Leído

JEFE DE LA OMS

Quién es Tedros Adhanom, el líder más influyente y polémico del mundo hoy

Mar, 19/05/2020 - 2:57pm
Enviado en:
Por Urgente24

Al etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus le toca estar a cargo de la Organización Mundial de la Salud en el momento más crítico para la humanidad. La muerte de su hermano a los 5 años por una enfermedad que se podría haber prevenido (se cree que sarampión) marcó el rumbo de su vida. Biólogo con un máster en inmunologia de las enfermedades infecciosas, sus partidarios lo consideran un héroe que reformó el sistema de salud de su país, salvando miles de vidas. Sus críticos lo ven como un amigo de Xi Jinping que ya siendo ministro de Salud de Etiopía, tenía la "costumbre" de tapar brotes epidémicos, particularmente el cólera.

El puesto más difícil en este 2020 del COVID-19 lo ocupa el etíope Tedros. /Foto:CHRISTOPHER BLACK / WORLD HEALTH ORGANIZATION / AFP
Contenido

Oriundo de Asmara, Eritrea, el etíope Tedros Adhanom Ghebreyesus, de 55 añosocupa quizás el sillón más caliente en el mundo hoy: dirige la Organización Mundial de la Salud, muy cuestionada por su accionar durante la pandemia del coronavirus, que aún -por otro lado- no está terminada.

Los críticos acusan a la OMS de haber sido condescendiente con el gobierno chino y de haber demorado demasiado en declarar el estado de emergencia global. Algunos líderes mundiales acusan a Tedros de haber demorado en la declaración en parte respondiendo a preocupaciones de China al respecto.

¿Cómo llegó Tedros a estar en esa posición?

En 2016, el gobierno de Hailemariam Desalegne (ex primer ministro de Etiopía), lo propuso como candidato a liderar la Organización con el aval de la Unión Afrciana. En ese momento, Tedros era el ministro de Relaciones Exteriores de Etiopía (previamente había sido ministro de Salud por 7 años).

"En la soledad de su despacho, en Ginebra, Tedros Adhanom Ghebreyesus habrá deseado alguna vez, en estos meses turbulentos, desandar el camino que le convirtió, en julio de 2017, en el octavo director general de la Organización Mundial de la Salud", escribió Lola Galán en el diario El País. "No ha debido de ser fácil para este exministro etíope de 55 años, acostumbrado a ejercer el poder en el confortable marco de Gobiernos autoritarios, ver cómo se cuestionan sus actos. Se le reprocha, sobre todo, haberse plegado a los intereses de China, país cuya 'transparencia' alabó, cuando eran ya conocidas las presiones sufridas por los médicos que lanzaron la alarma inicial y el retraso (hasta el 20 de enero) de las autoridades de Beijing en comunicar el dato clave de que la enfermedad se transmitía de persona a persona", escribió Galán.

Sabemos que fueron sus reconocidos logros a cargo del ministerio de Salud de Etiopía los que lo posicionaron donde está ahora, sabemos también que estos logros los hizo trabajando en nombre de un gobierno autoritario, muy cuestionado en materia de derechos humanos, y existe la sospecha, por último, de que su nombramiento tuvo que contar con el aval chino -un favor que, bajo la peor de las acusaciones, Tedros habría "devuelto" condicionando sus movimientos con respecto al COVID-19 a la aprobación o no del Partido Comunista Chino-.

¿Qué más sabemos sobre él?

Tedros decidió estudiar Biología y realizar una maestría en Inmunología de enfermedades infecciosas en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres a partir de un hecho que marcó su vida: a los 5 años, su hermano murió por una enfermedad que él consideró que se podría haber prevenido en caso de haber tenido un adecuado acceso a cobertura médica.

Según afirmó en una entrevista a la revista Time, se dio cuenta más adelante de que el sarampión había sido la causa.

Tedros recordó a su hermano fallecido durante su discurso previo a la votación donde fue elegido presidente de la OMS:

"Ese niño podría haber sido yo, es pura suerte que yo esté aquí", recalcó.

En el año 2000, concluyó un doctorado en la Universidad de Nottingham con una tesis sobre los efectos de las represas en la transmisión de la malaria en el norte de Etiopía. Su investigación fue publicada en el British Medical Journal y le valió el reconocimiento de "Joven investigador del año", otorgado por la Sociedad Norteamericana de Medicina Tropical e Higiene.

En 2005 se convirtió en ministro de Salud de su país, puesto que luego lo lanzaría a dirigir la Organización Mundial de la Salud.

"Su carrera se inició como funcionario en el Ministerio de Salud del Derg, la junta militar marxista-leninista que gobernó Etiopía desde 1974 a 1987. Vivió los 2 últimos años de la dictadura de Mengistu Haile Mariam, y debido a su juventud, no estuvo involucrado en las atrocidades del Régimen, un hecho que ha maquillado en beneficio de su porvenir", escribió Gonzalo Aguirregomezcorta en Yahoo News

"Brillante a la hora de encontrar financiación e inversores, así como en las relaciones públicas, el flujo económico que recibió de diversas organizaciones y países le llevó a encabezar importantes mejoras en el acceso a la atención básica de la salud y colocó el sistema en un pedestal que fue la envidia de África. En sus primeros 3 años construyó 4 mil centros de salud, formó a 30 mil sanitarios, contribuyó al descenso del 30% en mortalidad infantil, defendió el derecho al aborto, combatió con éxito la tuberculosis, la malaria (aunque se le atribuyen muchos errores en su gestión) y el SIDA", explica el artículo.

Sin embargo, "su currículum tiene una mancha imopsible de eliminar, (....) fue acusado de restar importancia a una serie de brotes de cólera con el fin de salvaguardar su reputación ante inversores del calibre de USA, Reino Unido y la Fundación Bill y Melinda Gates. A Tredos se le acusó de ser incapaz de controlar la enfermedad y de minimizar los contagios al catalogarlos como 'diarreas'."

En 2016, su candidatura a la OMS causó controversia por tratarse de la propuesta de un gobierno con acusaciones de prácticas autoritarias y por la acusación particular contra Adhanom sobre haber ocultado epidemias de cólera durante su mandato como ministro de Salud.

Por otro lado, diversos partidos etíopes rechazaron la candidatura debido a su carrera en el Frente de Liberación Popular de Tigray, de ideología marxista. Sin embargo, Adhanom rechazó la acusación y respondió con sus logros a cargo del sistema de salud de su país.

"La transformación que encabezó como Ministro de Salud de Etiopía permitió mejorar el acceso de millones de personas a la atención de salud. Bajo su liderazgo, Etiopía invirtió en infraestructuras sanitarias esenciales, amplió su personal de salud y puso en marcha mecanismos innovadores de financiación sanitaria", dice la página de la OMS.

Cuando asumió el cargo de la OMS, en julio de 2017, Tedros destacó 5 prioridades fundamentales: la cobertura sanitaria universal; las emergencias sanitarias; la salud de la mujer, el niño y el adolescente; los efectos del cambio climático y ambiental en la salud; y la transformación de la OMS. Poco sabía en ese momento que 2 años y medio después se encontraría teniendo que contener una pandemia mundial sin precedentes.