, edad de 65 años o más, necesidad de visitas frecuentes al hospital, enfermedades concomitantes como hipertensión arterial, diabetes, etc;  y embarazo.

El Dr. Pablo Lubrano, miembro de GADECCU y SAGE destacó la importancia de no suspender los tratamientos de la EII por temor al COVID-19. “Ello puede llevar a la recaída o a complicaciones difíciles de manejar en este contexto. Por lo tanto, ante temor o dudas, se debe consultar con su especialista antes de tomar decisiones apresuradas”. La consulta con un profesional es fundamental.

En este contexto, tanto la comunidad médica como los pacientes se han tenido que adaptar en poco tiempo a una situación sin precedentes.

"Surge la consulta a distancia o teleconsulta utilizando medios de comunicación como la llamada telefónica o la videollamada, o bien canales de comunicación que ya estaban siendo utilizados como el correo electrónico, entre otros. La telemedicina es una herramienta que puede ser de ayuda a la hora de evaluar evolución de los síntomas ante la instauración de un tratamiento”, manifestó el Dr. Lasa. 

“Creo que lo importante para aquellos que tienen que lidiar con un trastorno crónico y con las incertidumbres que se suscitan en tiempos como estos, es que sepan que no están solos y que tratamos, desde la comunidad sanitaria, de acompañarlos y asistirlos de la mejor manera, concluyó el especialista.

gastrointestinal