Leído

LOS ALPEROVICH

De Paulina a Florencia L., los fueros del Senado y la familia feliz

Vie, 22/11/2019 - 4:52pm
Enviado en:
Por Urgente24

El ex radical luego peronista, y más precisamente cristinista, José Alperovich, ex gobernador y actual senador nacional por Tucumán se encuentra en problemas. Ya no es la corrupción, denuncias que pudo sobrevolar, sino una gravísima denuncia de violación, agravada por el vínculo familiar y laboral. La familia Alperovich ya tiene experiencia en los escándalos mediáticos desde el caso de Paulina Lebbos, que apuntó a un hijo del político. En Twitter, #Alperovich lideró los Trend Topic en la Argentina.

Los Alperovich.
tmb1_los-alperovich-en-salta-779399-001313.jpg
Contenido

La política de fueros del Frente para Todos será puesta a prueba en el caso del senador nacional José Alperovich, de Tucumán, acusado por violación, cometida durante 2 años, por una sobrina y colaboradora, Florencia León.

El tema supone una enorme prueba de fuego para el FdT porque deberá decidir entre un hecho aberrante y la solidaridad partidaria, que prevaleció en el caso de Cristina Fernández de Kirchner por presunta corrupción.

Precisamente, CFK se apresta a asumir el 10/12 como presidente provisional del Senado, la Cámara legislativa en la que se desempeña Alperovich.

En Twitter fue muy interesante la evolución de la noticia porque, si bien hipermacristas como Lucho Bugallo, denunció que había silencio K, la periodista Cynthia García fue con los tapones de punta sobre Alperovich.

A Bugallo habría que recordarle que la primicia de la denuncia en Ciudad de Buenos Aires fue del canal C5N y en web de MinutoUno, ambos medios de comunicación cercanos al Frente de Todos. Por supuesto que en Tucumán ya lo había publicado el diario La Gaceta en su versión digital.

Alperovich dixit

Desde Miami (Florida, USA), donde se refugiò apenas conoció que habría una denuncia contra él, hace varios días, Alperovich decidió tuitear:

"He tomado conocimiento por los medios de las denuncias radicadas .Al respecto, deseo negar enfáticamente los hechos que denuncia. Cuento con numerosas pruebas y testigos que demuestran mi inocencia y  la verdad". 

"Ya he dado instrucciones a mis abogados para ponerme a disposición de la justicia para aclarar lo sucedido, pues es en ese ámbito dónde se debe dilucidar lo ocurrido".

"Por otra parte, informo que desde hace tiempo he sido víctima de amenazas y exigencias indebidas por parte de quién ahora se presenta falsamente como víctima y ya con anterioridad promoví la denuncia y la investigación pertinente ante la justicia". 

"Todos saben quién soy. Llevo años desarrollando una honorable actuación pública, sin cuestionamientos algunos. Pues enfrentaré este embate con la esperanza de que la justicia ponga las cosas en su lugar y se demuestre quién es quién y queden al descubierto los oscuros designios que guían el accionar de la denunciante". 

Jejeje. Todos conocemos quién es Alperovich. Es lo que le da más veracidad a la denuncia de Florencia León.

En este caso, obviamente se hace referencia al 'caso Lebbos':

Paulina Lebbos, estudiante de Comunicación, fue desaparecida el 26/02/2006. El 11/03/2006 fue encontrado el cuerpo, a la vera de la ruta 341 a la altura de Tapia, a 30 km de San Miguel de Tucumán.

El comisario de Raco, Enrique García, se encargó de las primeras actuaciones, mientras que Rubén Brito, jefe de la Unidad Regional Norte, se comunicó con sus superiores en la fuerza. Recién se notificó a la Fiscalía a las 18:00 y Alberto Lebbos fue llamado a las 20:00 para reconocer el cadáver. 

Roberto Luis Gómez fue el único imputado como autor material del asesinato, a partir del informe de una empresa de telefonía celular que identificó el chip del acusado en el teléfono de Paulina horas después de su desaparición.

Los 5 imputados por encubrimiento fueron Eduardo di Lella (ex secretario de Seguridad), Hugo Sánchez (ex jefe de Policía), Nicolás Barrera (ex subjefe de la fuerza), Héctor Brito (ex jefe de la Unidad Regional Norte) y Waldino Rodríguez (ex policía de Raco).

En el pedido de elevación, el fiscal Diego López Ávila consideró que tanto di Lella como los comisarios Hugo Sánchez y Nicolás Barrera (ex jefe y ex subjefe de Policía en 2006, respectivamente) y Rubén Brito (jefe de la Unidad Regional Norte en 2006) fueron participes de encubrimiento.

En diciembre de 2013, Enrique García, Manuel Yapura y Roberto Lencina (comisario y policías de Raco en 2006) fueron condenados por encubrimiento agravado. Durante el proceso, los ex policías declararon que Barrera y Brito habían dado la orden de falsificar las actas.

La hipótesis que apuntaba a los “hijos del poder” fue desestimada por la fiscalía desde la etapa de instrucción.  Esto quiere decir que Gabriel Alperovich, hijo mayor de Alperovich, logró zafar de quienes lo apuntaban.

Durante el juicio también se denunció por homicidio a Cesar Soto, ex pareja de Paulina, y a Sergio Kaleñuk (hijo del secretario privado del ex gobernador José Alperovich), quien incurrió en numerosas contradicciones durante el juicio tras identificar su celular en la misma zona donde ocurrió el femicidio de Paulina.

Según las pericias, el 26/02/2006 se registraron varias llamadas de Kaleñuk con el secretario Di Lella y el subjefe policial Barrera, además de la custodia de Alperovich.

Días después de la desaparición y asesinato de Paulina Lebbos, el ex gobernador José Alperovich manifestó públicamente que “estamos cerca de encontrar al verdadero asesino”, aunque luego el fiscal Carlos Albaca, empiojó todo lo que no había logrado empiojar su antecesor, Alejandro Noguera, quien fue apartado de la causa luego de haber sido fotografiado saliendo de la casa del entonces gobernador José Alperovich.

Durante 13 años Albaca mantuvo la causa paralizada, abriendo ocho hipótesis distintas y sin profundizar la investigación en ninguna. En diciembre de 2013, Albaca puso en duda que Paulina hubiese sido asesinado y apuntó contra la víctima.

Acorralado por los pedidos de juicio político, Albaca presentó su renuncia para acogerse a la jubilación con el 82% móvil, y Alperovich lo 

Citado a declarar como testigo de la causa y amparado en los fueros de su cargo, Alperovich respondió por escrito las preguntas de la querella.