Leído

AUTOS DE ALTA GAMA, MANSIONES Y RELOJES DE LUJO

La ostentosa vida de Teddy Obiang que da la espalda a la miseria en la que se hunde Guinea Ecuatorial

Dom, 01/12/2019 - 7:44pm
Enviado en:
Por Urgente24

El hijo del dictador de Guinea Ecuatorial, Teddy Obiang, se caracteriza por mostrarle al mundo via Instagram la buena vida a la que accede con sus millones, sin parecer importarle las acusaciones en su contra por corrupción y malversación de fondos, ni la situación social por la que pasa el país africano.

Teddy Obiang, el vicepresidente de Guinea Ecuatorial que ostenta una vida de lujo mientras enfrenta acusaciones de corrupción
Contenido

Instagram es la ventana a la lujosa vidad de Teddy Obiang y de los placeres que le dan su dinero, a pesar de que la justicia lo esté investigando por presuntos casos de corrupción.

Teodoro Nguema Obiang Mangue, nació en Acocan, una pequeña localidad en el este de la parte continental de Guinea Ecuatorial, un 25 de junio de 1968, justo un año después de que Guinea Ecuatorial proclamara su independencia. 

Es el hijo de Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, el presidente de Guinea Ecuatorial, con su primera esposa, Constancia Mangue Nsue Okomo.

A los diez años su padre, militar de carrera del clan esangui, accedió al poder a través de un golpe de Estado en 1979 y continúa hoy en ese mismo cargo cuarenta años después. 

De esta manera Teodorín, como lo apodan, creció en un ambiente caracterizado por poder impune y acceso al dinero fácil. 

Realizó sus estudios en Pepperdine University en Malibú, California, donde se recibió a pesar de asistir sólo cinco meses, ya que prefería los viajes a Hollywood y Río de Janeiro, y por ese entonces ya eran famosas sus escapadas de derroche y diversión. 

Con mucha suerte, a fines del siglo pasado, logró que su padre lo incorporara al poder ejerciendo dos años como ministro de Agricultura y Bosques de Guinea Ecuatorial, puesto en el que cobraba 3.200 euros al mes.

En e año 2012 logró ascender al cargo de segundo vicepresidente de Guinea Ecuatorial y en junio de 2016 asumió como primer vicepresidente.

Actualmente, sigue en el cargo de vicepresidente y a partir del 2018 le sumó el cargo como general de división de las Fuerzas Armadas terrestres del país, encargándose de la defensa y seguridad del estado. 

El gobierno dictatorial de su padre y luego las ventajas como funcionario de estado lo llevaron a el fácil acceso de dinero que derivó en fortunas, placeres, lujos y ostentación de sus posesiones en las redes sociales. 

Desde hace unos años, el niño rico utiliza Instagram para hacerle conocer al mundo su vida llena de placeres materiales. 

En una posteo del 14 de julio de este año, se lo ve junto a dos dos hombres que atienden  mientras él descansa en una local de ropa, con servicio de té a su alcance. 

Un mes después otra foto que sube a la red social lo muestra saludando a la cámara desde un bote frente a la costa de Capri.

Muchas imágenes más decoran el perfil del vicepresidente guineoecuatoriano, publicaciones que lo dejaron expuesto en las redes sociales y que lo llevaron a investigaciones por corrupción en tres países durante la última década y negó haber actuado mal en cada caso.

En 2014, Obiang llegó a un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos y aceptó renunciar a más de US$30 millones en activos, incluida una mansión en la cima de una colina en Malibú, California.

El mismo año, el entonces fiscal general adjunto de EE.UU., Leslie R. Caldwell declaró que Teddy “saqueó descaradamente a su gobierno y sacudió a las empresas de su país para mantener su lujoso estilo de vida, mientras que muchos de sus conciudadanos vivían en la pobreza extrema”.

El vicepresidente de Guinea Ecuatorial también recibió una denuncia por corrupción y blanqueo de dinero presentada ante la justicia francesa por las ONG Sherpa y Transparencia Internacional.

El tribunal de París lo condenó por malversación de fondos, ordenó la incautación de más de 100 millones de euros (US$110 millones) de activos, incluida una mansión cerca de los Campos Elíseos. 

El año pasado, cuando las autoridades brasileñas detuvieron a Teddy en un aeropuerto, donde habían incautaron 20 relojes por un valor de US$15 millones y más de US$1,4 millones en efectivo, devolviéndole US$10.000, la cantidad máxima de efectivo que se puede ingresar a Brasil sin declarar. 

Según informó Globo.com, la embajada de Guinea Ecuatorial en Brasil dijo que los relojes eran para uso personal y que el efectivo se usaría en un viaje posterior a Singapur.

En el mes de septiembre de este año Suiza, como parte de un acuerdo, subastó autos de alta gama por 27 millones de dólares, entre los que se encontraban Bugatti Veyron, un Rolls-Royce Phantom, un Lamborghini Veneno y un Koenigsegg One, según registros judiciales y de subastas.

Por su parte las autoridades de Guinea Ecuatorial argumentaron que los autos pertenecían a una empresa estatal.

Paralelamente a todos los gastos de Obiang, en los últimos años, Guinea Ecuatorial solicitó un préstamo de US$700 millones al Fondo Monetario Internacional para fortalecer su moneda, llegó a un acuerdo financiero de tres años con el FMI. 

A pesar de su riqueza en recursos naturales por el petróleo en 1996, Guinea Ecuatorial ocupa la posición 141 en el Índice de Desarrollo Humano, de un total de 189 países, puntuación que representa la brecha más amplia a nivel mundial entre riqueza y desarrollo humano per cápita.

Según un informe Anual sobre Guinea Ecuatorial de Unicef del año 2017, más de la mitad de los niños menores de 5 años no tienen de acceso a una alimentación adecuada, y aproximadamente el 9% de los niños de ese grupo de edad mueren. 

Además, la esperanza de vida es de 58 años según indica el Banco Mundial. 

Frente a esta situación por la que atraviesa el país y las acusaciones en su contra  por corrupción y malversación de fondos, Teodorín parece ser indiferente ya que continúa ventilado su intimidad rodeada de lujos en la red social de las fotografías.