Memoria

LÍNEA C

Cuando los españoles fueron más eficientes que los ingleses

La línea C es 1 de las 6 líneas del tren subterráneo de la Ciudad de Buenos Aires. Su recorrido va desde la estación Retiro hasta la estación Constitución, ambas junto a las estaciones ferroviarias de igual nombre. Fue inaugurada el 09/11/1934, y era la 3ra. línea de la red pero la 1ra. de trazado transversal. También fue una interesante demostración que los españoles le podían ganar a los ingleses.

La red ferroviaria argentina ha sido vinculada históricamente a los ingleses. Sin embargo, la línea C quizás sea una excepción: aquel tren subterráneo porteño demuestra que los españoles hicieron lo que los ingleses no concretaron.

A comienzos del Siglo 20, la Compañía de Tranvías Anglo Argentina (CTAA) controlaba el 80% de la red tranviaria de Buenos Aires, que era la más grande del mundo, con más de 2.000 coches, 240 millones de pasajeros anuales y un ingreso de más de 25 millones de pesos al año (y aquel peso no es el peso de 2020... ). 

Además, poseía la única línea de trenes subterráneos de la Ciudad (1ra. en Latinoamérica) que corría entre Plaza de Mayo y Plaza Once (tramo inaugurado el 01/12/1913), que en 1914 se extendió hasta el barrio de Caballito.

En 1912 el Congreso Nacional otorgó nuevas concesiones a la empresa Lacroze, que competía con la CTAA, para construir un tren subterráneo desde la intersección de las Avenidas Alem y Corrientes hasta la estación cabecera del Ferrocarril Central, a través de un túnel de 8,7 km. Pero el necesario convenio financiero recién se concretó en Nueva York (USA), en diciembre de 1927.

Así que el negocio de CTAA no estaba amenazado. Desde junio de 1915, la CTAA inició un servicio de "Premetro" desde la Estación Primera Junta, que salían a la superficie por la rampa de Avenida Rivadavia y Emilio Mitre para seguir con pasajeros hasta Lacarra y Rivadavia en el barrio de Floresta.

Luego de la 1ra. Guerra Mundial, el tranvía era el principal medio de transporte urbano en Buenos Aires y llegaba hasta Quilmes, Temperley, Olivos, San Martín y Campo de Mayo.

Pero hubo un choque político porque la CTAA intentó obtener un aumento de las tarifas. 

Sin embargo, el Consejo Deliberante ya tenía una gran presencia del Partido Socialista, que quería detener la influencia de la CTAA en los contratos del Gobierno local.

El 20/08/1922 comenzó a circular una línea de ómnibus propiedad de un tal Sandalio Salas, autotransporte que resultó muy rentable, lo que provocó la solicitud de más concesiones. Hacia 1927 ya era una sólida competencia de la red tranviaria de la CTAA.

En septiembre de 1928 ocurrió otro hito: los taximetreros de la plazoleta de Rivadavia y Lacarra comenzaron a ofrecer a viva voz un viaje compartido hasta Caballito por 20 centavos (20% de lo que hubiese costado ese viaje si fuese una sola persona) y a Flores, por 10 centavos. Así nació el colectivo, en viaje hacia Primera Junta. Pequeñas empresas, muy flexibles, novedosa propuesta casi cooperativa.

Pero a mediados de 1930 ocurrió un hecho importante para esta historia: por Ordenanza Municipal Nº 4.070 se concesionó a la Compañía Anónima de Proyectos y Construcciones de Madrid (CAPYC) la construcción de una red de 4 líneas que, con algunas modificaciones serían las posteriores “C”, “D” y “E” de la red de trenes subterráneos de Buenos Aires. 

En verdad, la construcción de la la Línea C del tren subterráneo había sido encargada a la CTAA, que comenzó las obras pero por diferentes motivos se suspendieron los trabajos. La CTAA tenía a su favor la propiedad de la línea A.

Pero la relación entre la Ciudad y la CTAA ya no era la de antes, y las finanzas globales de CTAA fueron impactadas por la Gran Depresión.

En definitiva, la contratación de sustitución fue a favor de la española Compañía Hispano Argentina de Obras Públicas y Finanzas (CHADOPyF), que terminaría las obras de la Línea C: 9 estaciones y casi 4 kilómetros y medio, aunque el 1er. tramo vinculó la estación Constitución, cabecera del Ferrocarril General Roca, y la avenida Diagonal Norte.

La CHADOPyF había recibido la aprobación del Concejo Deliberante el 30/07/1930 para la construcción de su propia red de subterráneos, superpuesta al proyecto que la CTAA tenía desde hacía décadas, y que fue cancelado.

Con sede en Madrid (España), la CHADOPyF era presidida por Rafael Benjumea y Burín, conde de Guadalhorce, y la financiación la obtenía mediante la emisión de debentures (cédulas de ahorro), que había vendido entre inmigrantes españoles en Buenos Aires.

La construcción comenzó el 24/04/1933.

El 24 de abril de 1933 la empresa iniciaba la construcción de su "Línea 1" (hoy Línea C) en Plaza Constitución.

El 1er. tramo de la Línea C se inauguró el 09/11/1934, con la presencia del entonces presidente Agustín P. Justo. 

Los coches Siemens-Orenstein & Kruppel fueron el material rodante hasta que fueron reemplazados por coches japoneses Hitachi-Nippon Sharyo en 2007, a su vez desde 2018 reemplazados por los CNR-Citic 200.

El tramo completo, hasta Retiro, cabecera del Ferrocarril Bartolomé Mitre, ocurriría el 06/02/1936.

Como detalle artístico, CHADOPyF instaló en las estaciones decoraciones de azulejos y cerámicas con imágenes. En el caso de la línea C, las mayólicas originales representan paisajes de España, importadas desde el otro lado del Atlántico.

En febrero de 1939 se creó, en el marco del Tratado Roca-Runciman, la Corporación de Transportes de la Ciudad de Buenos Aires (CTCBA), de capital mixto, que se quedó con el control de los tranvías, subterráneos y las primeras líneas de colectivos. En la sociedad mixta, la participación privada era la CTAA.

Pero la CTCBA otorgó la gestión de la Línea C a los españoles. 

En 1952 quebró la CTCBA, sustituida por la Administración General de Transportes de Buenos Aires (AGTBA), que dependía del Ministerio de Transporte de la Nación. AGTBA comenzó a desprenderse de todos los sistemas de transporte, salvo del subterráneo.

Al liquidarse en 1963, nació Subterráneos de Buenos Aires, que en 1977 devino en una Sociedad del Estado, cuyo paquete accionario fue de la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires en 1979, hoy Gobierno de la Ciudad Autónom a de Buenos Aires.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario