Leído

YOSHIYAHU YOSEF PINTO

El curioso rabino kabalístico que asesoró (mal)

Dom, 27/09/2020 - 3:47pm
Enviado en:
Por Urgente24

El diario Haaretz tiene mala relación con Eduardo Elsztain. El tropiezo legal que sufrió el grupo IDB, del que participa el empresario argentino, fue utilizado para darle duro. Ahora bien, es necesario señalar que es un fallo de 1ra. instancia sobre una cuestión comercial, y que habrá instancias superiores consecuencia de apelaciones y negociaciones. Luego, IRSA Argentina sostiene que no hay impacto patrimonial negativo en los acontecimientos israelíes toda vez que su participación ya se encuentra amortizada, en forma independiente de los sucesos en Medio Oriente. En tanto ida y vuelta, a Urgente24 le llamó la atención, sin embargo, la mención de Haaretz acerca de un rabino muy famoso como consultor de Elsztain. De acuerdo a fuentes israelíes, sin embargo, se insistió en que la relación del empresario argentino es con el padre de Yoshiyahu Yosef Pinto y no con su hijo. Pero Urgente24 tampoco puede entrar en esos detalles sino que es apasionante lo del mencionado Pinto porque hoy día es la autoridad rabínica en Marruecos.

Yoshiyahu Yosef Pinto
rabino_preso.jpg
El rabino Yoshiyahu Yosef Pinto, fundador del seminario rabínico (yeshiva) “Shuva Israel”, ingresando a la prisión de Nitzan el 16/02/2016, para cumplir su año de prisión.
Contenido

“Según se informa, (Eduardo) Elsztain tomó su decisión de comprar el IDB basándose en una promesa del rabino Yoshiyahu Yosef Pinto de que cualquier inversionista en Israel obtendría un retorno de 2 o 3 veces su dinero. Ciertamente, ese no ha sido el caso del grupo IDB. Entre sus mayores participaciones, la capitalización de mercado de Cellcom se ha desplomado un 73% en los cinco años desde que Elstzain tomó el control. Elon Electronic Industries ha disminuido un 72% en valor, las inversiones con descuento en un 63% y Clal Insurance en un 11%. Las propiedades inmobiliarias del IDB han tenido un mejor desempeño, con el valor de Bayside aumentando un 11% y el de Property & Building en un 55%, pero han tenido un desempeño inferior en relación con otras compañías inmobiliarias de Israel”, 
diario Haaretz, tradicional enemigo de Elsztain.

 

Yoshiyahu Yosef Pinto es un rabino ortodoxo israelí - marroquí que dirige una organización mundial llamada Mosdot Shuva Israel. Con base en Ashdod y Nueva York, es un cabalista. La revista de negocios Globes lo nombró en 2012 como uno de los diez rabinos más ricos de Israel. 

Como parte de una serie de problemas legales, se declaró culpable en septiembre de 2014 de sobornar a un oficial de policía israelí de alto rango. Fue condenado el 12/05/2015 a 1 año de prisión y al pago de una multa. Después de su liberación, se convirtió en el Gran Rabino de Marruecos en 2019.

Pinto tiene conexiones en la comunidad de bienes raíces en Nueva York, que comanda Donald Trump.

Pero las conexiones de Pinto, según Wikipedia, son Ilan Bracha (Metropolitan Real Estate Investors) y Douglas Elliman (Prudential). 

Entre sus seguidores se encuentran Jay Schottenstein (American Eagle Outfitters) y Jacky Ben-Zaken (conocido como propietario del club de fútbol de la Premier League israelí FC Ashdod). 

Pinto es una mezcla de gurú y un Rebe jasídico y místico cabalista, fascinado por los elementos esotéricos de la tradición judía. 

Él es hombre de consulta de destacados empresarios israelíes-estadounidenses. Pero también no judíos prominentes incluyendo el político neoyorkino Michael Grimm y el jugador de National Basketball Association, LeBron James. 

