Leído

FUE CLAVE EN LA LUCHA ANTITERRORISTA

La pesadilla de Saad al-Jabri: en el exilio y con sus hijos presos para obligarlo a volver a "casa"

Mie, 22/07/2020 - 11:57pm
Enviado en:
Por Urgente24

Saad al-Jabri fue el contacto antiterrorista más cercano de USA en el mundo árabe durante más de 15 años, comenzando después de los ataques del 11 de septiembre. Funcionarios clave del aparato de inteligencia de Arabia Saudí por un largo periodo, su situación cambió cuando su jefe su, el ex príncipe heredero y ministro de Interior Mohamed bin Nayef se vio obligado a renunciar a su cargo por su primo, Mohammed bin Salman, quien luego asumió el cargo de príncipe heredero. Desde entonces al-Jabri es una víctima más de la campaña de intimidación del futuro rey Mohamed bin Salman, conocido por perseguir opositores, y no dudó en exiliarse en Canadá, donde se encuentra radicado actualmente. En el último marzo, las autoridades saudíes detuvieron a dos de sus hijos, quienes desde entonces no han visto ni a un juez ni a un abogado. Hay presión para su retorno a Arabia Saudita.

La pesadilla de Saad al-Jabri: en el exilio y con sus hijos presos para obligarlo a volver a "casa"
Contenido

Saad al-Jabri fue el contacto antiterrorista más cercano de los Estados Unidos en el mundo árabe durante más de 15 años, comenzando después de los ataques del 11 de septiembre. Durante un largo periodo, fue uno de los funcionarios clave del aparato de inteligencia de Arabia Saudita e interlocutor fiable de otras agencias de espionaje occidentales, como las de Reino Unido y Canadá.

Todo esto sucedía cuando era la mano derecha el guardián del Príncipe Mohammed bin Nayef, a quien se le atribuyó ampliamente la derrota de la insurgencia de al-Qaeda en la década de 2000. En esa lucha contra el reconocido terrorista, el papel de al-Jabri fue muy importante. 

Pero en 2017, su situación cambió considerablemente. Es que ese año su jefe se vio obligado a renunciar a su cargo por su primo, Mohammed bin Salman, quien luego asumió el cargo de príncipe heredero. El príncipe depuesto (bin Nayef) hoy está bajo arresto, sus bienes incautados y aquellos que trabajaron para él han sido removidos de sus cargos, informa la BBC.

Claro que uno de ellos era justamente al-Jabri, que como acérrimo opositor al régimen de bin Salman sabía que debía huir del país. Y así lo hizo: antes que finalizara aquel 2017, huyó a Canadá , dónde continúa radicado hoy en día.

Pedido de captura y sospechas de corrupción

Al poco tiempo de su huida, las autoridades saudíes solicitaron el arresto de al-Jabri,  emitieron solicitudes de extradición y avisos de Interpol. Según el Wall Street Journal (WSJ), los funcionarios saudíes señalaron que se lo busca por fondos faltantes que supuestamente fueron "mal utilizados" durante su tiempo en el ministerio del Interior.

Posteriormente, la organización de policía internacional retiró el aviso y aceptó el argumento del al-Jabri de que era un "opositor político" del Príncipe Mohammed.

Los partidarios de al-Jabri no niegan el movimiento de fondos, pero dijeron que el sistema funcionaba como de costumbre en Arabia Saudita y se hizo con la bendición de su patrón, el entonces príncipe heredero Mohammed bin Nayef.

Su familia argumenta que el gobierno saudí lo quiere de regreso porque conoce los secretos de la familia real, y que el príncipe heredero Mohammed bin Salman tiene una venganza personal contra él debido a un desacuerdo sobre la política del país en Yemen y otras disputas.

Detención de sus hijos

Los hijos de Jabri, Omar y Sarah, se quedaron atrás cuando su padre salió de Arabia Saudita porque estaban esperando visas de educación de Estados Unidos. Una vez que los obtuvieron, los agentes de seguridad detuvieron a Sarah en el aeropuerto, y luego se le prohibió a Omar irse, según las personas cercanas al Sr. Jabri. 

En marzo de este año, Omar y Sarah fueron arrestados días después de que Omar se reuniera con un ex funcionario de inteligencia occidental en Riad. Los investigadores sauditas dijeron que Omar admitió que el funcionario le informó sobre un plan para ayudarlo a él y a su hermana a escapar del país.

Por su parte, una persona familiarizada con la reunión cuestionó esa cuenta y dijo que el ex espía se encontró con Omar para pasarle un regalo de cumpleaños a Sarah de sus padres.

De acuerdo al WSJ, están recluidos en una villa para prisioneros VIP dentro de un complejo penitenciario en Riad. 

"Omar y Sarah fueron secuestrados al amanecer del 16 de marzo y unos 50 oficiales de seguridad del estado los sacaron de sus camas y llegaron en 20 autos",detalló su hermano, Khalid al-Jabri para la BBC. También denunció que no se han presentado cargos ni se han ofrecido razones a la familia para su arresto.

Según él, sus hermanos están detenidos como moneda de cambio en un intento de obligar a su padre a regresar a Arabia Saudita, donde teme enfrentar un arresto y encarcelamiento inmediatos. 

Con respecto a estas acusaciones realizadas por la familia de al-Jabri, las autoridades saudíes aun no se han expresado.

En definitiva, en la familia creen que Saad está sufriendo una creciente campaña de intimidación para que retorne al reino, con los mismos métodos que han sufrido otros príncipes rebeldes y disidentes.