Pinto es llamado el "rabino de las estrellas de negocios".

Pinto había sido nexo de Elzstain cuando compró el Lipstick Building de Manhattan (donde tuvo oficinas Bernard Madoff), edificio del que hace unas semanas tuvo que ceder su administración cuando no pudo hacer frente al pago del alquiler del terreno: IRSA es dueña de la propiedad, pero no de la tierra. 

IRSA tuvo que desprenderse de la totalidad de la torre Bouchard 710 a cambio de US$ 87,2 millones. Quizás se la quede Dow. 

Escándalos

En septiembre de 2011, el suegro de Pinto, el rabino de Argentina, Shlomo Ben Hamo, se retractó de las acusaciones de lavado de dinero contra Pinto en el Tribunal de Distrito de Jerusalén. 

Se reportó que Debora Pinto había sido puesta en la lista de vigilancia de Hospital Barzilai de Ashkelon, luego que intentara suicidarse.

Según los términos del acuerdo, Pinto debía pagar 2 departamentos comprados por su suegro, en el complejo de viviendas Gold en Jerusalén, con fondos que se obtuvieron de Pinto. 

En octubre de 2012 se informó que Pinto estaba bajo investigación por lavado de dinero. Fue puesto en libertad bajo fianza y bajo arresto domiciliario por un intento de soborno de un oficial de policía israelí. 

En septiembre de 2014, Pinto fue acusado de intentar sobornar al oficial Ephraim Bracha en un intento de obtener información sobre una investigación de las actividades financieras de Hazon Yeshaya, un organización benéfica que dirige Pinto. 

Según el diario Haaretz, varios miembros de la organización de caridad Hazon Yeshaya robaron gran cantidad de los alimentos donados para el comedor popular y los vendieron por “decenas de millones de dólares”. 

La organización de caridad administraba un enorme comedor popular y una red de voluntarios en Jerusalén, y fue cerrada en 2012 bajo presuntas sospechas de fraude. 

Bracha había informado del intento de soborno a su superior, el mayor general Yoav Segalovich, quien le ordenó que fingiera aceptar el soborno. 

Pinto se declaró culpable de sobornar a Bracha, quien se suicidó en julio de 2015, consecuencia de una campaña de difamación en su contra. 

Pinto fue sentenciado a 1 año de prisión y salió en libertad en enero de 2017. Entonces se marchó como Gran Rabino de Marruecos.

Pinto juró en la sinagoga principal de Casablanca en una ceremonia a la que asistieron cientos de personas, incluidos representantes de la monarquía marroquí.

Un argentino en Tel Aviv

En el caso de Eduardo Elsztain, el tribunal de Distrito de Tel Aviv ordenó un proceso de liquidación de la sociedad IDB (cuya controlante es la compañía IRSA) por presunta insolvencia, y designó al abogado Ofir Naor como administrador de la compañía.

Es una acción, que será apelada, resultado de la solicitud de tenedores de obligaciones garantizadas con el 70% de la acciones de Discount Investment Corporation y el 5% de las acciones de Clal (ambas empresas del grupo IDB. Hay síndicos temporales designados.

Elsztain ingresó a IDB en mayo de 2014, en sociedad con Motti Ben Moshe, como parte de un acuerdo de deuda. Más tarde, Elsztain adquirió las acciones de Ben Moshe y así devino, como controlante de IDB, de propietario de Cellcom Israel (el mayor proveedor de telefonía móvil del país), Shufersal (la mayor cadena de supermercados) y Clal Insurance (una de las más grandes aseguradoras y gestoras de activos). 

Entre los activos de IDB están desde el edificio sede del JP Morgan en Manhattan; hasta el casino Tívoli, de Las Vegas.

Existiendo todo esto en riesgo, es imposible especular con una 'cosa juzgada' y habrá que seguir un asunto que tendrá nuevos capítulos, no habría que descartar alguno favorable a Elsztain también.